Inicio - Economia

Sistema Financiero Hondureño

Sistema Financiero Hondureño
Introducción
Nacimiento del sistema Financiero en Honduras
Desarrollo del Sistema Financiero
Quiebras bancarias
Impacto del surgimiento de una estructura Financiera
Normativa de la CNBS y sus efectos en la Banca
Las Microfinanzas en el País
Conclusiones
Bibliografía
Introducción
La banca Nacional surgió como una respuesta a los gritos de auxilio que hacia la economía, puesto que la crisis numeraria, la inestabilidad de las políticas dictadas y la falta de un ente regulador estaban causando que el país se viera en apuros al no poder tener una estructura definida que guiara la actividad financiera del país.

Un país no se puede desarrollar económicamente si no existe una economía que desarrollar, y una economía no existe hasta que no hay organismos que lo integren y regulen. Esta frase hace referencia a la importancia que tiene las instituciones bancarias en una economía emergente.

No se puede ignorar la importancia de la estructura Financiera en un país. He aquí la principal razón de la relevancia del presente trabajo que relata la historia de la Banca Hondureña desde sus primeros intentos de formación, pasando por el establecimiento formal de su estructura Financiera, así como los cambios que se dieron en su Desarrollo, los entes reguladores que aparecieron para su supervisión y las nuevas instituciones de apoyo a los pequeños empresarios que surgieron posteriormente.

Objetivo General

Reconocer la importancia de la existencia de Instituciones Financieras, Estatales, Comerciales y reguladoras como gestores de una Economía de Crecimiento.

Objetivos Específicos

Conocer la Historia del nacimiento de la Banca en Honduras.

Determinar las causas que llevaron a las fusiones y quiebras bancarias en el país.

Mostrar el posicionamiento según la calidad de las operaciones de las instituciones bancarias y aseguradoras.

Identificar el impacto que ha provocado el establecimiento de una estructura financiera.

Explorar el mundo de las microfinanzas en el país

Nacimiento del sistema Financiero en Honduras
1. Panorama Anterior a la Fundación del BCH

Para 1832 José Antonio Márquez era el supremo Jefe de Estado del país, los grandes problemas para ese entonces se resumían en el irrespeto de la ley de la moneda pues se hacían emisiones sucesivas de monedas de baja ley, sin embargo durante el gobierno de don Marco Aurelio Soto y Ramón Rosa se emitió el decreto No. 46 del 2 de abril de 1879, conocida como la primera ley monetaria de Honduras, esta ley rige la emisión del peso plata prácticamente hasta 1931 cuando se emite por primera vez el lempira como moneda nacional. Sin embargo, durante este periodo, 1879-1931, aunque institucionalmente se respeta escrupulosamente la ley de la moneda, la emisión de la misma no es satisfactoria por lo cual se padece durante el periodo de una escasez crónica de moneda nacional hasta el punto que se hace necesario autorizar la circulación de moneda de los Estados Unidos de América. Un avance institucional importante en esta evolución lo constituye la emisión de papel moneda, la cual comienza con la concesión otorgada a dos bancos privados para emitir billetes, los cuales se fusionan en 1889 para constituir el banco de Honduras, el cual junto a la concesión del Banco Atlántida en 1913 constituyen los dos bancos privados que emiten papel moneda hasta la fundación del Banco Central de Honduras en 1950. Sin embargo, este avance institucional no resuelve el problema de la escasez crónica de numerario en la circulación, debido más que todo a la fuerte condicionalidad impuesta por el gobierno a la emisión de billetes, rodeando de seguridad a esta función para evitar el abuso y preservar el valor de la moneda nacional. Se puede decir que en este sentido se peca por cortedad y no por exceso. Se piensa que la emisión del lempira como moneda nacional en 1931 resolverá el problema de la escasez crónica de circulante; pero no es así, aunque en una primera fase desplaza a la moneda americana importada desde 1918 cumpliendo satisfactoriamente su función para la que fue creada, en marzo de 1943 esta función es rebasada por la realidad y nuevamente como en 1918 hay necesidad de importar moneda americana para satisfacer la escasez en circulación monetaria. La experiencia posterior del Banco Central en la emisión de billetes demuestra que lo que falla en 1943 no es l emisión de moneda metálica, sino la emisión de billetes. Lo que el sistema monetario de Honduras requiere en 1943, desde el punto de vista institucional es levantar las restricciones impuestas al sistema de la emisión de billetes. Esto es lo que se hace con la fundación del BCH en 1950 y los resultados son exitosos. La experiencia satisfactoria del BCH demuestra que este salto institucional es lo que el país requiere en ese momento de la historia, desde el punto de vista monetario. La fundación del BCH en 1950 encarna ese salto institucional.

2. Establecimiento de los primeros Bancos

La historia de la banca privada en Honduras comenzó en el año de 1889, cuando se otorgó la autorización para fundar dos bancos comerciales que se denominaron Banco Centro-Americano y Banco Nacional Hondureño, ambos con la facultad de emitir billetes. Estos dos bancos se fusionaron el 10 de Octubre de ese año para formar lo que hoy se conoce todavía como el Banco de Honduras”, con un capital inicial de 400 000 lempiras. Posteriormente, en la costa norte del país y bajo la influencia del desarrollo de la industria bananera en Honduras, en especial de Vaccaro Brothers and Company, en el año de 1912 se estableció un banco en la ciudad de la Ceiba, departamento de Atlántida, bajo la denominación Banco Atlántida. Este banco estaba facultado para abrir sucursales en la costa norte, específicamente en los departamentos de Atlántida, Yoro y Colón, y podía emitir dinero con la firma del Ministro de Hacienda por otro lado también surge el Banco de Comercio que se autoriza el 31 de enero de 1913. El Banco de Comercio es autorizado para emitir billetes hasta su liquidación en 1917 cuando es comprado por el banco Atlántida. Desde 1917 hasta 1950 solo los billetes del Banco Honduras y del Banco Atlántida circulan en el país.

Las reglas bajo las cuales se les permite operar a los primeros dos bancos privados en 1888 y que pasan al Banco de Honduras en 1889 se consideran prudentes. Estas reglas se modifican en cuanto al encaje. En 1915 el Banco de Comercio aumenta su capital y solicita la emisión de billetes, el gobierno lo faculta.

Hasta estos momentos, el sistema monetario de Honduras se inscribe en el patrón plata y consta de dos aspectos: la emisión de moneda metálica con el peso y la ley de la legislación de 1879 y la emisión de papel moneda por parte de los bancos privados con las restricciones contenidas en cada concesión particular.

Es importante destacar la aparición del papel moneda en la evolución de la institución de la emisión. Significa un salto cualitativo: la transición del dinero como moneda metálica hacia el dinero fiduciario. El peso de la plata que circula en ese momento lleva en si mismo su valor intrínseco dado por su peso y ley. Mientras estos elementos se mantengan en la moneda y esta no es envilecida, el dinero metálico vale por si mismo, por su contenido de plata fina. No es el caso del papel moneda, no tiene un valor intrínseco o este es mínimo. Su poder liberatorio se lo otorga la ley y el grado de confianza que le dispensa el público. Depende de la fé del público, por eso se le conoce como dinero fiduciario.

Ya para el año de 1917 se fundó la Sociedad Anónima “El Ahorro Hondureño”, sociedad de ahorro y seguros que en 1960 se convirtió en banco comercial bajo la denominación Banco de El Ahorro Hondureño, S.A. En 1948 abrió sus puertas al público en la ciudad de Tegucigalpa la Banca Capitalizadora Hondureña, S.A.

3. Fundación del BCH

a. Historia
El primer intento para fundar un banco Central data del 8 de diciembre de 1891 cuando el gobierno de don Ponciano Leiva emite el decreto no. 9 para el estudio y fundación de un Banco Nacional. La idea no se concreta y no pasa a ser más que un proyecto.

El segundo intento se hace en el gobierno de don Francisco Bertrand, mediante decreto en el cual el Congreso Nacional faculta al Ejecutivo para fundar un banco de emisión, depósito y descuento que se denomina Banco de la República de Honduras, sin embargo el proyecto no se llega a realizar.

El siguiente intento es del ministro de Hacienda en el gobierno del Dr. Vicente Mejía Colindres, el ingeniero don Rafael Días Chávez, quien en 1929 presenta al Congreso Nacional un proyecto para hacer realidad el Banco de la República, sin embargo el proyecto es rechazado por el Congreso Nacional por suspicacias políticas de que el gobierno pueda utilizar los fondos del banco para fines políticos partidistas.

Un proyecto particular que sale de la mente de un estudioso de la economía se presenta en el folleto titulado “Banco Central Hondureño”, escrito en 1938 por el profesor Daniel Hernández. La falla mas importante de este proyecto es un sesgo que desarrolla hacia una concepción de interés privado, en lugar de prevalecer una concepción de interés público. Se concibe el Banco Central como una sociedad anónima y su junta directiva la forman 5 miembros, de los cuales solo uno es nombrado por el gobierno, los 4 restantes por la empresa privada.

En el tercer Congreso de Peritos Mercantiles y Contadores Públicos de Honduras en 1942, es aprobado un proyecto de ley constitutiva del Banco Central Hondureño elaborado por la seccional de Puerto Cortes y recomendado por el segundo congreso celebrado en Tegucigalpa en 1941. El proyecto contempla.

Asegurar el valor interno y externo de la moneda.

Ajustar la oferta monetaria a la demanda real

Centralizar las reservas monetarias del país.

Establecer y organizar un sistema de descuento y redescuento.

Funcionar como agente financiero y consejero del gobierno.

Ejecutar las demás operaciones propias de un banco central

Aparentemente el proyecto se basa en el elaborado en 1934 por el inglés Powel para crear el Banco Central de Reserva de El Salvador.

Al finalizar la década de los cuarenta se han establecido Banco Centrales en todos los países de Centroamérica excepto Honduras.

La necesidad de fundar un Banco Central se manifiesta desde 1943 cuando ante la impotencia de satisfacer la demanda de numerario nacional, hay que autorizar la circulación de moneda extranjera. La misión Bernstein de 1943 viene a estudiar y proponer la creación de un banco central, pero la idea no madura sino hasta 1949 cuando se organiza una Comisión mixta del Congreso y Ejecutivo, la cual asesorada por la misión del FMI hace los estudios y crea las bases para la creación del Banco Central de Honduras.

La creación del Banco Central de Honduras es el proyecto prioritario del gobierno del Dr. Juan Manuel Gálvez que se inaugura el 1 de febrero de 1949, a juzgar por el hecho que apenas se inicia el nuevo gobierno, ya el 7 de febrero de 1949 el Congreso emite el decreto No. 51 por el cual se crea una Comisión mixta formada por 5 miembros del congreso y dos del Ejecutivo para estudiar y someter al congreso los proyectos necesarios para la fundación del Banco Central de Honduras.

Luego tomando en consideración el incremento de la economía de Honduras, la falta de un sistema monetario bien desarrollado y que las instituciones de crédito existentes no contribuían suficientemente al desarrollo que se estaba alcanzando, mediante el decreto legislativo N° 53 del 3 de febrero de 1950, se creó el Banco Central de Honduras, institución privilegiada de duración indefinida y dedicada exclusivamente al servicio público, teniendo por objeto promover las condiciones monetarias, crediticias y cambiarias que sean más favorables para el desarrollo de la economía nacional; El Banco Central inicio operaciones el 1 de Julio de 1950.

b. Papel y Funciones

El Banco Central de Honduras tiene la responsabilidad, de acuerdo con su Ley, de conducir la política monetaria, crediticia y cambiaria del país. Dicha política influye sobre las tasas de interés y otras variables económicas que determinan el precio de los instrumentos financieros. Por tal motivo, los participantes en los mercados financieros siguen de cerca las decisiones que adopta su Directorio. Algunas funciones específicas del Banco Central son las siguientes:

El Banco Central de Honduras tendrá por objeto velar por el mantenimiento del valor interno y externo de la moneda nacional y propiciar el normal funcionamiento del sistema de pagos. Con tal fin, formulará, desarrollará y ejecutará la política monetaria, crediticia y cambiaria del país.

Formular y dirigir la Política Monetaria, Crediticia y Cambiaria del país y emitir la normativa correspondiente.

Emitir las monedas y billetes de curso legal en el territorio del país.

Habilitar los agentes cambiarios que podrán negociar divisas en el territorio nacional.

Administrar las Reservas Monetarias Internacionales.

Determinar el tipo de cambio de la divisa en función de la oferta y demanda.

Realizar operaciones de crédito para atender insuficiencias de liquidez de las Instituciones del Sistema Financiero Nacional.

Realizar operaciones de Estabilización Monetaria.

Ejercer las funciones de banquero, agente fiscal y consejero económico-financiero del Estado.

Elaborar y publicar las principales estadísticas macroeconómicas.

c. Efectos de su Fundación

Este esfuerzo del Gobierno representó un avance extraordinario sobre la situación que imperaba en aquella época, en la que solamente existían dos bancos que cubrían parcialmente las actividades financieras de Tegucigalpa, San Pedro Sula y la Ceiba; además, si bien el Congreso Nacional ya había aprobado el Lempira como moneda oficial, el Gobierno no había podido instituirlo como patrón monetario, hasta la fundación del BCH.

Desarrollo del Sistema Financiero
1. Estructura del Sistema Financiero

El sistema financiero de Honduras está constituido por:

17 bancos comerciales.

2 banco estatal.

9 sociedades financieras.

3 oficinas de representación.

2 bancos de segundo piso.

12 compañías de seguros.

2 emisoras de tarjeta de crédito

1 administradora de fondos de pensión privada.

5 institutos de previsión.

1 bolsa de valores.

8 casas de bolsa.

5 almacenes de depósito.

8 casas de cambios.

4 OPDF”s (Organizaciones Privadas de Desarrollo que se Dedican a Actividades de Intermediación Financiera)

1 clasificadora de riesgo.

10 cooperativas de ahorro y préstamo representadas en la (IHDECOOP).

2. Transformación, Fusiones y Adquisiciones

a. Razones

Las Fusiones y adquisiciones bancarias se dan cuando se unen dos o más empresas, anteriormente independientes, en una sola organización. Esta fusión por lo general son producidas por la búsqueda de economías de escala o de ventajas monopólicas; en el primer caso son una expresión del proceso de integración horizontal o vertical entre empresas independientes, que buscan una mayor eficiencia en sus procesos productivos; en el segundo caso, puede considerarse como una forma de control de los mercados más profunda y orgánica que la formación de cárteles.

Uno de los propósitos al fusionarse 2 o más entidades bancarias, es con el fin de tratar de disminuir sus gastos de transformación (gastos operativos y gastos de personal). Ampliar su potencial de negocios sin realizar esfuerzos técnicos adicionales, cada vez que la misma contara con un portafolio de servicios ampliado obtenido de la conjunción de los instrumentos de ambas entidades.

Es notable que al fusionarse se busca mantener la cartera de clientes y a su vez tratar de captar los mismos, fortaleciéndose en dicha fusión; con esto podemos decir que antes una institución bancaria para lograr captar mayor clientela tenía que tardar años tras años, en cambio con la fusión, puede mejorar este aspecto para atraer los interesados para invertir en los productos y servicios que ofrecen las instituciones bancarias.

Las fusiones no constituyen ser una solución milagrosa frente a las ineficiencias bancarias; claro está, si no existe una confiable solidez en las organizaciones que deseen fusionarse quizás apuntarían solo a la sumatoria de ineficiencias en una organización.

b. Casos en el País

La fusión del Banco Ahorro Hondureño y Bancahsa fue producto ya que ambos bancos pertenecían a un grupo familiar y con la fusión lo que se pretendía era aunar dos negocios dejando una sola estructura, para hacerlo un banco muy eficiente y aprovechar las economías de escala que es lo que pretende cualquier fusión, eso como su primer objetivo. Como segundo objetivo es alcanzar un nivel entre los primeros puestos dentro de lo que es el arranque nacional bancario.

El BGA Banco Grupo El Ahorro Hondureño decidió en el año 2001 ponerse a la venta y el Grupo Banistmo que tiene su sede en Panamá, optó a la compra y en marzo de 2002 se llevó a cabo la adquisición por parte de Banistmo. De una parte importante a nivel individual es la mayor aportación asumiendo el control y la gestión ‘no solamente de banco BGA sino de otras sociedades financieras o parafinancieras.

El Ahorro Hondureño y una serie de sociedades pequeñas se unieron en el 2002 y en marzo del 2003 se procedió a fusionar a su vez el banco hipotecario Morges Bank con BGA. Esta fusión igual que la anterior se hizo en aras de ser más eficientes, más fuertes, eficientes al unir dos negocios con una sola estructura y con una sola cuenta de gastos lo que nos ha dado muy buenos resultados.

El BANPAIS absorbió en Julio del 2003 al banco Sogerin y para septiembre del mismo año absorbió el Banco de las Fuerzas Armadas (BANFFAA), dicha institución había iniciado operaciones en agosto de 1979. Para Agosto del 2006 Banpais absorbió la Constancia.

En marzo del 2007 El Banco Citibank de Honduras, del estadounidense Citigroup, comenzó a operar, producto de la fusión de otras dos instituciones bancarias de capital centroamericano. “Banco Cuscatlán y Banco Uno, por lo que en adelante se llamarán Banco Citibank de Honduras”

El 1 de abril del 2008 BAC/BAMER comenzó a operar tras la fusión de dos instituciones, es producto de la compra en 2007 del Banco Mercantil (BAMER) por parte del Banco de América Central (BAC), cuyo 49,99 por ciento pertenece a GE Money, división financiera de General Electric, de EEUU.

El 9 de Noviembre del 2011 Banco Ficohsa adquirio el 90% de las acciones del Banco Americano S.A. de Guatemala.

c. Efectos

Permitió a los bancos ofrecer mejor calidad de los servicios que ofrece a los clientes. Como ser:

Mayor captación de clientes.

Mayor rentabilidad, porque los instrumentos de producción son más convenientemente utilizados cuando son manejados bajo una gestión única o se encuentran concentrados en un mismo espacio, reduciéndose consecuentemente los costos.

La compañía absorbente se convirtió en una sociedad más sólida.

Genero mayor competencia dentro del mercado financiero.

Presento más estabilidad y prestigio en el ámbito financiero.

Sin embargo estas adquisiciones también causaron algunos efectos negativos como:

Despidos Masivos.

Dependiendo como este la economía del país la fusión será una buena estrategia.

Puedo suponer ciertos riesgos e inconvenientes, sobre todo cuando se fusionan empresas no activas y empresas activas, ya que podrían aumentar las dificultades o distorsiones anteriores en lugar de reducirse.

Una fusión mal llevada, puede aumentar las dificultades.

La fusión de hecho puede crear monopolios y oligopolios;

La fusión debe ser bien informada a los terceros para evitar pánicos o confusiones.

Las fusiones improvisadas, mal concebidas o ejecutadas, pueden favorecer el alza de los precios del producto y hasta la calidad de los bienes producidos.

3. Productos y Servicios Bancarios

El sector de servicios financieros está cambiando rápidamente y está volviéndose altamente competitivo. Las instituciones financieras tratan de proteger su base de clientes, así como de competir por nuevos negocios. Cada banco varía en forma o nombre en cuanto a los Productos y Servicios Bancarios que ofrecen sin embargo la mayoría de los servicios y productos son similares. A continuación algunos ejemplos de estos:

4. Ranking de los Bancos y Aseguradoras

Los Ranking bancarios y de Aseguradoras presentan la posición que ocupan estas instituciones según el desempeño que tienen en la realización de sus operaciones. Los Ranking que a continuación se presentan fueron obtenidos de la Fuente Mercados y Tendencias y corresponden al periodo Junio-Julio 2011

Posiciones en el Ranking Bancario Centroamericano

Ranking de Bancos de Honduras según Mercados y Tendencias

*Las posiciones anteriores son de una lista de 86 Bancos.

Posiciones en el Ranking Bancario Nacional

El sistema bancario nacional cerró para el año 2010 con significativos resultados en el ranking. Las instituciones de capital hondureño se posicionaron en los tres primeros lugares en activos netos, ya que bancos hondureños (Atlántida, Occidente y Ficohsa) concentraron el 47% de los activos netos del sistema.

En total, los bancos de capital nacional mantienen el 58% de los activos netos del sistema bancario, de acuerdo con cifras de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros.

Al cierre de 2010, los 17 bancos privados autorizados para operar en Honduras cerraron con 200,653 millones de lempiras en activos netos, según la CNBS. Este saldo presenta un incremento del 13.82% (24,362 millones) respecto a 2009.

Para el año 2011 Los bancos hondureños presentaron una relativa estabilidad durante el primer semestre, con bajo ritmo de crecimiento observado de las principales cuentas financieras, como préstamos y depósitos totales de la industria financiera.

Aseguradoras:

*Las posiciones anteriores son de una lista de 126 Compañías Aseguradoras.

Según el informe financiero de la Cámara Hondureña de Aseguradoras (Cahda), la producción de primas del sistema en el 2010 fue de US$301 millones, mientras que las utilidades del sector sumaron US$39,6 millones, un crecimiento del 13,2%. En ese periodo fue necesaria la adecuación de los productos a las necesidades del mercado y la innovación en la manera de ofrecerlos. Sin embargo el país carece de una cultura de seguros, por lo que es necesario hacer conciencia en la población de la necesidad de invertir para prevenir cualquier imprevisto.

Perspectivas del Sector Nacional Asegurador para el 2011

El sector asegurador hondureño está compuesto por 12 compañías que operan legalmente, dado que el sector presentó un aceptable crecimiento durante el 2010, se espera que este año los ingresos por primas netas sean aún mayores, si se considera que la economía hondureña se encuentra en un proceso de reactivación económica. Otro aspecto importante a mediano plazo para esta industria es tratar de mantener estables los índices de siniestralidad, ya que ayudan a incrementar los niveles de rentabilidad.

Quiebras bancarias
a) De Crisis bancaria a la quiebra

En general se reconoce que tanto factores macroeconómicos como microeconómicos determinan las crisis bancarias, sin embargo, pocos estudios empíricos analizaron sistemáticamente la contribución de ambos en la explicación de las quiebras bancarias y financieras.

Las quiebras de bancos están sujetas a la influencia del riesgo de mercado, riesgo crediticio y riesgo de liquidez. El ejemplo de Honduras es un caso típico de este tipo de crisis. El boom de crédito de los años 1996, 1997 y 1998 provocó un sobreendeudamiento importante en algunos sectores productivos, pero particularmente esta situación se volvió crítica en el sector agropecuario.

Prácticamente todos las actividades agropecuarias enfrentaron severas dificultades para cumplir con sus obligaciones a raíz de una caída de los precios internacionales, una sostenida pérdida de competitividad, una fuerte elevación de las tasas de interés reales y finalmente, los destrozos de las cosechas producidos por el Mitch. Estos shocks en mayor o en menor medida afectaron la actividad productiva y el cumplimiento de las obligaciones tanto de los sectores productores de bienes transables como no transables, sin embargo, donde fue más grave el problema del sobreendeudamiento fue en el sector agropecuario.

En general, los bancos suelen estar sujetos a un alto riesgo de mercado cuando su cartera de inversiones se concentra en sectores muy influenciados por los ciclos económicos, en sectores donde los rendimientos son muy superiores a los niveles de mercado, en sectores en auge que pueden verse fácilmente afectados por una caída drástica o en sectores que se ven afectados de manera similar por choques económicos.

Algunos factores potencialmente importantes que determinan las quiebras de bancos son el contagio y el riesgo moral. El contagio se produce cuando los problemas de algunos bancos del sistema afectan a otros bancos financieramente sólidos. Un resultado del contagio podría ser el retiro masivo de depósitos o el debilitamiento de la solvencia a raíz de que algunos bancos podrían decidir asumir mayores riesgos porque otros bancos así lo hacen para mantener su participación en el mercado. El riesgo moral puede crearse cuando los bancos asumen un riesgo excesivo otorgando préstamos con la expectativa de que sean absorbidos por terceros, ya sea el gobierno o alguna agencia financiera internacional.

El término crisis bancaria refiere a una situación en la que un incremento en la mora y en las pérdidas de las instituciones acarrea problemas generalizados de solvencia y conduce a la liquidación, fusión y reestructuración de los bancos.

De acuerdo con estas definiciones, la situación por la que atraviesa el sistema bancario hondureño desde 1999 en adelante, habría configurado una situación de crisis bancaria, aunque con, tres diferencias sustanciales que fueron:

No se produjo una corrida de los depósitos como suele ocurrir. Cuando se pierde la confianza en el sistema bancario por parte de los depositantes, éstos se ven estimulados a retirar sus depósitos porque el “adelantado” gana — los depósitos se devuelven por orden de llegada — y porque el costo de perder los intereses es muy bajo en relación con perder todo el capital si no llegan a tiempo.

No faltó la liquidez en la economía, sino que, por el contrario, el sistema bancario hondureño ha venido operando desde entonces con liquidez excedente. Los bancos han mantienen reservas voluntarias en el BCH y aumentaron significativamente sus inversiones en CAM.

El epicentro de la crisis parecería ubicarse en el sector agropecuario

A pesar de las oportunas medidas adoptadas desde el BCH, la Comisión Nacional de Bancos y Seguros, así como del propio Gobierno nacional en lo concerniente al Seguro de Depósitos y la refinanciación de deudas agropecuarias, la crisis bancaria no ha terminado de procesarse e, incluso, podría agravarse si los inversores perdieran la confianza de que el estado garantice los depósitos por el costo fiscal que implicaría salvar varios bancos.

Los resultados empíricos desarrollados confirman que los factores micro y macro son importantes para determinar la fragilidad de los bancos. Los bancos frágiles mostraron mayor concentración de préstamos en sectores que inicialmente habían estado en auge pero habían caído luego en recesión poco antes de estallar la crisis.

Los bancos frágiles también mostraban problemas de liquidez antes de quebrar. El contagio medido por el coeficiente del total de préstamos del sistema bancario relativo al producto no parece tener impacto en las crisis de EEUU, no pasó lo mismo en México donde sí resultó significativo. La fragilidad de los sistemas bancarios, medida por el coeficiente de cobertura, empeoró claramente antes del inicio de las crisis, sin embargo, no todos los bancos que mostraron creciente fragilidad quebraron, los que sobrevivieron probablemente adoptaron medidas correctivas o se beneficiaron de una mejor situación económica. No obstante, los bancos que finalmente quebraron ya habían dado señales de dificultades en más de una ocasión.

Se concluye que tanto los países con mercados emergentes como los países industriales son similares en cuanto a que los factores micro y macroeconómicos representan los riesgos fundamentales que dan por resultado las quiebras y que determinan el grado de fragilidad de los bancos. La ventaja de concentrarse en la fragilidad del sistema bancario es que se puede evaluar antes de que se produzca la crisis.

b) ¿Cómo alertar una crisis próxima?

Estudios realizados para el sistema bancario hondureño han señalado reiteradamente la existencia de instituciones con problemas de solvencia que hechos posteriores demostraron que tales predicciones eran correctas y que ciertas instituciones o se capitalizaban o debían su patente bancaria. Algunos bancos se capitalizaron y otros quebraron como fue el caso de Banhcreser. El costo fiscal potencial de la quiebra de instituciones bancarias insolventes puede ser el disparador de una crisis cambiaria, en la medida de que demandará una fuerte expansión monetaria al BCH.

El seguimiento de las instituciones bancarias con fines de política monetaria deberá ser, en consecuencia, un objetivo central dentro de las alertas de crisis cambiarias.

La investigación de GH en el trabajo al que se hizo referencia, consiste en indagar, a través del empleo de modelos econométricos, las fuentes de riesgo más significativas en relación a: (a) riesgo de mercado, (b) el riesgo de crédito, y (c) riesgo de crédito así como la presencia o no de riesgo moral.

Los indicadores de riesgo de mercado que deberían ser monitoreados son los siguientes:

El fundamento para la inclusión de estos indicadores es el siguiente:

El riesgo de mercado de una institución bancaria aumenta cuando su cartera se concentra en sectores que experimentan un boom y que son altamente dependientes de las condiciones por las que atraviesa el ciclo económico o en sectores con retornos significantemente superiores que el promedio del mercado. En particular, los préstamos inmobiliarios tienden a ser particularmente riesgosos porque típicamente tienen largos períodos de gestación.

Los indicadores de riesgo de crédito que deberían ser monitoreados serían los siguientes:

INCIDENCIA DE LA CARTERA DE PRÉSTAMOS EN EL TOTAL DE ACTIVOS.

RETORNO PROMEDIO DE LA CARTERA DE PRÉSTAMOS.

DIFERENCIA ENTRE RETORNO PROMEDIO DE LOS PRÉSTAMOS Y TASA PROMEDIO DE DEPÓSITOS (SPREADS).

El fundamento para la inclusión de estos indicadores de alerta para el riesgo de crédito es el siguiente:

Cuanto mayor es la incidencia de la cartera de préstamos en el total más expuesta estará la institución al riesgo de default. Elevados ratios de préstamos pueden estar asociados con controles internos débiles.

Elevados retornos pueden indicar que el banco está contratando préstamos de alto riesgo.

Elevados spreads puede significar que el banco está tomando préstamos de alto riesgo, mientras que spreads bajos significa que el banco es eficiente.

Los indicadores de riesgo de liquidez para ser monitoreados serían los siguientes:

RATIO DE DEPÓSITOS ELEVADOS EN EL TOTAL DE ACTIVOS.

RATIO DE DEPÓSITOS DEL PÚBLICO EN EL TOTAL DE ACTIVOS.

RATIO DE DEPÓSITOS INTERBANCARIOS EN EL TOTAL DE ACTIVOS.

RATIO DE INVERSIÓN EN CAM”S EN EL TOTAL DE ACTIVOS.

RATIO DE INTERESES PAGADOS EN EL TOTAL DE DEPÓSITOS

El fundamento para el seguimiento de los indicadores de alerta de riesgo de liquidez es el siguiente:

Cuando la concentración de depósitos es muy elevada y no existe seguro de depósitos, su volatilidad aumenta el riesgo de liquidez.

Las corridas de depósitos reducen la liquidez, por lo que una elevada dependencia de depósitos del público implicará mayor riesgo.

Cuando un banco es altamente dependiente del crédito interbancario refleja mayor debilidad por su incapacidad para atraer depósitos, lo que en definitiva un mayor riesgo de liquidez.

Cuanto mayor es la cantidad de activos líquidos en relación con el total de activos, mayor es la capacidad del banco para enfrentar retiro de depósitos.

El pago de elevadas tasas de interés para atraer depósitos puede ser indicativo de problemas de liquidez.

c) La SIA en Honduras

La implementación de un Sistema de Indicadores de Alerta (SIA) a nivel del BCH, constituirá una herramienta de gestión útil para la Presidencia y Gerencia del banco. Debido a la importancia que reviste un sistema de tal naturaleza para la toma de decisiones, su elaboración y seguimiento debe ser realizado al más alto nivel del BCH de modo que la información sea compartida únicamente por la Presidencia, Directorio y Gerencia del BCH.

El SIA contendrá un conjunto básico de indicadores macro financieros y de los riesgos de las instituciones bancarias. Debido a las responsabilidades legales de la CNBS, sería imprescindible una coordinación del BCH con la CNBS para la evaluación de dichos indicadores.

La puesta en marcha de un SIA a nivel del BCH requiere de un esfuerzo importante en materia de recolección y organización de una base de datos en el área macroeconómica y del sistema bancario. El BCH debería poner en marcha el armado de la base de datos para los indicadores de referencia.

d) Casos de quiebras en El País

En Honduras la quiebra fraudulenta de bancos inició en 1999 con el Banco Corporativo (BANCORP), posteriormente corrieron la misma suerte el Banco Capital y el Banco Hondureño de Créditos y Servicios (BAHNCRESER), además de varias sociedades financieras.

e) Razones de quiebras bancarias del País

Lo que ha ocurrido con las instituciones financieras que han quebrado, es que sus accionistas, se resistieron a hacer negocios limpios para buscar enriquecerse de manera fraudulenta otorgándose préstamos a sí mismos.

El Banco Central realizo la liquidación forzosa del Banco Corporativo (Bancorp), pues no pudo garantizar el cumplimiento de sus obligaciones con depositantes y otros acreedores. La presidenta del Banco Central, Victoria Asfura (en ese entonces) dijo que la liquidación era inminente. Los socios y directivos de Bancorp se habrían sobregirado por unos 68,9 millones de dólares en concepto de fideicomisos sin respaldo ni garantía alguna.

La quiebra de Bancorp obedece a una mala administración y a la falta de regulación y supervisión por parte del gobierno, que estaba enterado de la crisis desde 1998, según expertos.

El gobierno decidió intervenir, cuando un desenlace era inminente al sobrepasarse el banco en el otorgamiento de fideicomisos con atractivas tasas de interés, sin garantía ni respaldo.

Según la presidenta de la Comisión Nacional de Banca y Seguros (CNBS), Ana Cristina Mejía(en ese entonces), los socios del Banco Capital se repartieron unos 400 millones de lempiras (aproximadamente 23,5 millones de dólares) sin ninguna garantía, y los traspasaron como préstamos a otras empresas de su propiedad.

Antes de Capital quebraron Bancorp y Banhcreser, en 1999 y 2001, en medio de actos irregulares y de supuesta corrupción por parte de sus principales accionistas, sin que la justicia haya castigado a los responsables.

Después de múltiples esfuerzos del gobierno, fue imposible que los accionistas del Banco Hondureño de Crédito y Servicios, S.A. (BANHCRESER) aportaran los recursos adicionales para evitar la liquidación forzosa de la firma

Hubo reportes de que gran cantidad de clientes habían acudido a las oficinas de BANHCRESER para retirar sus ahorros y cerrar sus cuentas de cheques.

f) Efectos

En los Clientes

El cambio de patrimonio bancario está sujeto a sospechas porque, aparentemente, unas quiebras eran esperadas y otras fueron provocadas y alguien salió ganando en estos trasiegos de capital y los únicos perdedores fueron los cuenta-habientes, que arriesgaron su dinero en una operación inversionista amañada, porque se les hizo creer que iban a ganar grandes cantidades de dinero y las autoridades no se preocuparon de garantizar su inversión.

Los recursos que absorbió el Gobierno “afectan directamente al pueblo hondureño, sin menoscabo del impacto negativo en la imagen y confianza de las instituciones del sistema financiero y sobre la imagen nacional, tan deteriorada ya en la comunidad internacional

En la Economía

• El descalabro de Banco Capital lo termino pagando el pueblo. EL 27 de diciembre del 2002 El Consejo de Ministros legalizó una partida presupuestaria de 517.7 millones de lempiras que el Estado tuvo que poner para respaldar la garantía otorgada a los depositantes.

De esta forma, el pueblo hondureño tuvo su “cuota de sacrificio”" por los malos manejos administrativos de una parte del sistema financiero nacional.

Terminos buscados en el tema:

  • opdf@pilarh-opdf org loc:ES

Entradas relacionadas

  • Sistema Financiero Mexicano
  • La apertura del sistema financiero mexicano en el contexto…
  • Las reformas al sistema financiero mexicano en el inicio…
  • El analisis economico financiero
  • Analisis de sector financiero no bancarizado
  • Analisis e interpretacion del estado financiero de…
  • Analisis economico financiero de Almacenes Universales…
  • Tesis: Analisis economico financiero en la empresa…