Inicio - Religion

Proceso geohistorico de la religion en el area urbana del Municipio Maturin

Proceso geohistórico de la religión en el área urbana del Municipio Maturín
La dinámica social y tecnológica un elemento influyente en la metamorfosis religiosa
Referentes bibliográficos
CAPITULO III
Proceso geohistórico de la religión en el área urbana del Municipio Maturín
La religión se produce conjuntamente con una razón de ser del hombre, la cual busca una manera de justificarse a través de las creencias, señalando que existe por un ser divino, creador de las maravillas, de la naturaleza y a medida que evoluciona se intensifica la búsqueda de la razón y de la existencia, la cuales se envuelven en algunos casos en desesperación, fanatismo y otras razones que surgen en la diversidad natural del sincretismo propio del hombre o quizás de la necesidad paterna como lo menciona Sigmund Freid, citado por Pat Zukeran (2004), quien creía que “Dios derivaba de la necesidad humana básica de una imagen paterna. La imagen paterna idealizada se convierte en nuestra imagen de Dios”.
La composición histórica de las creencias religiosas de las comunidades, se puede explicar a través de diversos elementos socioculturales, lo cual implica la descripción de fases en la vida de la humanidad, donde está inmersa la parte subjetiva que acompaña la evolución pluralista del hombre, conformado en una sociedad históricamente determinada por las diferentes ciencias de investigación explicativa de la humanidad; con una trascendencia histórica en cada comunidad en sus diferentes espacios geográficos, quizás con perturbaciones en cuanto a las aplicaciones de sus creencias entre etnias o culturas ancestrales que han antepuesto una forma de práctica para el contacto con ese ser llamado: dios, Jehová, Yahvé u otros nombres. lo que es cierto es que todo esto es la derivación de supersticiones populares, espirituales y adoraciones de antepasados, convirtiéndose en un sistema de idolatría y superstición, donde cada persona sencillamente adora a sus dioses y diosas favoritos en los templos, locales, habitaciones o su espacio definido para la conciliación con su dios, para pedir por sus necesidades, entre ellas: protección y fortuna terrenal. Es así como en cada religión podemos hallar ciertas figuras que representan la base de su fe, tal como lo señala Ramón Jáuregui (1998), donde dice que, “Desde el momento que el hombre es engendrado hasta su muerte, tiene necesidad de creer y que este crecimiento tiene que estar dirigido a su perfección y consiguiente felicidad terrena”. La génesis de las creencias es verdaderamente antigua y se orienta en los esquemas de percepción ideológica, social, cultural y política dependiendo del ámbito de concentración de la organización.
Los principios religiosos de la humanidad se han orientado en función de necesidades individuales que se han antepuesto en el pasar del tiempo, es decir, de generación en generación. Es así como se han orientado y fundamentado en todos los espacios geográficos en los que se han ubicado, con ciertas presentaciones, estrategias y técnicas que han sido renovadas con el tiempo y la búsqueda de adaptación al mismo; por lo cual han evolucionado históricamente en muchos espacios como en el estado Monagas, cuya génesis se prescribe conjuntamente con la aparición de otros elementos, como fue el proceso de fundación de Maturín conjuntamente con la formación, ejecución y la aplicación cultural y religiosa de otros pueblos, donde surgieron situaciones de arraigo y desarraigo, de creencias y de apariciones de nuevas formaciones culturales impuestas, que dieron origen a muchas nuevas ideologías e interpretaciones religiosas.
La aparición de las religiones tiene sus bases en los aborígenes, en las invasiones españolas y en el flujo migratorio de varias culturas, estableciendo esto, la diferencia entre creencias, costumbres y tipos de adoración, que fueron los elementos que se dieron en ese determinado tiempo de explotación y nuevas integraciones interculturales. En el caso del estado Monagas, la religión tiene varias presentaciones en el tiempo, diversificada entre: católicos, bautista, testigo de Jehová, pare de sufrir (oración fuerte al espíritu santo), adventista, entre otros. Cada uno de estos aparece en un tiempo y en un lugar determinado por una circunstancia dada, que permite identificar una razón de fundamento psicológico, social, económico y político que se percibe en cada uno de los espacios conquistados.
En el Sector urbano de la ciudad de Maturín, que es el espacio investigado, se presentan los primeros movimientos con pequeñas congregaciones, tal es el caso de los católicos, que se inician con la cruz de mateo en la hoy llamada plaza piar y sector adyacente. Sin embargo, a medida que se fue expandiendo y construyendo el urbanismo, se da continuidad y afirmación con la primera iglesia en la plaza mayor, hoy en día plaza bolívar, “iglesia San simón”. Existen diversas razones por las cuales se funda esta capilla en la plaza principal, debido a que los misioneros, seguían la tradición española de concentrar los poderes en un mismo espacio (la plaza mayor llamada así antiguamente, la casa de gobierno, y el poder militar). Al mismo tiempo en el que la religión católica se concretaba en la población, se continuaban con las creencias autóctonas y las afro descendientes y algunas otras que aparecían en la práctica de algunos blancos criollos con su salida y entrada al país.
El surgimiento de la iglesia católica, las creencias africanas, las nuevas tendencias religiosas y las prácticas autóctonas de los grupos indígenas del estado se ubican históricamente en el espacio y el tiempo, por determinadas razones de ubicación estratégica de intereses individuales y colectivos. Según Engels (s/f.), citado por Eithell Ramos (1987) “El Estado es producto de la sociedad, éste aparece cuando llegado un momento histórico determinado en la historia de la humanidad, en el que los conflictos de intereses económicos de los sectores que lo conforman se hacen irreconciliables y amenazan consumirla”.
La expansión religiosa en este estado se encuentra enmarcada por ciertos elementos de interés que se presentan en un momento histórico. En un principio se desarrolla como un elemento de base, de todo ser creyente y con necesidad de satisfacer la misma; es así como se fue formando las creencias de nuestros aborígenes, y evolucionando las impuestas por los invasores y los inmigrantes de los demás continentes que fueron apareciendo progresivamente en espacios y tiempos determinados.
Los espacios religiosos fueron estratificándose socialmente en distintas áreas para la conformación de nuevos espacios, con nuevas tendencias religiosas que se diversifican adaptándose a los nuevos tiempos. Surgen religiones con fines e intereses distintos o comunes, tal como lo plantea Guillermo Pantín, en la revista Plural (1979):
Hay poderosos intereses multinacionales que diseñan tácticas de penetración religiosa mediante el camuflaje de misiones, gestiones pastorales o apostólicas que tienen por única finalidad “evangelizar” a amplios sectores, entre ellos los más pobres y alejados de la civilización. En esta práctica fueron los pioneros los españoles, portugueses e italianos, mediante el adelantazo de la religión católica; esta práctica se había utilizado en otras religiones, como en el caso de musulmanes, budista y judío. (Pág.)
Para la cual utilizaron denominaciones, formaciones académicas y culturales que fueran ajustándose a las condiciones y necesidades del momento y con ello desplazar las antiguas de su territorio conquistado por mucho tiempo, convirtiéndolas en extranjeras nuevamente o debilitando el “núcleo duro” del catolicismo venezolano, poniendo en decadencia el antiguo discurso religioso que llevó a la reforma y a la decadencia de su imperio.
Este cúmulo de iglesias, templos y sitios de congregación, fueron surgiendo de forma lenta en un primer momento, sucesivamente aparecen elementos que producen una elevada migración de misioneros y religiones que se expanden por toda la ciudad. Sin embargo, en los sectores como Caripito, Jusepín, Quiriquiri, punta de mata y otros, vienen a ser los primeros espacios de asentamiento de ciertos grupos, pero estos eran reducidos para sus objetivos, los cuales buscan expansión una vez reconocido el territorio, según datos estadísticos de su fundación y crecimiento.
En cuanto a los grupos más recientemente aparecidos en el área urbana, en su mayoría provienen de la separación y diversificación de los mismos grupos antiguos que en su búsqueda de crecimiento y nuevas conquistas, se clasifican y se adaptan a las condiciones históricas del momento. Otros han aparecido con denominaciones diferentes, con la idea de enfatizar una transformación en el ámbito religioso establecido. Sin embargo, este proceso religioso se puede ubicar a través de etapas históricas heterogéneas.
(1) Etapa 1760-1890
Caracterización de la primera forma religiosa
Esta etapa se orienta con el proceso religioso que se inició conjuntamente con la fundación de la ciudad de Maturín, que se ubica aproximadamente a partir de 1714, donde los indígenas vienen a ser una vez más, los fundadores y principales personajes de las creaciones de los pueblos ideológicamente y políticamente construidos en la historia escrita, en el desarrollo de la invasión española al continente.
Esta etapa de expansión religiosa se ubica con las creencias autóctonas de nuestros indígenas, chaimas, los Arawak, los Guaraunos y otros; donde su nomadismo los llevó a un proceso expansivo donde la variedad de creencias del individuo era común, muy normal entre ellos y quizás con pequeñas diferencias en cuanto al elemento natural de adoración o forma expresiva hacia el mismo. También, el proceso sedentario fue otra etapa de fortalecimiento para las organizaciones de los aborígenes, en cuanto a sus creencias culturales, en la cual se daba la producción de espacio–tiempo, en las relaciones sociales que se establecían entre comunidades. Sin embargo, ese periodo de fortalecimiento comienza a decaer, una vez ocurridas las invasiones extranjeras, iniciadas por españoles, africanos y otros que vieron la oportunidad de fortalecer y engrandecer sus ambiciones.
Este periodo se ve enmarcada por fuertes controversias, en cuanto a imposiciones culturales y reacciones violentas por la razón de conservar sus propias creencias y mantener su “espacio antropológico”. Las sucesivas exigencias de sumisión y adaptación a patrones diferentes de expresión religiosa era un enigma para ellos, porque sus vidas habían estado ligadas a un estado de conexión y relación íntima con la naturaleza, que para muchos eran dioses en su máxima expresión y no dioses que no habían visto ni escuchado aun; mucho menos eran capaces de admitir una formación religiosa distinta a sus formas expresivas y comunicativas, con sus dioses tradicionales, que habían mantenido como principios fundamentales en sus vidas desde su creación. Aunque los obligaran a cambiar sus creencias destruyendo sus ídolos, templos e infringieran su cultura, continuaban con sus ritos. Comenta, Antonio Rubial G (2002), que “los frailes administraron el castigo, el bautizo masivo a muchas comunidades, destruyendo ídolos y templos y, a veces, infringieron castigos que eran desde azotes hasta la hoguera y la horca a quienes continuaban con sus ritos antiguos”. Pág.8. Los sucesivos acontecimientos desplazaron y desunieron a los distintos grupos indígenas orientales de sus hábitos y sistema de formación cultural e ideológica; en gran medida, tratando aun de mantener parte de ese espacio robado.
Esta etapa se puede describir como un proceso de admisión por conquista e imposición de fuerza, que se da a lo largo del periodo de expansión de los intereses de los españoles y sus acompañantes, con en el uso del razonamiento poco respetable de la dignidad humana. Se comienza a ¡educar! a través de una intromisión en la intimidad de los aborígenes que consistía en la extinción de toda creencia ideológica y comportamiento autóctono. Sin embargo, se perseveró para conservar la simbología natural de los ritos a nivel inter y transcultural que es el resultado del asalto colonial y la evangelización salvaje de la época.
El proceso de coloniaje religioso fue un pretexto para incursionar en la decisión, sentimientos, creencias, ideología de los colonos, con la idea de dogmatizarlos para lograr sus intereses, los cuales se desvanecían con la resistencia de los indígenas. Sin embargo, pudieron establecer sus ideologías religiosas, la cual hoy se dice que es la ¡religión principal de Venezuela!. Cuan equivocados estamos cuando no conocemos nuestras bases de formación, divagamos en el mundo de lo extranjero y creemos ser originales, adaptando creencias cristianas y despreciamos las nuestras, porque no nos educamos con libertad religiosa sino con la imposición. Eso, influye en irrespetar los derechos individuales y atentamos a los derechos consagrados en nuestra constitución sobre la libertad religiosa.
Este periodo fue extenso en acontecimientos, por lo que dejó como herencia una esclavitud de creencias, de factores degeneradores de la conducta humana, con poca sensibilidad hacia el respecto de la diversidad en la amplitud del pensamiento y razonamiento pluralista del individuo. Fue una forma de controlar y establecer el poder de dominación que estaban acostumbrados a ejercer de la manera que fuera, con la justificación de la religión y la razón divina del castigado, según su forma de hacer ver que dios no perdonaba al que no entregaba todo lo que la iglesia exigía. Esto no era más que una manipulación ante la necesidad del ser creyente de la espiritualidad, de la omnipotencia y la omnipresencia de dios. Según, Paul Johnson 2004, “La orientación era la misma y todos debían obedecer”; la iglesia ejercía su autoridad y pretendía que todos obedecieran de la misma manera donde fuera. En los años de 1700, la situación para la iglesia en Europa era crítica, por su comportamiento e imposición de mandato y castigo excesivo para la sociedad. Voltaire criticaba y decía que “el cristiano no debía resignarse y someterse”. De este mismo modo, se quiso mantener al pueblo que había sido conquistado en el nuevo (recién aparecido) continente para ellos, donde vio la iglesia el momento y el espacio para continuar con sus acciones.
Se mantuvo al indígena y al hijo en cautiverio hasta adoptar y doblegar ante sus pretensiones, que estaban fuera de todo principio natural y autóctono del aborigen que había sido como vapor en el aire sin obstáculo que lo detuviera en su andar. Fueron causas y elementos de dominación de un territorio productivo en minerales, ser creyente de dios expresado en lluvia, luna, estrella y mar. De ahí se plantea la pregunta ¿quién era el mas creyente el que doblegaba a la fuerza o quien creía en el poder de la lluvia del sol?. Son situaciones que se fueron dando con el tiempo, para permitir la llegada de culturas diferentes que eran doblegadas de la misma forma para el trabajo forzado e implantación de una ideología diferente a la de su origen.
Con esta forma de pretender hacer cristianos, lograron imponer parte de sus creencias aplicando métodos diversos como la introducción en las prácticas indígenas y así penetrar en la ideología de estas creencias o costumbres de bases católicas, señalado así por Antonio Rubial (2001):
Con la intención de facilitar la introducción del cristianismo, los frailes recurrieron de manera sistemática a practica indígenas (tales como danzas, uso de flores, o fuego o candelas en la noches especiales) y los integraron a los sitios cristianos; con tal finalidad, los religiosos eligieron a los santos patronos de los poblados, asimismo alguna característica del toponímico indígena o del dios protector del pueblo al santo que se le imponía. Asimismo, los frailes hicieron uso de símbolos indígenas como la vírgula de la palabra el chimalli, el águila o el ocelote, y los entrelazados con el emblema del cristiano. P 25.
Asimismo, tenemos creencias indígenas arraigadas, como también un conglomerado de culturas que hicieron parte de esa formación religiosa que se diversifica hoy. Las acciones históricas produjeron acontecimientos que pusieron en contacto al negro, al indio, al blanco para luchar por sus ideales de pueblo libre en expresión de sentimiento y razón de ser. Luego de fuertes enfrentamientos, renace la antigua formación y se hace expresión popular al diversificarse en religiones distinta.
La diversidad religiosa tiene varios elementos que la originan como fue la invasión española y sus acompañantes; las sucesivas migraciones que trajeron consigo sus creencias y costumbres, que son hoy día las nuestras como las fiestas de los santos, las misas dominicales y otras que se admitieron con las culturas africanas, como el caso de la religión católica que llega a Venezuela con la posibilidad de conquistar más terreno para sus fines. Esta invasión al continente comienza como un proceso de dominación que paso a ser una costumbre, un rito y una razón humana en una sociedad dominada por la fuerza, ¡y que para convertirlos en nuevos cristianos!; cuya fuerza surgió efecto, porque paso a ser la religión oficial de Venezuela y se vislumbró por mucho tiempo con gran influencia en esta sociedad, dejando gran parte de los rituales que hoy día se celebran, como son las festividades religiosas de los pueblos y algunas otras creencias, fundadas en las tradiciones y costumbres venezolanas. En el caso del estado Monagas, en especial la zona en investigación, el primer asentamiento religioso se ubica en el actual centro de Maturín, con la hoy llamada iglesia San Simón, en el 1887, sin dejar de recordar la llamada cruz de Mateo en el sector de plaza Piar, que fue el primer movimiento católico compartido con un grupo de vecinos de la zona, de las cuales se encuentran algunos registros. Como lo podemos observar en el cuadro Nº 1, donde es la única religión que se aprecia en la construcción de la nueva ciudad.
El crecimiento de la población se debe a muchos elementos en especial a las creencias religiosas, que se orientaban hacia las reuniones de grupos que de alguna forma figuraba la presencia de los misioneros que venían a ser los líderes religiosos y los encomendados a organizar a la población. De esta manera se comienza el proceso de crecimiento de la ciudad, que se sitúa en zona con mayor concentración de la población hacia la parte centro en un primer momento. De allí se fusiona la expansión de la ciudad conjuntamente con el de la nueva creencia religiosa.
El ciclo religioso que se inicia en el área urbana a partir de 1760. En el gráfico Nº 1, mostrado a continuación, se visualiza la presencia de un solo tipo de religión, que es la católica, a la cual se le a tribuye la fundación de la ciudad, por tanto el principio religioso de la ciudad se orienta con la religión antes mencionada. Esta religión impide por mucho tiempo el ingreso de nuevas creencias.
En este periodo se presenta esta situación con la iglesia católica, de ser la única por un largo periodo, lo que permitió la consolidación de los espacios y la ideologización de numerosos pobladores.
La creación de la iglesia San Simón como primer sitio legal de congregación en el área urbana se debe a la dinámica de la población urbana, donde se presenta la zona de convergencia de todos los monaguenses, por la concentración de poderes existentes en la misma, como también se debe al crecimiento de la ciudad, el cual va acorde con la expansión religiosas de las distintas creencias.
Para la época de 1890 la dinámica poblacional se organizaba en el área centro de la ciudad y con brechas de expansión hacia los sectores los guaros y la cruz, lo que indica la aparición de los primeros templos religiosos de la zona urbana oeste de la ciudad.
Sin embargo, la religión católica tuvo su momento y espacio importante, como para su conquista y expansión en todo el sector urbano en desarrollo pero comenzó a ser desplazada por los nuevos movimientos religiosos surgidos con la reforma y otros creados por la razón de la creencia propia de cada cultura, que despertaron las ganas de esa sociedad dominada por la fe católica como la única vía de hablar con dios. Esta necesidad constituyó la principal causa de decadencia en la nueva era cristiana, que le obliga a un cambio inmediato, el cual era necesario para mantener un lugar en esta comunidad naciente que da paso a una forma distinta de creer, ser y pertenecer a creaciones protestantes adaptadas a la época del siglo xx y principios del xxi.
(2) Etapa 1891-1914
Nueva Concepción Religiosa
Un renacer de la razón en medio de la diversidad, que comienza con la llegada de una nueva concepción política que influye en las apariciones de expresiones religiosas diferentes a las presentes, en los desiguales estratos sociales de la época, que se presentan como una reversa en el nuevo fenotipo cristiano, ya no son los indígenas quienes debían ser o pertenecer a la religión, había dejado de ser importante su conquista. La dinámica social de ese momento era la marcada diferencia social que existía entre grupos económicos, políticos, sociales y culturales que formaban y cultivaban intereses distintos, quizás por la diversidad cultural que había formado parte de la nueva Venezuela. Toda esta situación trajo como consecuencia una transformación de las condiciones sociales del momento, con una imposición ideológica que cultivó nuevas creencias, costumbres y comportamientos que diversificaron las creencias autóctonas y las impuestas en la primera invasión. Ocurrió un rompimiento y una baja motivación a esa forma de cristiandad que había pasado por varios periodos de importancia y trascendencia en esa sociedad que había tenido su origen con el asentamiento religioso español.
La forma política-religiosa impuesta llegaba a su fin y se daba paso a una nueva forma de sociedad que desenlazaba el sometimiento ideológico, político, social – racial, que había construido todos los espacios sociales existentes en la llamada sociedad contemporánea y moderna venezolana y a su vez mantenía una fuerte influencia en ella.
Esta diversidad ocurre en el momento de las sucesivas migraciones al país que toman como destino Venezuela y se expanden por todo el territorio nacional. Es allí, donde comienzan a aparecer movimientos religiosos diferentes a los existentes. Este periodo fue un poco lento en presentar sus manifestaciones culturales porque en su mayoría, a los emigrados se le ofrecía una oportunidad de vida y organización en un país diferente por lo que se hizo esperar un reacomodo y un reconocimiento del territorio; al igual entran turistas que venían al país con ideas de transmitir una nueva ideología religiosa que se basaba en la libre expresión, como también la búsqueda de las interrelaciones económicas, lo que fue otro factor que dio paso a creencias religiosas. Tal es el caso de las explotaciones agrícolas como las tabaqueras en el estado Monagas, en especial sus municipios productores fueron los primeros en recibir o conocer las nuevas corrientes religiosas, las cuales, en su gran mayoría, vinieron a causa de este elemento económico que tuvieron como asentamiento los sectores agrícolas.
Estas realidades culturales fomentaban la participación de los lugareños por poseer esa condición del venezolano ser amable, cariñoso, respetuoso y consecuente en muchos aspectos que lo hace partícipe de situaciones que se les invite a compartir y formar parte de ello; por lo que no fue difícil adquirir una transformación en su ideología cristiana autóctona e impuesta y formar parte de la era cristiana moderna.
En el siglo diecinueve y entrada del siglo veinte, habían ocurrido serias transformaciones y nuevas dinámicas económicas que movilizaban a comunidades en busca de vías alternas para su expansión y conquista. Venezuela continuaba con su fortuna que le permitía vislumbrar al mundo nuevamente con su economía y población, por lo que estaba abierta a recibir e intercambiar todo lo que pudiera para ingresar al nuevo mercado moderno, esa fue la ocasión esperada por muchos oportunistas para realizar una segunda invasión que llega cubriendo nuevos espacios y estableciendo costumbres e ideologías que se ubican en las actividades cotidianas y expresiones de comportamiento en los diferentes estratos sociales de la población, que en algún momento dividen y clasifican las áreas físicas de la ciudad para la organización territorial de sus objetivos, dando paso a un estilo diferente en el género religioso de la actualidad e influyendo en las antiguas formas, provocando en ellas una transformación para mantener su lugar en la sociedad moderna y creciente de la época.
El área urbana de Maturín se enlazaba con un conglomerado religioso que había tenido varios periodos de ingreso en condiciones legales que no alteraban la estabilidad emocional ni ideológica de la población, lo que permitió un desarrollo y organización en el tiempo y espacio.
El principio de algunos centros religiosos esta en el área urbana de la ciudad o cercana a la misma, como fue la iglesia católica que se orienta en un principio con la fundación de la ciudad y crecimiento de la misma, pero como era el movimiento religioso con más fuerza y más tiempo se hacía difícil para otros conquistar estos espacio; tal es el caso de los luteranos que llegan a Venezuela e intentan establecerse desde 1866 con muchos intentos fallidos. Sin embargo, en 1894 se logra por un grupo de alemanes en el estado Monagas, específicamente en san Antonio de Capayacual y otros emigrantes que en 1893 logra la Primera congregación Luterana en Caracas pero el estado Monagas fue el sitio de enlace, en 1949 cuando se busca su expansión y predicaciones. Según la iglesia Luterana de Venezuela, en línea ilv-venezuela.net/historia.php – 31k. (1999):
La Iglesia Evangélica Luterana en Venezuela tiene una organización con características especiales por el importante impacto que tuvo la historia en ella. Desde 1866 se había venido tratando de tener una iglesia en Venezuela. El Dr. Herman A. Mayer de la Iglesia Luterana, el Sinódo de Missouri, visitó Venezuela en 1948 y 1949 para investigar las posibilidades del servicio luterano allá. En San Antonio de Maturín, edo. Monagas, Dr. Mayer encontró Gerhard Zeuch, hijo del diácono Heinrich Zeuch, quien fue trabajando para Compañía Venezolano de Tabaco. En el próximo año, Gerhard Zeuch mandó sus padres y sus hermanos viajaron a Venezuela de Alemania y la familia Zeuch comenzó compartir la Palabra de Dios con los trabajadores agrícolas en Monagas.
Para los luteranos fue significativo este estado, por lo que tuvieron frutos sus predicaciones ya que logran organizar varias congregaciones como las primeras en San Antonio, La Morrocoya y luego el área urbana y algunas otras en el mismo espacio urbano como la cruz y la parroquia San Simón.
Luteranos es una organización cristiana que tiene su origen en los años de la reforma católica cuando Martín Lutero en el 1505 entra al monasterio, para luego sublevarse en contra de las insurgencias aplicadas por la iglesia y sus actos. El desacuerdo en la iglesia católica dio origen a que surgieran distintos movimientos cristianos que fueron llamados protestantes.
Sin embargo a pesar de las diferentes manifestaciones religiosas que habían querido establecerse en el área centro de la ciudad fue difícil e imposible por el predominio católico existente, lo que es de observar en el cuadro Nº 2, la absoluta presencia y dominio aun del catolicismo, en esta época de revolución
El movimiento poblacional de este periodo indica la aparición de un nuevo fenómeno social que modifica la acción y consolidación de la iglesia católica al verse amenazada por la invasión de otra religión al área centro urbano, por lo que busca su expansión y concentración a las zonas de agrupación de poderes políticos y económicos que se centran en un mismo lugar. Para ese momento era significativo el eje de crecimiento de la ciudad que consistía su fortalecimiento en la parte agrícola comercial, siendo estos dos elementos básicos para la concentración poblacional. En el caso del municipio maturín en el área urbana, para esta etapa aun había un solo núcleo para poblar, por ser la zona más factible para el comercio y las instituciones públicas, lo que era de gran importancia ubicarse en ella.
La iglesia católica aprovecha la circunstancia de la conformación de la ciudad, y se acentúa estratégicamente en la plaza mayor hoy plaza bolívar, para continuar su orientación hacia los espacios de mayor núcleo de población y poder social, lo que explica los dos principales sitios de reunión, la Sta. Cruz avenida Bicentenario y la San Simón.
En esta segunda etapa de expansión religiosa, representada en el gráfico Nº 2, se observa el continuo predominio católico en el área urbana con 2 iglesias en el territorio urbano. Cabe mencionar que no se registra la ubicación de un nuevo género religioso en mismo sector de asilamiento de la católica.
Este elemento infiere, el trabajo de mucho tiempo de conquistar el territorio y no permitir la entrada de nuevas religiones. Aunado a esto, estaban establecidos en el ámbito de la legalidad, por ser la única religión permitida y ser la oficial del país.
Esto no quiere decir que no hubo intento de ingresar nuevas religiones al área urbana, pero estos fueron frustrados y tuvieron que establecerse fuera del centro urbano. Aquí destacan los luteranos, que tuvieron como primer sitio San Antonio de Capayacual, luego la Morrocoya y finalmente en 1986, es cuando pudieron entrar al territorio después de que otras religiones lograron doblegar y enamorar los espacios que habían sido católicos.
(3) Etapa 1915-1970
La aparición de nuevos espacios económicos y religiosos en área urbana
Este periodo se desarrolla con una gran dinámica de entrada y salida al estado de personas de otros países y entidades venezolanas por razones diversas, entre esa esta la económica que era el primer ente dinamizador del flujo de emigrantes, lo que permitió la formación e influencia de otras religiones que se vienen a estabilizar y hacer parte de la diversidad religiosa ubicada en el área urbana de Maturín en diferentes fechas, que podrían llamarse etapas de ubicación, consolidación y expansión, en las cuales podemos observar las más conocidas y numerosas surgidas. También es de recordar que para este momento la zona urbana se expandía hacia otros extremos, surgían nuevos sectores que formaban parte de este espacio, esto debido al movimiento poblacional emergente que trabajo un forzado crecimiento.
En cuanto a las religiones aparecen en un mapa social geográfico que se orienta en función del crecimiento de la ciudad, y de la posibilidad de conquistar feligreses ejemplo de ello, es la libre integracionista anteriormente Pentecostés se ubica en el mercado hoy mercado viejo zona de convergencia de todo el núcleo social de la población, este es un espacio para las ventas de los productos y mercancías de necesidades básicas razón para la visita de un grupo de personas en busca de ella, ocasión que fue aprovechada por este movimiento en expansión para influir en la transformación de las antiguas creencias que habían dominado por mucho tiempo.
Sucesivamente surgen los Testigos de Jehová en un área muy cercana a las de estos en la avenida Rivas, logrando hacer su espacio en medio de esta sociedad floreciente económica y políticamente.
Como para mantener el equilibrio o quizás el logro de los espacio no “conquistado” por sus adversarios aparece la iglesia bautista en las cocuizas zona en crecimiento poblacional por el sucesivo abastecimiento del centro de la ciudad, se abren nuevos lugares para poblar. Era el momento propicio para invadir las nuevas zonas recién urbanizadas.
Siguiendo el crecimiento poblacional los Adventista se van hacia la parte oeste de la ciudad, avenida Alberto Ravel manteniendo su cercanía con el centro y las entidades públicas de poderes políticos y económicos. En esta zona los católicos tenían su espacio pero, estaba surgiendo una nueva sociedad que abría las expectativas para esta religión la cual logra imponerse y conformar su movimiento.
Seguidamente los mormones fueron más preciso en su ubicación quizás con un buen estudio de posibilidad de urbanismo, se ubican en el sector principal de los godos en las nuevas urbanizaciones emergidas, lugar estratégico para la comunicación con el centro de la ciudad y las zonas adyacentes separadas por condiciones económicas.
En el mismo sentido de cubrir los puntos importantes de expansión de la ciudad se ubican los pentecostales en los sectores Negro Primero, Las cocuizas, Brisas de Orinoco entre otros que surgían debido a la dinámica poblacional del momento. A partir de los años setenta se presenta como un bum religioso que en todos los sectores recién poblados popularmente aparece una religión pero con preponderante dominio los “Pentecostés”. Como lo podemos observar en el cuadro Nº 1
La urbanidad de la ciudad continua lenta, pero surge para la época de 1924 un elemento económico de trascendencia internacional “el petróleo”factor determinante que se inicia con un auge, que obliga la desconcentración poblacional desviarse de la ciudad capital hacia los campos petroleros y permite la entrada de otros Países que trajeron consigo religiones y creencias diferentes a la establecida. Este elemento económico abre una vertiente poblacional a expandirse hacia otros sectores como: los Guaros, La Cruz, Las Cocuizas, La Muralla y otras áreas cercanas al centro. Esto obliga a la religión católica cubrir estos sectores con nuevas construcciones, como también era fructífero para las nuevas religiones invadir estos recién aparecidos espacios. Como lo podemos observar en el grafico 1 la aparición y dominio de las nuevas corrientes religiosas
Para este periodo la religión católica había comenzado su decadencia y había aparecido el movimiento Pentecostés con nuevas predicas, y de algún modo cuestionando la forma de ser cristiano los católico, con estas técnicas y otras como la fe de sanación y el toque del espíritu santo lograron imponerse. Sensibilizando a la población con la posibilidad de resolver sus problemas y hacer una nueva vida. Se imponen y logran el dominio con la construcción de 11 templos en el área urbana, lo que significa perdida de espacio de la católica, que solo logra construir 6 templos, la cual se orienta hacia la pérdida de lugar y de feligreses, aún siendo la religión oficial de Venezuela.
También para esta etapa surgieron nuevos movimiento que igualmente consiguieron sus seguidores, como se observa en el gráfico Nº 3 mostrado a continuación, cada uno con una iglesia en el territorio conquistado. Este ingreso se debe al establecimiento de la legalidad, de la reunión de culto y la libre expresión religiosa en la constitución.
Ahora observen la evolución de cada una de las religiones que aparecen en esta etapa:
Los libres, integracionista o congregacional, que es otro movimiento que se expande en todo el estado con denominaciones diferentes y lideres que surgen con ideas proselitistas, adaptadas a las necesidades sociales del momento. Proceden de los antiguos Pentecostés, pero a medida que cambiaban las generaciones se modificaban sus estrategias y formas de comportamiento religioso. Según las investigaciones, esta forma de creencia fue fundada en el municipio Maturín por la iglesia Dios es Amor del sector mercado viejo. Señala el pastor Samuel Marcano, en entrevista el 15 de octubre del 2002 que esta “es una organización que está en equilibrio no se va a los extremos y según sus informaciones fue creada en el 1918 por un grupo de extranjeros, mas en 1923 fue consolidada como tal, así se ha mantenido y crecido a través de las misiones evangelizadoras que contribuyen con su crecimiento”. Cabe destacar que en una nueva entrevista, el 06 de enero 2008 existe una junta pastoral con la idea de dirigir la inmensa organización y sus diez iglesias que dependen de ella.
En los años cuarenta existían algunas congregaciones religiosas concretándose para su expansión es el caso de los testigos de Jehová, que para 1948 comienzan sus predicaciones en la población de Quiriquiri, luego en el cumplimiento de sus objetivos se vienen a la ciudad en el área urbana ubicándose en la avenida Rivas, en un primer momento. Según Watchtower Bible and Tract society of Pennsylvania 1990, este movimiento tiene origen en los Estados Unidos en Alleguen hoy Pittsburg en el 1914 por el pastor Charle Taze, sin embargo ellos en sus numerosas entrevistas expusieron que sus principios estaban en la Biblia, edición traducción de la sociedad bíblica unidas 1996. En el libro bíblico Isaías 43: 10., dice: “Ustedes son mis testigos, mis siervos que yo elegí” p693. Es de recordar que este es de origen protestante y llega a Maturín por las explotaciones petroleras, razón por la cual se inicia en este municipio, luego se da a conocer en el resto del estado, construyendo sus casas de reunión en diferentes partes del área urbana como sitios de convergencia de las demás congregaciones. Los templos de los testigos vienen a aparecer construidos en 1978 en el área urbana, a partir de allí surgen numerosos creyentes y sitios de reuniones de este movimiento. Asimismo, surgen otras religiones por un elemento fundamental que se da en el 1961 con la constitución que permite la libertad de profesar su fe y realizar sus cultos, según el artículo 65.
Articulo 65
Todos tienen el derecho de profesar su fe religiosa y de ejercitar su culto, privada o públicamente, siempre que no sea contraria al orden público o a las buenas costumbres. El culto estará sometido a la suprema inspección del Ejecutivo Nacional, de conformidad con la ley. Nadie podrá invocar creencias o disciplinas religiosas para eludir el cumplimiento de las leyes ni para impedir a otro el ejercicio de sus derechos.
La libertad de culto y la expresión religiosa se hace popular, libre y un derecho constitucional que permite la libre expresión y organización en cualquier ambiente social. En este aspecto, la democracia permite la exportación e importación de diferente entes religiosos y organizaciones en todo el país, en las cuales surgen elementos que diversifican a las antiguas religiones, que en búsqueda de feligreses y fortalecimiento de sus bases, tienen la necesidad de adaptarse al ambiente social desarrollado o a las motivaciones de las nuevas generaciones, es allí, donde cambian de nombre, de disciplina y estrategia.
A partir de los años 70 aparece un número elevado de nuevas congregaciones con denominaciones diferentes, y con la ayuda de los avances tecnológicos se dan a conocer rápidamente lo que permite su expansión y crecimiento inmediato, a diferencia de algunas que tuvieron que navegar mucho tiempo para darse a conocer. La televisión, la radio, materiales impresos, son algunos de los medios utilizados por estas organizaciones, lo que ha facilitado su crecimiento y expansión en el mundo.
La era tecnológica ha facilitado su trabajo porque con un solo mensaje es trasmitido a millones de personas en un mismo día y una misma hora es decir, ha reducido los espacios y ampliado la comunicación; lo que ha fortalecido los núcleos religiosos y aumentado las creencias en los espacios físicos del planeta tierra; se escucha y se ve variados mensajes religiosos adaptados a los cambios de la era tecnológica, donde masifican adeptos de diferentes extractos sociales.
El estado Monagas, y en especial la parte urbana no escapa de esta demanda religiosa, casi todos los hogares comienzan asistir a un lugar de reunión durante la semana o pertenecen a un movimiento religioso y en circunstancias son católicos de nombre, de esta manera la mayoría de la población se hace parte de una práctica o creencia. En cuanto a los jóvenes o adolescentes, en su generalidad son atraídos por las nuevas corrientes. Dentro de estas corrientes que aparecieron en esta etapa están: los bautistas, adventistas, los mormones, pentecostal
Bautista, movimiento religioso que tiene sus orígenes en los año de 1609, cuando a John Smith se le ocurrió fundar esta religión. Aunque también se dice que no hay a quién adjudicar la fundación, más que Cristo son algunos comentarios recogidos de algunos creyentes. A Venezuela llega el 7 de noviembre de 1902, por David Wilson y se formula la primera iglesia Ciego de Ávila, situada en el ferrocarril central. Luego entre 1950 y 1953 surgen iglesias como la de Valencia, estado Carabobo y otras en el resto del país. Al estado Monagas llega en los años 70 aproximadamente, mas en 1978 se consolida fundando la primera iglesia bautista ubicada en las cocuizas, hoy con 29 años. Sin embargo, estuvo mucho tiempo como misión para luego ser iglesia, según su organización interna.

Terminos buscados en el tema:

  • culturas y tradiciones del estado monagas
  • m isabel ramos@sapo pt loc:ES

Entradas relacionadas

  • Geografia urbana
  • Entre la pobreza urbana y el crecimiento economico…
  • El desempleo en los jovenes en las zonas rural y urbana…
  • Familia del campo y de la ciudad – Peru
  • Caracterización geoambiental del municipio sucre. Estado Yaracuy. Venezuela
  • Datos acerca de la Religion de los Parthos
  • Caracterizacion del Municipio de San Juan del Sur
  • La seguridad biologica en hospitales del Municipio…