Inicio - Salud

Nivel de conocimiento sobre salud bucal en la poblacion…

Nivel de conocimiento sobre salud bucal en la poblacion…

RESUMEN
Se realizó un estudio descriptivo transversal en la población de 15-18 años con el objetivo de determinar el nivel de conocimiento sobre salud buco dental, en la población de Barrio Adentro Peribeca. Municipio Independencia. San Cristóbal. Estado Táchira. Periodo Septiembre.2005-Septiembre.2006. El universo de estudio coincidió con la muestra constituida por 150 pacientes que acudieron a la consulta y estaban dentro del grupo de edad objeto de estudio. 

Se confeccionó una encuesta para obtener el nivel de conocimiento de los pacientes sobre salud bucal y el consentimiento informado de la muestra seleccionada. Los datos se obtuvieron a través del interrogatorio. Se usaron como medidas de resúmenes números absolutos, porcentajes e índices. La información obtenida se presentó en tablas con variables demográficas (edad, sexo); escolaridad, nivel de conocimiento en relación al cepillado dental, porque se le caen los dientes a las personas, como evitar perder los dientes, porque sangran las encías y como evitarlo, ingestión de dulces, como mantener lo dientes limpios, y hábitos que dañan los dientes y los tejidos bucales. En nuestro estudio se obtuvo un nivel de conocimiento malo sobre salud buco dental en la población objeto de estudio. Se recomienda, incrementar las acciones de prevención y promoción de salud encaminadas a elevar la educación sanitaria desde edades tempranas de la vida.

INTRODUCCIÓN
La boca como instrumento especializado tiene prioridad ontologica sobro todos los demás órganos aparecidos en los seres vivos; es decir, fue el primero en formarse en cualquier tipo de organismo. Antes que el corazón, el cerebro o los pulmones, apareció la boca para que la vida fuera posible, hasta el punto de que ambos fenómenos (boca y vida) pueden considerarse como entidades univocas.

Hay organismos que sobreviven sin aparato locomotor, sin visión e incluso sin sistema nervioso, pero sin ningún tipo de boca para recibir alimentos del exterior la existencia es imposible.

Los problemas bucodentales de la humanidad se remontan a tempos muy lejanos pudiéndose afirmar que han sido compañeros inseparables de nuestros antepasados desde hace millones de años.

En cráneos de seres humanos encontrados en Rodesia pertenecientes a la época Neardenthal de hace 15000 años, existen evidencias de caries dental .También si revisamos estudios sobre cráneos griegos que datan del año 2300 a.n.e. observamos que aparecen caries dentarias, y para los años 1700 a 200 a.n.e.alcazaban el 10% de los dientes analizados; a partir de esta época la presencia de esta enfermedad se incrementa progresivamente, hasta casi alcanzar el 100% de la población, se cita que Esculapio, para los romanos, o Asclepios, para los griegos(1560 a.n.e.) fue el primero que realizo la extracción dentaria con una pinza de plomo. Timócratas y Adamacio hicieron la distinción entre neuralgia y odontalgia (1).

Hipócrates, el más famoso de los médicos de la antigüedad, llamado el padre de la medicina, dedicó varios capítulos a las enfermedades de los dientes y su tratamiento

Fue el creador del término muela del juicio para designar al tercer molar, conocía el tratamiento de las perforaciones palatinas y la consolidación de los dientes vacilantes, consideraba al frió como enemigo de los dientes, creía que los restos de alimentos almacenados eran una consecuencia de la caries dental, trataba la fracturas mandibulares ligando unos dientes con otros por medio de seda o alambres de oro y realizaba tratamiento para la odontalgia. Reservaba la extracción dentaria como ultimo recurso y solamente la realizaba cuando se agotaban todos los métodos posibles de cura. Hablaba de la reimplantación dentaria, considerando que en las fracturas de los maxilares, los dientes luxados debían volverse a su sitio y ser mantenidos con ligaduras, también aplicaba la ligadura a los dientes movedizos .

Conocía las fracturas de los maxilares, y recomendó aparatos complejos y prácticos para su reducción, realizaba los vendajes hipocráticos cuando las fracturas eran de la mandíbula y la sostenía con pequeñas tablillas. Daba prescripciones sobre higiene dental y enseñaba la limpieza dental con carbonato de calcio. En esa época se hacían obturaciones que tenían aproximadamente la forma de silicatos, con pasta de agua o esencia de mirra.

Por su parte el legado más antiguo de los egipcios se encuentra en los papiros, el más conocido es el papiro de Ebers que data de 3700-1500 a.n. e. el cual fue encontrado en Luksor, Tebas, en 1872 y se haya en la universidad de Leipzi, Alemania. El capitulo 33 habla de las enfermedades de los dientes y como fortificar las encías; también la abertura de los tumores con cuchillo o la aplicación del cauterio enrojecido al fuego; menciona la extracción, pero no la obturación. Se han encontrado casos de dientes que llevaban, sobre el punto medio de la cara oclusal, un punto de oro, lo que pudiera interpretarse como una obturación (1,2).

Mas recientemente en Arabia, Avicena (980-1032) un médico de origen persa junto a Rahzi legaron a la medicina y a la odontología un bagaje de extraordinario valor científico; su obra principal fue el Canon, donde se resumen todos los conocimientos de patología y terapéutica habidos hasta entonces (2). Estudio la anatomía y fisiología dentarias, realizaba cortes de la encía durante la primera dentición para dar la medicina adecuada; hablaba de las técnicas y tratamientos adecuados para que los dientes no salieran torcidos, así como se opuso a los polvos dentrificos muy cáusticos porque dañan los dientes; ante los dolores dentarios expresaba, si se siente en un diente la sensación de un dolor pulsátil es que hay demasiada humedad en la raíz, debe entonces perforarse el diente para vaciarlo y facilitar la aplicación de agentes terapéuticos.

En lo que se refiere a nuestra era fueron precisamente los romanos los que más lograron desarrollo en relación a la enfermedad bucal. Cornelio Celso fue el primero en escribir un tratado en capítulos recomendando ya la sindesmotomia.

Galeno, uno de los médicos más importantes conocidos en la antigüedad, al igual que Hipócrates considera a los dientes como masas óseas, que contenían nervios; explicaba el número exacto de los dientes, así como el de sus raíces; mencionaba casos tardíos de la erupción de los terceros molares, estableció la alimentación del diente por la pulpa, sostuvo que las caries eran curables, diferencio la enfermedad de la pulpa de las raíces dentarias, separo los dientes en incisivos, caninos y molares y señalaba que los dientes pueden inflamarse por tres clases de dolores: uno con asiento en el diente, el segundo con inflamación de la encía y el tercero, en la compresión de los nervios, pero estos pueden combinarse. Realizaba la extracción dentaria en última instancia, creo polvos dentrificos, realizo cirugía de los maxilares, comprobó que los dientes que no tenían antagonistas se alargaban y se mueven, aconsejaba la apertura de la pulpa para aliviar el dolor dentario y fue el primero que corrigió la luxación de la mandíbula.

En el periodo de la Republica Mediatizada, la cirugía se sigue caracterizando por la práctica privada y su condición de profesión elitista como consecuencia de las condiciones económicas existentes. Las grandes masas de población obreras y campesinos tenían un acceso muy limitado a la salud y en la mayoría de los casos los equipos e instrumentos usados para el tratamiento de la población pobre era de muy mala calidad y muchos deteriorados. La práctica que se ofrecía en los servicios creados se reducía a extracciones y curaciones con medicamentos, sin ningún aspecto preventivo ni de alta índole (3).

Y en el siglo xx, las enfermedades dentales toman mas relevancia en el ámbito científico moderno analizándose como problema de salud general y no solo dental. Se demuestra científicamente la importancia de la salud bucal en el mantenimiento de la salud general y como las enfermedades odontológicas influyen directamente en el proceso salud- enfermedad (4).

Estudios realizados por la Organización Mundial de la Salud(OMS)demuestran que la patología bucal y de manera particular la caries dental, afectan a mas del 95% de la población(5) por lo cual en 1954 esta organización incluye estos entre los problemas de salud mundial:
-Caries dental
-Parodontopatias
-Maloclusiones
-Malformaciones del labio y el paladar
-Cáncer bucal
-Alteraciones de la Articulación Temporo- Mandibular 

Durante los últimos 40 años el nivel de salud de la población cubana y en particular la salud bucal, ha experimentado notables avances como resultado de la alta prioridad que el Estado ha brindado a aquellos aspectos básicos y determinantes en la calidad de vida de los ciudadanos como la educación, la salud, el deporte y la actividad social, entre otros.

Desde el año 1968 se inicio un proceso de desarrollo de acciones y actividades de promoción de salud y prevención de enfermedades fundamentalmente en la población infantil que ha posibilitado alcanzar indicadores de salud bucal comparables con los países altamente desarrollados (6).

De conformidad con las orientaciones establecidas por la OMS a través de diferentes resoluciones y actividades internacionales (7) en 1982 la Federación Dental Internacional (FDI) elaboró algunas metas específicas sobre salud dental, y recomendó a todos los países miembros la adopción de metas nacionales, en concordancia con su problema de salud, características y posibilidades.

La educación para la salud bucal debe ser considerada como el pilar donde se sustente todo programa asistencial futuro, dado que este terminaría agudizado por la alarmante diferencia entre los recursos disponibles y las necesidades existentes (8). 

La prevención integral de las enfermedades bucales a nivel de individuo, familia y colectivo en la comunidad debe orientarse a la práctica de hábitos higiénicos alimentarios, a la eliminación de hábitos funcionales y profesionales, a la conservación de la dentición temporal y permanente sanas, orientación sobre el uso del fluoruro sistémicos y tópico, orientación sobre el uso de medidas de protección específico, diagnóstico precoz y tratamiento oportuno, control de los riegos de rehabilitación y vigilancia epidemiológica del estado de salud bucal (9).

El Estomatólogo General Integral, como guardián de la salud en la atención primaria, debe trabajar permanentemente en la promoción de salud y prevención de enfermedades (10). Motivados por estas razones nos dimos a la tarea de determinar el nivel de conocimiento que tiene la población de 15-18 años en Peribeca que nos permita trazar estrategias para prevenir y controlar la incidencia de la enfermedad.

OBJETIVO
General: Determinar el nivel de conocimiento sobre salud bucal que tiene la población de 15-18 años en Peribeca. Independencia. Septiembre 2005-Septiembre.2006.

METODO
Característica de la investigación
Se realizó un estudio descriptivo transversal con el objetivo de determinar el nivel de conocimiento sobre salud bucal en la población de 15-18 años de Bario Adentro. Peribeca Periodo Septiembre.2005-Septiembre.2006.El universo de trabajo coincidió con la muestra constituidos por todos los pacientes que acudieron a consulta en ese periodo de tiempo y estaban dentro del grupo de edad objeto de estudio (150 pacientes). 

Se tuvo en cuenta algunos aspectos éticos, según las normas planteadas en la declaración de Helsinki (Anexo1) (11).
    Criterios de Inclusión
-Todos los pacientes comprendidos entre 15-18 años.
-Todos los que estuvieron de acuerdo a participar en la investigación.

    Criterios de Exclusión
-Todos los pacientes que no quisieron participar en el estudio.
-Todos los pacientes menores de 15 años y mayores de 18.
-Todos los pacientes que tuvieron alguna discapacidad mental.

Metódica
Par dar salida al objetivo de nuestra investigación se tuvo en cuenta las siguientes variables.

Edad: 15-18 años.
Sexo: se clasificó en sus dos categorías biológicas.
-Masculino 
-Femenino

Nivel de escolaridad:
-Primaria———- 
-Secundaria——-
-Pre- universitaria—–
-Universitaria———-

Se confeccionó una encuesta para medir el nivel de conocimiento sobre salud bucal, según la OMS. (7).
La clave de calificación nos permitirá evaluar el nivel de conocimiento, la cual quedará de la siguiente forma:

La encuesta tendrá un valor de 100 puntos y la evaluación se hará de la siguiente forma: cada pregunta tiene un valor de 10 puntos.
-De 85 ? 100 puntos (bien)
-De 60 ? 84 puntos (regular)
-Menos de 60 puntos (mal)

2.- ¿Cuántas veces cepilla los dientes al día?
-5 para el que responda dos veces——–
-5 para el que responda tres veces——-
-10 para el que responda cuatro veces—– 
-0 para el que no responda——

3.- ¿Por qué cree usted que se le ?caen? los dientes a las personas?
-5 para el que responda porque los dientes se aflojaron———–
-5 para el que responda porque no los cuidaron bien_________
-10 para el que responda por no visitar al dentista____________
-0 para el que no responda—

4.- ¿Qué cree usted que pueda hacer una persona para evitar perder los dientes?
-5 para el que responda conocer como cuidar sus dientes_______
-5 para el que responda revisarse periódicamente——————–
-10 para el que responda cepillarse después de cada comida———
-0 para el que no responda—-

5.- ¿Por qué cree usted que a una persona le sangran las encías? 
-5 para el que responda porque no se cepilla________________
-0 Para el que responda que se le movían los dientes_______
-5 para el que responda porque no visita al dentista___________
-10 para el que responda ambas

6.- ¿Cómo usted cree que una persona que le sangran las encías pueda evitarlo? 
-5 para el que responda revisarse periódicamente.————————
-5 para el que responda usar hilo dental______________________
-10 para el que responda cepillarse después de cada comida ______

7.- ¿L e gusta comer muchos dulces entre las comidas?
-5 para el que responda si————- 
-10 para el que responda no———– 
-5 para el que responda a veces-

8.- ¿Cómo usted cree que una persona podría llegar a tener los dientes más limpios?
-10 para el que responda cepillándolos _______________
-5 para el que responda usando hilo dental____________
-5 para el que responda usando pasta con fluoruro_____
-0 para el que no responde————————–

9.- ¿Cuándo usted cree que una persona deba comenzar a cepillarse los dientes? 

-10 para el que responda cuando brotan los primeros dientes________
-5 para el que responda cuando salen los dientes permanentes____
-5 para el que responda desde que nace.———-
-0 para el que no responde——————————————

10.- ¿Qué hábitos cree usted que afectan los dientes y los tejidos bucales?
-5 para el que responda succión digital_______________________
-5 para el que responda respiración bucal_____________________
-10 para el que responda ambos—————-
-0 para el que no responda.

TECNICA Y PROCEDIMIENTO
Para realizar este trabajo se realizó una amplia revisión bibliográfica en libros, artículos, tesis, revistas tanto nacionales como internacionales, así como Internet, para conformar el marco teórico conceptual de la investigación

La información se obtuvo a través de una encuesta siguiendo los criterios de la OMS (7), mediante el interrogatorio a los pacientes, en la consulta, sentados en el sillón dental, y condiciones de luz natural.

TECNICA DE PROCESAMIENTO Y SINTESIS DE LA INFORMACION
Una vez obtenida la información primaria se creó una base de datos computarizada con el programa Epi Info 6.0, que permitió la confección de cuadros estadísticos y gráficos del sistema Windows, lo que ayudó a la realización de un mejor análisis. Como medida de resumen se utilizaron las variables índices, porcientos y promedio.

ANALISIS Y DISCUSION DE LOS RESULTADOS
Lograr mantener buena salud bucal ofrece un algo encantador para la persona durante cualquier etapa de la vida. En la consecución de este empeño se conjuga desde el cuidado a la primera dentición, hasta en los años de la tercera edad, épocas en que puede ejercitarse igualmente la prevención (12). Lo fundamental es orientar hábitos adecuados de higiene, de alimentación y alertar sobre el tabaquismo, como factores que favorecen la aparición de alteraciones en la cavidad bucal (13). 

Educar para promover y proteger la salud, conociendo los factores de riesgo de las principales enfermedades bucales, será la meta a alcanzar mediante un nuevo modelo de atención estomatológica que respondería al concepto de la Estomatología General Integral (EGI), que coloca al hombre como un ser biosocial sobre el que influyen diferentes factores de riesgo, como atributos que pueden actuar negativamente en la aparición y desarrollo de la enfermedad; de ahí la importancia de conocer el nivel de conocimiento que tiene la población a cerca de la salud buco dental(14,15).

La salud bucodental es un constituyente inseparable e importante de la salud general ya que las enfermedades bucodentales afectan a la salud general del individuo y tienen consecuencias fisiológicas aún más complejas porque pueden llegar a menoscabar la nutrición, las relaciones interpersonales y la salud mental (16). 

Tabla 1. Población examinada según sexo.

Fuente: Encuesta

Si observamos la tabla 1 donde se muestra la población examinada según sexo, podemos constatar que hubo un predominio del sexo femenino con 82 pacientes de representatividad par un 54.6%, seguido del sexo masculino con 45.3%. Estadísticamente a nivel mundial y nacional existe un predominio de nacimiento de varones que de hembras a medida que avanzan las edades, la población masculina tiende a disminuir producto de una sobre morbilidad de este sexo (17).

Tabla 1a. Población examinada según nivel de escolaridad. 

Fuente: Encuesta

En la Tabla 1a se puede apreciar el nivel de escolaridad alcanzado por la población estudiada, catalogándose de instruida puesto que predomina el nivel universitario y preuniversitario con un 46.6 % y un 33.3 %, de la población examinada. Esta variable sociodemográfica es importante ya que influye en el proceso enseñanza-aprendizaje del individuo, cuando la escolaridad de un individuo es baja, esto contribuye a la falta de comprensión de las medidas de prevención y control de la salud, entorpece la comunicación social, lo que constituye un factor de riesgo.(18,19)

Mientras más alto sea el nivel de escolaridad mayor serán los logros obtenidos, alcanzándose resultados positivos en la población en cuanto a cambios de actitudes, motivación, nivel de conocimiento en lo referente a las enfermedades bucales, hábitos de higiene, etc. De ahí que en nuestra población podremos obtener resultados alentadores dados su condición de población instruida con las capacidades necesarias para entender y llevar a cabo las actividades de promoción de salud y prevención y de esta manera saberlas transmitir a la familia y a la comunidad, mejorándose de esta forma el estado de salud de la población (20).

Tabla 2. Nivel de conocimiento según veces que cepilla los dientes al día.

Fuente: Encuesta

En la tabla 2 se observa el nivel de conocimiento según las veces que el paciente cepilla los dientes, donde podemos constatar que en la población examinada predominó un nivel de conocimiento sobre salud buco dental malo con el 64.0% del total de la población, seguido del regular 34.0%, donde el 61.3% refirió cepillar sus diente una sola vez al día, y solo el 13.3 % reconoció que los diente había que cepillarlos cuatro veces al día. Esto se debe fundamentalmente a que la zona donde se realizó el estudio es una zona rural y donde no se han realizado nunca programas de prevención y promoción de salud que orienten adecuadamente la población con el objetivo de mejora de la salud.

Las encuestas básicas de salud bucodental proporcionan una base sólida para estimar las necesidades actuales y futuras de asistencia de la salud bucal de la población. (7). Proporcionan datos de base fiable para el desarrollo de programas de salud oral de carácter nacional o regional y para la planificación del número y los tipos apropiados de personal para la asistencia estomatológica. 

Diversos estudios confirman que una buena higiene bucal tiene un gran impacto en la futura salud dental, (21,22) por lo que se deben cambiar los hábitos de higiene inadecuados para prevenir las caries. (23) Se recomienda el cepillado dental; si se realiza solamente una vez al día contribuye a la mala higiene bucal, y la confirma como un factor de riesgo, (24,25) pero si su uso es adecuado contribuye a la prevención de caries, particularmente si se utilizan dentífricos fluorados. (26,27)

Tabla 3. Nivel de conocimiento según porqué cree que se le ?caen? los dientes a las personas.

Fuente: Encuesta

En la tabla 3 podemos observar, que muestra el nivel de conocimiento en relación al porqué se caen los dientes, donde se pudo constatar que predominó el nivel de conocimiento sobre salud bucal malo, 59.3% del total de la población estudiada, seguido del regular 38.6%, ya que el 37.3%, reconoció como causa de que los dientes se \”caigan\” a la falta de cuidados, y solo el 31.3% refirió que era porque no se visitaba periódicamente el dentista. Esto es debido a la ausencia de programas de educación para la salud en la población donde se realizó el estudio de forma reiterada y mantenida que permitan obtener cambios favorables en el nivel de conocimiento de la poblacion. Estos resultados coinciden con los obtenidos por Montiel Company (28) , de la Universidad de Valencia España, en su trabajo sobre conocimiento de Prevención Buco dental en la poblacion de 12-15 años.

Tabla 4. Nivel de conocimiento según que puede hacer una persona para evitar perder los dientes.

Fuente: Encuesta

En la tabla 4 se muestra el nivel de conocimiento sobre salud bucal y en relación con lo que puede hacer una persona para evitar perder sus dientes, donde se obtuvo que predominó el nivel de conocimiento malo 72.0% del total de la poblacion encuestada, seguida del regular con el 24.0% ya que el 46.6% de las personas reconocieron la revisión periódica de los diente como la primera condición para evitar perder sus dientes y sólo el 15.3% refirió que lo evitaban cepillándose después de cada comida.

Se pensaba que con la vejez era natural ir perdiendo la dentadura. Ahora se sabe que esto no es cierto. De acuerdo al Centro Nacional para la Información Sobre el Higiene Bucal (NOHIC siglas en inglés), (29) siguiendo algunos pasos sencillos para mantener sus dientes y encías sanas, además de visitar periódicamente al dentista podrá conservar sus dientes para toda la vida, como por ejemplo usar hilo dental, remover los residuos de alimentos mediante un cepillado correcto cuatro veces al día etc. 

Tabla 5. Nivel de conocimiento según porqué cree que a una persona le sangran las encías.

Fuente: Encuesta

Si observamos la tabla 5 donde se muestra el nivel de conocimiento de la poblacion y su relación con el porqué a una persona le sangra las encías nos daremos cuenta que predominó el nivel de conocimiento malo 70.6% del total de la poblacion encuestada, seguida del regular con 29.3%, donde el 42.6 % reconoció que ambas causas eran factores importantes a considerar para que sangren las encías, y solo el 16.6% refirió que era porque no se cepillaban, esto demuestra la falta de educación para la salud en esta población, y la necesidad de prevenir oportunamente los problemas de la cavidad bucal, y hacia donde debemos dirigir nuestros esfuerzos en la búsqueda y establecimiento de métodos preventivos eficaces contra las enfermedades que afectan el complejo maxilo-facial (30,31).

Si la placa o el sarro no se remueven, la bacteria causa inflamación de las encías llamada gingivitis. En la gingivitis, las encías se vuelven rojas, hinchadas y pueden sangrar fácilmente. La gingivitis es una forma leve de enfermedad de la encía y usualmente es reversible con el cepillado diario y limpieza regular por un dentista. Esta forma de enfermedad de la encía no incluye ninguna pérdida de hueso y tejido que mantiene la dentadura en su lugar (31). 

La buena higiene oral es esencial para prevenir la enfermedad de las encías. También debe de ver a su dentista de inmediato si tiene mal olor, encías rojas, hinchadas, frágiles o sangrando, dientes flojos o sensitivos. Si la enfermedad de las encías está presente, el dentista necesitara raspar el sarro completamente por arriba y debajo de la línea de la encía. Sin embargo, una vez más, su mejor apuesta a la prevención es por medio de buena higiene oral (19,32). 

Tabla 6. Nivel de conocimiento según como cree que una persona que le sangran las encías pueda evitarlo. 

Fuente: Encuesta

En la tabla 6 se muestra el nivel de conocimiento en relación a lo que cree una persona para evitar que le sangren las encías donde se obtuvo que hubo un predominio del nivel de conocimiento malo 71.3%, seguido del regular con 26.6% del total de población examinada, el 48.6% reconoció como método para evitar que le sangren las encías, el uso del hilo dental y solo el 14.0% de la población encuestada refirió que el cepillado después de cada comida era un método preventivo para evitar que sangren las encías. Los resultados de nuestro trabajo coinciden con lo obtenido por Puente (33), la mala higiene bucal se encuentra siempre asociada a la aparición de la enfermedad en más del 70 % de los casos. 

La calidad del cepillado juega un papel preponderante sobre la higiene bucal. Es por esto importante lograr que todos los pacientes alcancen una higiene bucal correcta, pues es la placa dentó bacteriana, que se adhiere a la superficie del diente, la causante de la caries y un cepillado correcto logra la remoción de dicha placa, lo que contribuiría a disminuir o retardar la aparición de la caries dental(21).

Se hace necesario realizar labores educativas de promoción de salud y prevención, trasladar hacia las escuelas primarias la consulta de consejería bucal para aumentar la motivación de la población infantil por el cepillado y en general, por hábitos correctos (34).

Por esta razón es importante remover todos los residuos de comida, así como la placa de los dientes. Remueva la placa por lo menos unas tres veces al día a cuatro veces es mucho mejor (34).

La mala higiene dental se ha aunado a un alto riesgo de algunas enfermedades en adultos, de ahí la necesidad de realizar actividades de prevención y control de la enfermedad (19).

La Asociación Dental Americana (ADA siglas en inglés) indica que cuando un niño tiene decaimiento serio dental, puede afectar toda su salud y llegar a presentar problemas al comer, hablar y hasta causar ausencia en la escuela (35). 

Tabla 7. Nivel de conocimiento según si come muchos dulces entre las comidas.

Fuente: Encuesta

La tabla 7 muestra el nivel de conocimiento en relación a si come muchos dulces entre comida donde se observa que hubo un predominio del nivel de conocimiento malo 56.6% del total de encuestados, seguidos del regular con 36.6%, mientras que los que refirieron que si lo comían representaron el 46.0%. Estos datos son superiores a los encontrados por Pacheco(36) en el 2002 en el área de salud de Baire y a los encontrados por Roca(37) en Santiago de Cuba en el mismo año. 

En México más del 20 % de los niños de la enseñanza primaria con mala salud bucal seguían un régimen dietético rico en alimentos y bebidas cariogénicas. 

La dieta basada en consumo frecuente de azúcar, miel y otros carbohidratos fermentables, es reiteradamente relacionada con la producción de ácido por los microorganismos acidogénicos, y por consiguiente, con la aparición de caries. Estudios epidemiológicos de las poblaciones contemporáneas, evaluaciones clínicas y estudios en animales, apoyan fuertemente la conclusión de que la mayor causa de caries en la edad infantil es el consumo frecuente de comidas que contienen azúcar. Dentro de los hidratos de carbono, la sacarosa es el de mayor capacidad cariogénica. Su introducción en la dieta moderna está asociada con el incremento de la prevalencia de caries, y específicamente, con la etiología de caries de superficies lisas de los dientes.(38) Todos estos estudios pueden ser comparados con los resultados obtenidos en nuestro trabajo (tabla 7), donde el consumo de alimentos azucarados es significativamente mayor por lo tanto, estamos de acuerdo con aquellas investigaciones que plantean que para la prevención de la caries dental es necesario el control de los hábitos dietéticos,(39) para lo cual recomiendan la reducción de la frecuencia de ingestión de carbohidratos 

Es también importante evitar los alimentos azucarados. Ácidos dañinos se forman en tu boca cada vez que comes un dulce. Si comes menos dulces, las bacterias producirán cantidades más pequeñas del ácido que destruye el esmalte del diente. 

Tabla 8. Nivel de conocimiento según como una persona podría llegar a tener los dientes más limpios.

Fuente: Encuesta

En la tabla 8 se muestra el nivel de conocimiento en relación de cómo una personas puede tener dientes mas limpios donde se observa que hubo un predominio del nivel de conocimiento malo 68.0% del, seguido del regular 26.6%, observándose un comportamiento similar en lo referido al cepillado dental 34.0% y el uso de pastas con fluoruros 33.3% como métodos para mantener cada día los dientes más limpios. La boca es una ventana que permite que un dentista hábil pueda evaluar su salud general. 

Cuidar su boca es un paso importante en el camino hacia una buena salud. Los hábitos alimenticios, cepillarse regularmente, utilizar hilo dental y flúor, y hacerse controles periódicos constituyen partes importantes de una buena salud. 

Tabla 9. Nivel de conocimiento según desde cuando una persona debe comenzar a cepillarse los dientes.

Fuente: Encuesta

En la tabla 9 se puede observar que muestra el nivel de conocimiento en relación a desde cuando una persona debe comenzar a cepilillarse los dientes, donde se muestra que hubo un predominio del nivel de conocimiento malo 62.0% del total de la población encuestada, donde el 45.3% refirió que desde que nace, y solo el 16.0% reconoció que había que comenzar a cepillar los dientes desde que aparece el primero en la cavidad bucal. Esto puede estar debido a que la zona donde se realizó el estudio es rural con ausencia de servicios para la salud que permitan satisfacer sus necesidades, así como también ausencia de programas de prevención y educación para la salud.

Lograr mantener buena salud bucal ofrece un algo encantador para la persona durante cualquier etapa de la vida. En la consecución de este empeño se conjuga desde el cuidado a la primera dentición, hasta en los años de la tercera edad, épocas en que puede ejercitarse igualmente la prevención. Lo fundamental es orientar hábitos adecuados de higiene, de alimentación y alertar sobre factores que favorecen la aparición de alteraciones en la cavidad bucal. 

Existen medidas preventivas que las madres deben tener en cuenta. Por ejemplo, aún antes de que aparezcan los primeros dientes, cada cierto tiempo se debe hacer una limpieza en la boca del niño con una gasa empapada con agua hervida; y al brotar la primera pieza dentaria, cepillarla con un cepillo pequeño (40). 

Aunque muchas personas piensan en la pasta, lo fundamental es la acción mecánica del cepillado. 

En una boca limpia las enfermedades bucales son menos frecuentes, porque es menos vulnerable a los gérmenes y bacterias. 
No se puede hablar de afecciones bucales sin mencionar las caries, esa enfermedad infecciosa que ocasiona, al igual que las alteraciones en las encías la pérdida de muchos dientes. 

Tabla10. Nivel de conocimiento según hábitos que afectan los dientes y los tejidos bucales.

Fuente: Encuesta

En la tabla 10 observamos que se muestra el nivel de conocimiento en relación a los hábitos que afectan los dientes y los tejidos bucales, donde podemos constatar que hubo un predominio del nivel de conocimiento malo 58.0% del total de los encuestado, seguido del regular con 34.6%, donde solo el 35.3% de la poblacion reconoció que tanto la respiración bucal como la succión digital eran los principal es hábitos que afectan los dientes y los tejidos bucales. Esto es debido a la escasa educación para la salud que tiene esta poblacion donde se realizó el estudio.

Mucho se ha investigado sobre la prevalencia de estos hábitos así como la forma de prevenirlos y eliminarlos en edades tempranas, a través de la labor educativa en la consulta y el terreno. En estudio realizado en un grupo de 270 niños de 6 a 11 años Fernández y Acosta (41) observaron que el 68,15 % practicaban hábitos deformantes. 

En el caso de la respiración bucal el paso del aire por la vía nasal puede ser obstruido por desviación del tabique nasal, congestión nasal en gripes frecuentes y prolongadas, rinitis alérgicas, adenoides hiperplásicas, y la falta de aseo nasal.

En variadas investigaciones se ha comprobado que la succión de dedo, mamadera o chupete, puede ser la causante de malformaciones dentoesqueletales (42) y que estas pueden ser revertidas si el mal hábito es eliminado entre los 4 y los 6 años. El hábito de succión digital es uno de los más tempranos y comunes de los hábitos en la infancia ya que pueden afectar gran cantidad de los niños en edades desde el nacimiento hasta la adolescencia. La mayoría corresponde a la succión del pulgar la minoría a la succión de otros dedos y otros pocos a la succión del pulgar y los demás dedos.

En la investigación debemos plantear que el trabajo de prevención, debe estar comprometido a conducir al niño, hasta la edad adulta, ya sin ningún tipo de enfermedad dental, instruyéndolo en técnicas de cepillado dental, higiene buco dental, educación nutricional y corrección de malos hábitos los cuales sean de peligro para el desarrollo del infante, desde el nacimiento hasta la edad adulta, para tener con seguridad la disposición de un paciente sin problemas que se preocupa por la salud de sus dientes. 

CONCLUSIONES
- En nuestro estudio se obtuvo un nivel de conocimiento sobre salud bucal malo,

RECOMENDACIONES
-Incrementar las acciones de prevención y promoción de salud, encaminadas a elevar la educación sanitaria en la población desde edades muy tempranas de la vida.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS
1-González Iglesia J. Historia de la Odontología. En: Bascones Martínez A. Tratado de Odontología. Barcelona: Trigo; 1998; tl: 913-9.
2-Lerman S. Historia de la Odontología y su ejercicio legal. Buenos Aires: El Ateneo; 1942:144-8.
3-Barnes O. Programa de salud real. OMS .Año internacional de la salud bucal. OMS; Ginebra, 1994, p. 24 ? 29.
4-Guías Prácticas de Estomatología. Promoción de salud Buco Dental y Prevención de enfermedades. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2003.t 493-49.
5-OMS. Avances recientes en salud Buco-Dental. Informe de un Comité de expertos de la OMS. Serie de Informes Técnicos, números 826 de 1999. 
6-Centro Nacional de Promoción y Educación para la salud: Carpeta Metodológica. Movimiento ?Municipios por la Salud?. MINSAP. Ciudad de la Habana, 2001.
7-OMS. Manual ?Encuesta de Salud bucodental?. Método básico. 4ta Edición. Ginebra. 1997.
8-Pucci F, Ramos Nazar MI, Ghione S. Programa prioritario de salud bucal. Montevideo: Editorial Random Mandadori; 1997: 56-58.
9-García Zapata LM, Estrada Montoya JA. Perfil epidemiológico Bucodental de la población escolar de 5-15 años. (Trabajo presentado como requisito fundamental para optar por el titulo de Especialista de Epidemiología Oral para la administración de los servicios de salud.1998.Valle del Cauca. Colombia. 
10-Díaz del Mazo L, Ferrer Gonzáles S, García Díaz RC. Duharte Escalante A. Modificaciones de conocimiento y actitudes hacia la salud bucal en adolescentes del Reparto Sueño. (Artículo en linia) MEDISAN.2001, 5 (2).
11-Declaración de Helsinki. Recomendaciones para guiar a los Médicos en la investigación Biomédica en seres humanos Vol. of Sanit Panan 1990:108 (5-6):626-9.
12-Cobas Pérez N. Escuela de salud bucal para adolescentes en la Secundaria Básica José Miguel Bañull. 2005.
13-Irigoyen ME. Prevalencia e incidencia de caries dental y hábitos de higiene bucal en un grupo de escolares del sur de la Ciudad de México: Estudio de seguimiento longitudinal. Rev. Mexicana de Odontología 2001; 58(3).
14-Quinteros M. Rojas L, Mella S. Nutrición, Dieta y Salud Bucal. Generalidades de la Caries Dental. Caries Dentaria en: Prevención Odontológica un camino hacia la salud bucal. Fac Odontológica U de Chile 2000.
15-Limonta Vidal E del R, Araújo Heredia T. Intervención educativa para modificar conocimientos sobre salud bucodental en escolares de tercer grado [artículo en línea]. MEDISAN 2000; 4(3) <http://bvs.sld.cu/revistas/san/vol4_3_00/san .htm > [consulta: 5 feb 2004].
16-De Paola DP, Faine MP, Vogel RI: Nutrición respecto a la medicina dental. En: Shils EM, Olson JA, Shike M, eds. Nutrición moderna en salud y enfermedad. 8va edición. Filadelfia, Pap 160: Prado and Febiger, 1994. pp. 1007 ? 1028.
17-Ministerio de Salud Pública. Dirección Nacional de Estadística. Anuario Estadístico. Ciudad de La Habana: MINSAP; 1999:p. 16-7.
18-Gispert A. Estela de los A.: Modulo II, Tema 1. Prevención en Estomatología General Integral.
19- Tascón JE, Cabrera G. Creencias sobre caries e higiene oral en adolescentes del Valle del Cauca. Colomb Med 2005; 36: 140-145
20-Programa Nacional de Atención Estomatología Integral a la población. C. Habana, Cuba, 2002.
21- Velasco Sendin MB. Evaluación de la eficacia del cepillado dental. Gaceta Dental: 1999; 96: 32.
22- Delgado Méndez L, Rodríguez Calzadilla A, Sosa Rosales M. Estado de salud bucal de la población cubana, 1995.Rev cubana Estomatol 1999; 37(3):217-29.
23- Duque de Estrada, Dra. Johann. Factores de riesgo asociado a la caries dental en niños. Ciudad de la Habana, abril 2003.
24- Mena. GA, Rivera L. Epidemiología Bucal. Caracas: 2000; Organización de Facultades, Escuelas y Departamentos de Odontología de la Unión de Universidades de la América Latina, OMS y OPS: 45-54.
25- Sancho L. Enfermedades bucodentales. Incidencias y riesgo. Rev. del Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Las Palmas. España 1998 junio; 3: p.1-3.
26- Cabaña Climalda. Prevalencia de caries dental y su relación con las 
Aplicaciones tópicas de fluoruros [Tesis de especialidad]. Ciudad de La Habana: Facultad de Estomatología; 2001. Pp. 7-9.
27- Brenes, W; Sosa, D. ?Epidemiológica bucal y accesibilidad a los servicios odontológicos de un grupo de adolescentes\”. (En línea). Disponible: http://www.binasss.sa.cr. 1.986. Recuperado: 11/04/2.003.
28- Montiel Company y Eustaquio Rojas. Conocimiento sobre salud bucodental en la población de 12-15 años de la Comunidad de Valencia. Departamento de Estomatología.España.
29- Jacnos Brown L. Un glorioso logro para la Estomatología Americana. JADA, 1997; 118(2):179.
30- MINSAP. Programa de Atención Estomatológica a la Población menor de 15 años. Edt Ciencias Medicas, 1984.
31-Gestall JJ. Caries y Periodontopatías. En Medicina Preventiva y Salud Pública, 8va. Ed. Barcelona; 1999: 762-82.
32- Irigoyen ME. Prevalencia e incidencia de caries dental y hábitos de higiene bucal en un grupo de escolares del sur de la Ciudad de México: Estudio de seguimiento longitudinal. Rev. Mexicana de Odontología 2001; 58(3).
33- Puente B.M., Rodríguez LL. R., Fernández F.M., Castillo C. A.: Instrumento de Medición de los resultados de trabajos en estomatología Integral. Rev. Cub. Estomatología. 1998; 35 (3): 825 ? 91.
34-Rodríguez. Rodríguez M. et al. Tomas de decisiones preventivas en el paciente infantil en función de la edad. Rev. Odontológica Pediátrica. Sociedad Odontológica de España. 2001. Vol 7 .num. 3:55-9
35- Ramón B, Sagrera MR, Batista JM. Conductas de los escolares españoles relacionadas con la salud (1986-1990). Madrid: Consejo Superior de Investigaciones Científicas, 2001:402. 
36-Pacheco Ávila. José M.: ? Algunas características del estado de salud bucal en niños de una escuela primaria ? [ Trabajo para optar por el Título de Especialista en Primer Grado en Estomatología General Integral]. 2002. I.S.M.C. Santiago de Cuba
37-Roca Carmen R.: Estado de Salud Bucal en los niños de 5 ? 6 años del Centro Escolar ? 26 de Julio ? [ Trabajo para optar por el Título de Especialista en Primer Grado en Estomatología General Integral]. 2001. I.S.M.C. Santiago de Cuba.

38-Katz S, Mc Donald, Stookly G.: Odontología Preventiva en acción. Editorial Científico Técnica, 1982. Pp 195 ? 246.
39-Manpone G.: An introspective qualitative report on dietary patterns and elevated levels of dental decay in a deprived urban population in Mexico. Dent Child 1998; 65 (4): 276 ? 85.
40- Toledo Curbelo GJ, Caraballoso Hernández M, Cruz Acosta A. Generalidades de salud pública y estado de salud de la población. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 1999, p.75-82.
41-Fernández Torres CM, Acosta Coutín A. Hábitos deformantes en escolares de primaria. Rev Cubana Ortod 1997; 12(2):79-83. 
42-Finn SB. Odontología Pediátrica. 4ta ed. México, DF: Editorial Interamericana, 1976:19-25. 

Republica Bolivariana de Venezuela
Estado Táchira. 
Misión Barrio Adentro

Autor: 
Jorge Martín Heredia
Tutor: Dra. Manuela Ricardo Reyes.
Dra. Maria Isabel Pardo González
Año 2006

Entradas relacionadas

  • Nivel de conocimiento sobre Cancer Bucal
  • Estrategia Educativa sobre salud bucal dirigida a ninos…
  • Tratamiento de la Melanosis Bucal con laser de ND:…
  • Función de los elementos paraprotéticos
  • Analisis de la situacion de salud en 20 familias del…
  • Nivel de conocimientos sobre Estomatologia en una poblacion…
  • Conocimiento sobre salud buco dental en pacientes pertenecientes…
  • Proceso de mejora continua de instituciones de salud