Inicio - Psicologia

Maltrato en el adulto mayor. Estudio epidemiologico…

Maltrato en el adulto mayor. Estudio epidemiologico…

RESUMEN
Con el propósito de determinar la presencia y comportamiento del maltrato en los adultos mayores de un área de salud perteneciente al Consultorio Medico 7802 del Policlínico Andrés Ortiz se realizo un estudio descriptivo, retrospectivo de corte transversal de 225 pacientes incluidos en este grupo etáreo, durante el periodo de Noviembre del 2004 hasta Febrero del 2006. Las características principales encontradas fueron: La mayoría de los casos estudiados estuvieron comprendidos en el grupo de 60 a 69 años, siendo el femenino el sexo más representado. Así como la convivencia con otros familiares fue la que prevaleció. Se encontró un predominio casi absoluto de presencia de maltrato en los adultos mayores encuestados y el tipo de maltrato más frecuente detectado fue el social seguido por el psicológico. El tipo de maltrato físico y sexual estuvo más representado en el sexo femenino y el de negligencia lo hizo en el masculino. En el grupo etáreo de 80 a 89 años prevaleció el maltrato psicológico y después de los 70 años el maltrato físico, financiero y por negligencia, siendo el social reiterativo en todos los grupos de edades.

Se debe sugerir profundizar en las investigaciones sobre maltrato en la vejez para esclarecer las diferentes causas por las cuales se produce, porqué se producen y quiénes maltratan. Y educar más a todas las generaciones en relación con un conocimiento adecuado sobre la etapa de la vejez. 

INTRODUCCIÓN
El envejecimiento individual no es un fenómeno exclusivo de las sociedades modernas, sino que ha estado presente en todas las etapas del desarrollo social, siendo de interés para la filosofía, el arte y la medicina en todas las épocas, sin embargo durante el presente siglo, asistimos a una situación singular, más y más personas sobrepasan las barreras cronológicas que el hombre ha situado como etapa de vejez y que convierte al envejecimiento poblacional en unos de los retos mas importantes de las sociedades modernas. (1)

El envejecimiento es un fenómeno universal, es un proceso inevitable. Sin embargo la manera de envejecer de cada uno y su calidad de vida se relacionan directamente con los recursos intelectuales, sociales, biológicos y materiales acumulados durante su historia vital (2).

El anciano es una persona que no siempre puede valerse por sí misma, y es a la hora de recibir los cuidados y atenciones necesarias cuando surgen problemas, constatados en el sistema occidental. Si el anciano tiene alguna enfermedad, se incrementa el riesgo de sufrir maltrato por parte de su familia o por el personal apto para su cuidado, que puede ser físico y mental. Se debe pensar en que ahora se es joven, pero algún día anciano, lo que hace desear estar bien cuidados y tener atenciones necesarias. Al anciano, sea o no pariente, se le debe atender en función de mejorarle la calidad de vida. (2)

Lo primero que llama la atención a todo aquel que intenta profundizar en el tema del maltrato al anciano es la escasa documentación de que se dispone al respecto. Esta circunstancia pone de manifiesto, un cierto desinterés en lo referente al \”estado de bienestar\” en el que vive un importante grupo de población. Si tomamos como referencia la clasificación que hace el profesor P. Kingston de los diferentes abusos y malos tratos en los ancianos en España, se podría situar la información que nos llega sesgada y los resultados no son efectivos.(3 )

El propio término \”maltrato\” está cargado de connotaciones negativas que lo han convertido en tabú: no se habla del problema, se evita o no se reconoce, y así no existe. Tenemos que reconocer que en los últimos años se han ido dejando de lado los prejuicios y miedos que este tema entrañaba y se han hecho avances en la denuncia, detección precoz, diagnóstico, tratamiento, y en la concienciación social del problema. 

En occidente, el tema del maltrato ha estado relacionado con el niño y la mujer, nadie afirmaría que el avance social podría perjudicar también a las personas mayores. Es de sentido común pensar que las experiencias adquiridas en otros grupos sociales nos podrían servir para afrontar el maltrato en el anciano. ¿Debemos los familiares dedicar más tiempo a nuestros ancianos?, ¿los avances sociales son beneficiosos y adecuados para las familias?, ¿dónde se nos quedan los valores y sentimientos de respeto, ayuda, cooperación y colaboración? Debemos reflexionar sobre lo que significa ser persona y saber tratar a las personas, sobre los sentimientos, los afectos y el cariño. (3)

La preocupación por el maltrato a los ancianos ha venido aumentando, se ha tomado conciencia de que en los primeros decenios, tanto en países desarrollados como en los países en vía de desarrollo se producirá un enorme aumento de la población de este grupo de edad (3).

Se ha encontrado una multitud de factores de riesgo alrededor del maltrato al anciano como son: discapacidad del adulto mayor, su dependencia a otras personas, la sicopatología de los cuidadores, el abuso de sustancias por parte del cuidador y los antecedentes de violencia en la familia, en otras generando a veces en el cuidador de forma intencional o no abuso y maltrato (4). 

Un estudio nacional de incidencia del abuso al adulto mayor en Estados Unidos estimo que un total de 555,011 de personas adultas mayores experimentaron maltratos, abusos o negligencia (5).

Algunas razones pueden justificar la escasez de estudios sobre el tema, a saber la falta de uniformidad a la hora de su conceptualización, poco conocimiento de los criterios para la detección y diagnóstico, temor de los ancianos para quejarse del maltrato (en la mayoría de los casos el anciano tratara de encubrir a sus cuidadores), solo se tienen evidencias imprecisas de la situación y esto incide en el subregistro de casos existentes.

Dejando a un lado el hecho de que hay mayor probabilidad de enfermarse y morir cuando las personas se van haciendo más viejas, el grado de vulnerabilidad en la vejez se relaciona con las condiciones personales y estilos de vida (6).

Todo lo anterior nos motivo a realizar este estudio para indagar en esta problemática en la población de la tercera edad del consultorio 7802 del Policlínico Andrés Ortiz del municipio de Guanabacoa, partiendo de la certeza, de que son las investigaciones epidemiológicas la base en que se sustenta cualquier estudio serio de planificación para lograr la prevención de cualquiera de los tipos de maltratos, apoyadas en nuestra política gubernamental que esta encaminada a mejorar la calidad de vida en este grupo poblacional.

Los ancianos no solo son miembros importantes de la familia, sino también de la sociedad, un ciudadano con una historia productiva, creador de riqueza social, por lo que ante el maltrato debemos seguir trabajando en conjunto, elaborando alternativas con el fin de erradicar las causas del maltrato hacia ellos.

Tengamos en cuenta que toda mejora para el adulto mayor de hoy es una mejora para nosotros que mas tarde o más temprano llegaremos a ser los ancianos del mañana. 

OBJETIVOS
General:
1. Determinar la presencia y comportamiento del Maltrato en los Adultos Mayores pertenecientes al Consultorio Médico 7802 del Policlinico Andrés Ortiz.

Específicos:
1. Identificar algunas de las características sociodemográficas de los pacientes como: edad, sexo y convivencia.
2. Determinar la ocurrencia de Maltrato en la población referida; así como los tipos de maltratos más frecuentes a que son sometidos.
3. Precisar la frecuencia del tipo de Maltrato según el sexo y la edad de la población estudiada.

MATERIAL, MÉTODO Y PROCEDIMIENTO
Para nuestro estudio se utilizaron los datos obtenidos a través de las Historias Clínicas Familiares donde se pudo obtener el universo de pacientes a estudiar comprendidos desde las edades de 60 años y más dispensarizados pertenecientes al Consultorio Médico 7802 del Policlinico Docente Andrés Ortiz, cuyo universo ascendió a 244 y finalmente nuestra muestra estuvo comprendida por 225 adultos mayores, no coincidiendo con el universo pues 19 pacientes no se encontraban en el área en el momento que se aplicó la encuesta.

Utilizamos como instrumento de trabajo parte de una encuesta confeccionada por la Lic. Msc. en Gerontologia Medica y Social Mary Blanca López (Anexo) donde se recoge a manera de preguntas las principales variables que nos interesan en este estudio. Se aplicó previa información a los pacientes acerca de su objetivo y el más estricto anonimato y confiabilidad de los datos. Además de forma individual y en condiciones ambientales favorables.

Todo esto nos ocupó un tiempo comprendido desde Noviembre del 2004 hasta Febrero del 2006.

Se utilizó el método descriptivo, retrospectivo de corte longitudinal para el estudio, siendo expresados los resultados finales a través de medidas de frecuencia absolutas y relativas (# y %) agrupados posteriormente en tablas y gráficos.
_ Aspectos éticos: Las encuestas se realizaron con previo autorizo por parte de los adultos mayores mediante su consentimiento informado.

Análisis y discusión de resultados
Durante el período enmarcado para el estudio se realizó una encuesta a todos los pacientes mayores de 60 años del Consultorio Medico 7802 del Policlinico Andrés Ortiz, según nos muestra la Tabla No 1, el mayor porciento en cuanto a la edad, estuvo comprendido en el grupo etáreo de 60 a 69 años con un 50.6%; así mismo encontramos que el sexo que más prevaleció fue el femenino con un 59.1%. Así como la convivencia se encontró que el 50.2% se encontraba viviendo con familiares, seguidos por los que vivían solo con su pareja en un 27.1%. (Tabla No 2) 

Al estudiar ya particularmente la existencia de maltrato en la población estudiada encontramos la cifra alarmante de un 99.1% de los que planteaban que eran sujetos a algún tipo de maltrato (Tabla No 3) El maltrato a los ancianos es un asunto grave que recibe muy poca atención. Su reconocimiento y debate público ha seguido una trayectoria similar a la que siguió el maltrato infantil en los años sesenta, y a la progresiva aceptación de la existencia de la violencia familiar en los ochenta. Los primeros artículos médicos publicados describían casos de abusos a ancianos maltratados por sus familiares. Se identificó la capacidad mental como un factor determinante y se analizó el estrés de los cuidadores, pero los profesionales de la salud acogieron esta información con incredulidad. (7) Y aun cuando la mayoría de los ancianos son cuidados y atendidos con cariño en el hogar, una considerable cantidad de agresiones tienen lugar en el seno de la familia. La situación que se plantea no es sencilla y ocurre que posiblemente debamos cambiar el concepto de anciano dentro de las sociedades. Nuestros mayores son las personas que generación tras generación han estado cuidándonos, alimentándonos y educándonos, debemos no solo respetarlos y ayudarlos, sino de estar a su lado en su proceso de envejecimiento. 

Sobre el maltrato a ancianos se sugiere que los mayores más vulnerables son aquellos que tienen dificultades para comunicarse y muestran discapacidades. Los que padecen demencia senil o enfermedad de Parkinson tienen más probabilidades que otros de sufrir maltrato. Igualmente se informa en estudios norteamericanos que la víctima tipo es la mujer, de más de 75 años, sin ocupación, con impedimentos funcionales, solitaria, amedrentada y que vive en su casa con un hijo/a adulto.

Los malos tratos suelen ir asociados o están relacionados con el consumo de alcohol. Aquellos cuidadores que admiten haber maltratado física o verbalmente a sus víctimas, muestran puntuaciones altas en las subescalas de depresión. (8)

Varios autores han descrito en sus estudios perfiles que pudieran adaptarse de manera general y reiterativa tanto en victimas como agresores; donde plantean que es probable que las victimas más frecuentes sean mujeres, mayores de 75 años, físicamente impedidas con disminución mental y comportamiento infantiloide y socialmente aislada/o; pudiera tener una aptitud hipercrítica y deprimida/o y predispuesta/o a adoptar el papel de enferma/o, también pudiera estar en la categoría de demasiado pobre como para vivir con independencia y tener un carácter testaruda/o. Al referirse a las personas que ejercen el abuso estas se van a caracterizar por ser familiares que han estado cuidando de un anciano durante muchos años (promedio de 9 años y medio), la mayoría vive con la victima, y generalmente son hijos, nietos o cónyuges, son parientes extenuados por el estrés, que necesitan el dinero de sus victimas y/o necesitan su casa, algunas son personas aisladas y desempleadas, con problemas económicos, suelen tener antecedentes de depresión y ansiedad o adicción al alcohol y otras sustancias, también aparecen en ellos historias de maltrato en la infancia. (9)

Estos resultados encontrados coinciden con otros autores nacionales e internacionales que recogen un predominio también de adultos mayores maltratados con algún tipo de maltrato existente en la literatura muy por encima de los que alegan no ser maltratados.(12, 13, 14, 16) Así es el caso del estudio realizado por Rodríguez Mirandal y colaboradores(25) donde estudio el maltrato en los adultos mayores del Consejo Popular de Belén en la Habana Vieja, encontrando un 100% de pacientes que alegaban haber sufrido
maltrato. Martínez Querol y Pérez Martínez en su estudio sobre maltrato en le adulto mayor encontró solo un 44% de su muestra que recibía maltratos. (22)

Al buscar los tipos de maltrato que aparecían en las victimas estudiadas (Tabla No 4) lo más llamativo es que el 100% de los pacientes recibían maltrato social y le seguían en orden decreciente el de tipo psicológico y la negligencia con un 89.7% y un 32.8% respectivamente. 

Algunos autores sugieren el análisis del maltrato a los ancianos en 3 perfiles: uno indicativo del maltrato físico y psicológico, otro que denota el descuido o negligencia, que constituye el segundo perfil, y el llamado maltrato económico/financiero que constituye el tercero. (24)

En publicación de la OPS/OMS se exponen de manera clara las formas de manifestarse el maltrato o abuso en los adultos mayores. (26) Por ejemplo, el abuso físico se evidencia cuando la persona es víctima de empujones, de quemaduras con cigarrillos, líquidos etc., de golpes, de heridas, cuando se le fuerza a comer o tomar algo, o se le coloca en una posición incorrecta, cuando sufre sacudidas, o si se le amarra o sujeta, si se le tira o derrama agua o comida encima, si se le pellizca y también si es víctima de abuso sexual. El abuso psicológico o emocional, por su parte, se manifiesta cuando están presentes amenazas de abandono, las amenazas de acusación, el acoso, la intimidación con gestos o palabras y la infantilización, así como también la limitación de sus derechos (de privacidad, de decisión, de información médica, de voto, de recibir correspondencia o de comunicarse con quien quiera).

Por otra parte, existen también formas de manifestarse el abuso financiero o económico, y este se da cuando se usan los recursos del senescente en beneficio del cuidador, cuando es víctima de chantaje financiero, si sufre de la apropiación de sus propiedades, o de la coerción para firmar documentos legales como pudieran ser testamentos y propiedades. La negligencia o abandono está dado cuando se descuida la hidratación, la nutrición, la higiene personal etc.; si se observan úlceras por presión sin atender, si no se atienden lesiones abiertas, si se percibe un ambiente poco sano, o si se incurre en el abandono a las personas mayores en la cama, en la calle o en algún servicio público.

Algunas encuestas disponibles con base poblacional encuentran que el 4-6% de los ancianos sufre algún tipo de maltrato. (26) A menudo los ancianos no quieren reconocerse víctimas de maltrato por temor a represalias, al confinamiento en instituciones o simplemente porque prefieren negar una realidad que les resulta difícil de aceptar; por otra parte, los familiares o los cuidadores, con frecuencia responsables de la situación, no revelan los hechos por razones obvias. (32)

El anciano gozaba de reconocimiento social, respeto y poder, y era la garantía de transmisión de conocimientos y tradiciones en una sociedad donde la experiencia ligada a la edad era considerada un valor. Los cambios en la estructura social, en el contexto familiar, en las actitudes y en los valores en nuestra sociedad actual, están probablemente en el trasfondo del problema. La juventud, la productividad, la salud, el logro individual y el poder son valores en alza; el anciano, improductivo y con frecuencia dependiente, es infravalorado y a veces resulta una carga, una molestia para familias nucleares con dificultades para cuidar al anciano. (34)

En el origen del maltrato podemos encontrar multicausalidad, ya que no sólo los factores sociales están implicados, sino también los culturales, familiares e individuales. Se han identificado factores asociados al maltrato, como el estrés por sobrecarga del cuidador, problemas socioeconómicos, antecedentes de violencia familiar en la propia familia, etc. Estos factores se consideran más de riesgo que causales, ya que no siempre su existencia condiciona la aparición del problema, sino que sólo aumenta la probabilidad de que éste aparezca. (35)

Los malos tratos tienen consecuencias físicas, psicológicas o sociales sobre el anciano. Las físicas son lesiones por traumatismos, desnutrición, deshidratación, fracturas por caídas, úlceras de decúbito por negligencia, abandono o falta de cuidados, heridas por ataduras, abrasiones, quemaduras, intoxicaciones, etc. Las psicológicas como tristeza, sufrimiento, trastornos emocionales, ansiedad, depresión, ideación suicida, inhibición, somatizaciones y seudodemencias. Y las sociales: aislamiento físico, psicológico o social. Se estima que los malos tratos tienen una importante repercusión en la utilización de servicios sanitarios, ya que generan un aumento de la frecuentación y de las hospitalizaciones. (37)

Existen estudios sobre este tema como el de Ruiz Sanmartín y colaboradores (39) donde al estudiar la prevalencia de sospecha de maltrato en ancianos en una población española encontraron el de tipo psicológico como el más común seguidos del físico y la negligencia. Esta la investigación hecha por Rodríguez Mirandal(25) en nuestro país en un barrio de Ciudad de la Habana donde encuentra al maltrato social en toda la población anciana estudiada y al psicológico con un 89.4%, además de la negligencia con un 32.7%.

Cuando comparamos el tipo de maltrato con la variable sociodemográfica sexo ( Tabla No 5) encontramos que en ambos sexos predominaban los tipos social, psicológico y negligencia como se vio en la tabla anterior, pero que existían diferencias significativas en cuanto a los otros tipos de maltrato, por ejemplo: las mujeres recibían más maltrato físico que los hombres con un 11.2% y 3.2% respectivamente; en cuanto al maltrato sexual solo apareció en las mujeres y el de tipo financiero no mostró diferencias sustanciales al exhibir un 5.4% en los hombres y un 6.0% en las mujeres.

Todos los ancianos encuestados, independientemente del sexo, fueron maltratados socialmente, primando los obstáculos para caminar en las calles donde inciden las malas condiciones de la vía pública de la comunidad objeto de estudio. Algunas veces se quejaron de falta de ayuda para cruzar las calles, falta de ayuda para subir o descender de un ómnibus, además de no cederles el puesto en éstos e irrespetuosidad en el trato en establecimientos públicos.

Al realizar la misma comparación, pero esta vez con la variable edad, ( Tabla No 6) observamos que el 100% de los pacientes mayores de 90 años recibían maltrato psicológico, seguidos por los de 80 a 89 años con un 90.9%; y que los maltratos físicos, financieros y de negligencia se hacían más ostensibles después de los 70 años. Además solo apareció el maltrato sexual en el grupo de 60 a 69 años.

Existen estudios en la literatura revisada que han relacionado estas variables y encuentran que los viejos jóvenes, es decir, el grupo de gerontes de 60 a 79 años, han sido los más maltratados socialmente con el 69,8 %, psicológicamente con el 65,4 %, sin embargo, el grupo de ancianos de 80 años y más (viejo viejo) fueron maltratados socialmente con un 30,2 % y con un 23.5% psicológicamente. (35, 36, 39)

Todo este análisis nos ha llevado a la conclusión de que existen posibilidades de intervención del profesional medico ante los malos tratos a los ancianos como : la detección de los factores de riesgo del anciano y del cuidador y las situaciones de mayor vulnerabilidad para que el maltrato se produzca, canalizar las intervenciones para modificar los factores de riesgo, apoyar a los cuidadores, identificar y actuar preventivamente ante situaciones de estrés y sobrecarga física y emocional que pueden influir en la aparición de conductas violentas, mediante el desarrollo de programas de atención al cuidador. El desarrollo de programas educativos para niños y jóvenes orientados al respeto y al reconocimiento a las personas mayores y discapacitadas, en la familia, en la escuela, en los medios de comunicación y en la comunidad. Y algo muy revolucionario pero que de implantarse seria muy provechoso a nuestra sociedad y nuestros adultos mayores nos lo agradecerían, que seria establecer cambios en la normativa laboral de los cuidadores familiares que faciliten la limitación de jornada laboral en condiciones económicas dignas cuando se tienen a cargo ancianos dependientes.

CONCLUSIONES
1. La mayoría de los casos estudiados estuvieron comprendidos en el grupo de 60 a 69 años, siendo el sexo femenino el más representado. Así como la convivencia con otros familiares fue la que prevaleció en nuestra muestra.
2. Se encontró un predominio casi absoluto de presencia de maltrato en los adultos mayores encuestados y el tipo de maltrato más frecuente detectado fue el social seguido por el psicológico.
3. El tipo de maltrato físico y sexual estuvo más representado en el sexo femenino y el de negligencia lo hizo en el masculino
4. En el grupo etáreo de 80 a 89 años prevaleció el maltrato psicológico y después de los 70 años el maltrato físico, financiero y por negligencia, siendo el social reiterativo en todos los grupos de edades.

RECOMENDACIONES
1. Sugerimos profundizar las investigaciones sobre maltrato en la vejez para esclarecer las diferentes causas por las cuales se produce, porqué se producen y quiénes maltratan. 
2. Educar más a todas las generaciones en relación con un conocimiento adecuado sobre la etapa de la vejez. 

ANEXOS
CUESTIONARIO

Encuesta para una Investigación sobre Adulto Mayor (voluntaria y anónima). Nos gustaría que nos ayudara en sus respuestas, siempre garantizándole la más completa seguridad que no se divulgarán los datos y solo se utilizarán con fines investigativos.
_______________________________________________________________
Responda marcando con una cruz (X) la respuesta adecuada según su criterio.

_ Datos Generales 

1. Sexo 

Femenino__________

Masculino___________ 

2. Edad 

60-69____

70-79_____

80-89_____ 

90 y más____

3. Convivencia 

solo____

Con pareja___

familia____

Con otras personas____

_ Sección 2 

_ Ha sido objeto de unas de las siguientes agresiones:

1- mala contesta cuando pregunta ___ ____ ____
                                                                   
Si a veces no
2- uso de palabras groseras para responderle ___ ____ ____
                                                                   
Si a veces no
3- le impiden relacionarse con otras personas ___ _____ ___
                                                                   
Si a veces no
4- lo ofenden con gestos ___ ____ ____ 
                                     
Si a veces no
5- lo amenazan con llevarlo para un hogar de ancianos
___ ____ ___
 Si a veces no
6. le impiden conversar sus preocupaciones con alguien 
____ ___ ___
Si a veces no

_ Sección 3 

1. ha recibido golpes ___ ___ ___ 
                             
Si a veces no
2. ha sido empujado ___ ___ ____
                             
Si a veces no
3. Ha sido atacado con objetos ___ ___ ___
                                             
Si a veces no 
4. Ha sido abusado sexualmente ___ ___ ___
                                             
Si a veces no

_ Sección 4

1. cuando toma un ómnibus lo ayudan a subir ___ ___ ___
                                                                   
Si a veces no
2. le ceden el puesto ___ ____ ____
                                
Si a veces no
3. le ayudan a cruzar la calle ___ ____ ____
                                           
Si a veces no
4. lo tratan con respeto en la calle ____ ___ ___ 
                                                    
Si a veces no

_ Sección 5 

1. toma usted sus alimentos diarios ___ ___ ___ 
                                                    
Si a veces no
2. mantiene buena higiene ___ ___ ___ 
                                        
Si a veces no
3. se cambia de ropa todos los días ___ ___ ___ 
                                                     
Si a veces no 
4. si esta enfermo lo llevan al medico ___ ___ ___ 
                                                      
Si a veces no

MUCHAS GRACIAS.

Definición operacional de la escala:
Maltrato psicológico: si responde afirmativamente o algunas veces en la Sección No.2 los incisos 1, 2, 3, 4 ó 5 y algunas veces o nunca los incisos 3 ó 6 (al menos una vez). 
Maltrato físico: si responde afirmativamente o algunas veces en la Sección No.3 los incisos 1, 2, 3 ó 4 (al menos una vez). 
Maltrato social: si responde afirmativamente o algunas veces el inciso 4) de la Sección No. 4 y algunas veces o nunca los incisos 1, 2, 3, (al menos una vez). 
Negligencia: si responde afirmativamente o algunas veces el inciso 1 y 4 en la Sección No.5 y cuando responde algunas veces o nunca los incisos 2 ó 3 (al menos una vez). 

TABLA 1. DISTRIBUCIÓN SEGÚN EDAD Y SEXO DE LOS CASOS ESTUDIADOS.

Fuente: Historias Clínicas Familiares. CM 7802. Policlínico Andrés Ortiz.

TABLA 2. CONVIVENCIA DEL ADULTO MAYOR.

N= 225
Fuente: Cuestionarios aplicados en la entrevista.

TABLA 3. PRESENCIA DE MALTRATO EN LA POBLACIÓN ESTUDIADA.
N= 225
Fuente: Cuestionarios aplicados en la entrevista.

TABLA 4. TIPO DE MALTRATO EN LA POBLACIÓN DE ADULTO MAYOR ESTUDIADA.

N= 225
Fuente: Cuestionarios aplicados en la entrevista.

TABLA 5. PREVALENCIA DEL TIPO DE MALTRATO EN EL ADULTO MAYOR SEGÚN SEXO.

N= Masculino 92 Femenino 133
Fuente: Cuestionarios aplicados en la entrevista.

TABLA 6. PREVALENCIA DEL TIPO DE MALTRATO EN EL ADULTO MAYOR SEGÚN EDAD.

Fuente: Cuestionarios aplicados en la entrevista.

BIBLIOGRAFÍA
1- Paz Cruz Y. Maltrato a personas de edad avanzada. Disponible en: www.telemedia.com.infosalud. Con acceso: Febrero del 2005.
2- Zotolow D. Vejez y derechos humanos. De la declaración a la acción. Ponencia presentada en el Congreso Internacional de Maltrato al Adulto Mayor. Octubre 2000 Disponible en: www.gerontologia.com.ar Con acceso: Febrero del 2005.
3- Gutiérrez R. El maltrato al anciano .Boletín informativo de la asociación Alzheimer de Monterrey, A.C 1er/ cuatrimestre/ año 4, No. 22, 2000.
4- American Medical Association. Elder Abusse and Neglect.National Crime Victim s Rights week reach for the start ,April 22:28,2001.
5- Dulcey-Ruiz E. El cuidado de las personas mayores: Dimensiones de género. Naciones Unidas, 1999.
6- Gasgon SE. Política social para la tercera edad. Consulta interregional sobre el adulto mayor. Banco Interamericano de Desarrollo. Argentina, Junio 2000.
7- Etienne G. et al: Maltrato de las personas mayores. Informe Mundial sobre la violencia y la salud. Organización Panamericana de la salud, Estados Unidos de Norteamérica, 74: 81, 2003.
8- Billini G, Bosca G. Maltrato a ancianos. Disponible en: www.intergaleno.com Con acceso: Febrero del 2005.
9- Pszemiarowers, Pochtor N, Aguas S. Abuso y Maltrato en la vejez. Ponencia presentada al Congreso Internacional de Maltrato al Adulto Mayor, Octubre, 11-2000.
10- Berdasquera Corcho D. La vigilancia en salud. Elementos básicos que debe conocer el Medico de Familia. Rev Cubana Med Gen Integr 2002; 18(1):76-81 Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/mgi/ Con acceso: Enero del 2005.
11- Carpeta Metodológica de Atención Primaria de Salud y Medicina Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/mgi/ Con acceso: Enero del 2005
12- Martín Lesende I. Detección de ancianos de riesgo en atención primaria. Recomendación. Aten Primaria 2005;36(5):273-277 Disponible en: http://db.doyma.es Con acceso: Enero del 2005
13- Fernández Alonso MC, Herrero Velásquez S. Maltrato en el anciano. Posibilidades de intervención desde la atención primaria (I). Aten Primaria 2006;37(1):56-59 Disponible en: http://db.doyma.es Con acceso: Enero del 2005
14- Domínguez González TB, Espin Andrade AM, Bayorre Vea H. Caracterización de las relaciones familiares del anciano. Rev Cubana Med Gen Integr 2001;17(5):418-22 Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/mgi/ Con acceso: Enero del 2005
15- Gómez Juanelo M, Machin Díaz MJ, Roque Acanda K, Hernández Medina G. Consideraciones acerca del paciente geriátrico. Rev Cubana Med Gen Integr 2001;17(5):468-72 Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/mgi/ Con acceso: Enero del 2005
16- González Ceinos M. Depresión en ancianos: un problema de todos. Rev Cubana Med Gen Integr 2001;17(4):316-20 Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/mgi/ Con acceso: Enero del 2005
17- Díaz Llanes G. El bienestar subjetivo. Actualidad y perspectivas. Rev Cubana Med Gen Integr 2001;17(6):572-9 Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/mgi/ Con acceso: Enero del 2005
18- González Rill JW, Gracia Pérez E. La Geriatría. Algo más que una especialidad. Rev Cubana Med Gen Integr 2000;16(4):390-1 Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/mgi/ Con acceso: Enero del 2005
19- Salud bienestar y envejecimiento en las Américas. SABE. Resumen Ejecutivo. La Habana. Cuba. 2000 Disponible en: http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/gericuba Con acceso: Marzo del 2005
20- Fernández Larrea N, Cleia Calderón AM, Báez Dueñas RM, Ramírez Rodríguez M, Prieto Díaz V. Estilos de vida, bienestar subjetivo y salud de los ancianos. Rev Cubana Med Gen Integr 2000;16(1):6-12 Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/mgi/ Con acceso: Febrero del 2005
21- Gómez Juanelo M, López Zamora A, Moya Rodríguez M, Hernández Jiménez OR. Influencia de algunas variables en las relaciones familiares del adulto mayor. Rev Cubana Med Gen Integr 2005;21(1-2) Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/mgi/ Con acceso: Marzo del 2005
22- Martínez Quirol C, Pérez Martínez VT, Cardona Sansón Y, Inclan Ravelo L. Maltrato en los ancianos: un reto a la atención primaria de salud geriátrica. Rev Cubana Med Gen Integr 2005;21(1-2) Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/mgi/ Con acceso: Marzo del 2005
23- Pérez Guirado NM, Solano Rolando M, Meriño López MC. Medicina preventiva geriátrica en la atención primaria de salud. Rev Cubana Med Gen Integr 2005; 21(3-4) Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/mgi/ Con acceso: Enero del 2005
24- González Ceinos M, Bayan Garay I, López Saiz G, Longa García I, Cacho Blanco L. Reflexiones sobre el maltrato al anciano en la sociedad occidental. Rev Cubana Med Gen Integr 2004;20(1) Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/mgi/ Con acceso: Febrero del 2005
25- Rodríguez Mirandal E, Oliveras Álvarez A, Garrido García RJ, García Roque R. Maltrato en los ancianos. Estudio en el Consejo Popular de Belén, Habana Vieja. Rev Cubana Enfermer v.18 n.3 Ciudad de la Habana sep.-dic. 2002 Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/ Con acceso: Enero del 2005
26- Campillo Montilva R. Violencia con el anciano. Rev Cubana Med Gen Integr 2002;4 Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/mgi/ Con acceso: Febrero del 2005
27- Violencia sexual. Salud para la vida. Disponible en: http://www.sld.cu Con acceso: Enero del 2005.
28- Farreras R. Aspectos éticos de la asistencia geriátrica. En: Compendio de Medicina Interna. Harcourt. España. Med. Int. 14a edición. 2000. CD.
29- Gracia GD, Broggi TMA, Salva L, Costa PJ. Ética médica. En: Compendio de Medicina Interna Farreras Rozman. 14 ed. Madrid. Edic. Harcourt. 2000.
30- Guía clínica para la atención primaria a las personas adultos mayores. Washington DC: OPS/OMS; 2002 [en CD].
31- Louro BI. Atención familiar. En. Álvarez Sintes R. Temas de Medicina General Integral. T I, La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2001-225.
32- Caballero García JC, Remolar Ribes ML. Consideraciones sobre el maltrato al anciano. Revista Multidisciplinar de Gerontología, 2000; 10 (3):177-88. 
33- Carrillo M. Depresión y ansiedad, claves para detectar el maltrato en el anciano. Revista Diario Médico 2001; 4: 1-3. 
34- Decalmer P. El maltrato a las personas mayores. Madrid. Ed. Paidos, 2000: 241-301. 
35- Garay J. Maltrato en el anciano. Revista Iberoamericana de Geriatría y Gerontología. 2001; 16: 10-5. 
36- Morillas Fernández D. Malos tratos a personas mayores: otra forma de violencia. Revista El criminalista digital. 2000; 11:10-6. 
37- Krug EG, Dahlberg L, Mercy J, et al, editors. World report on violence and health. World Health Organization. Ginebra, 2002.
38- WHO (World Health Organizations)/INPEA(International Network for the Prevention of Elder Abuse. Missing voices. Views of Older Persons on Elder Abuse. Ginebra, 2002.
39- Ruiz Sanmartín A, Altet Torner J, Porta Martí N, et al. Violencia doméstica: prevalencia de sospecha de maltrato en ancianos. Aten Primaria. 2001; 27:331-4. Disponible en: http://db.doyma.es Con acceso: Enero del 2005
40- Nelson HD, Nygren P, McInerney Y, et al. Screening women and elderly adults for family and intimate partner violence:a review of the evidence for the U.S. Preventive Services Task Force. Ann Intern Med. 2004;140:387-96.
41- Marshall CE, Benton D, Brazier J. Abuso del anciano. Cómo identificarlo. Modern Geriatrics. 2000;12:190-6.
27. 
42- Kruger RM, Moon CH. ¿Puede descubrir los signos de maltrato de ancianos? Postgraduate Medicine. 2000; 4:65-73.

INSTITUTO DE CIENCIAS MÉDICAS DE LA HABANA
FACULTAD DE MEDICINA HOSPITAL MIGUEL ENRÍQUEZ

AUTORES
Dra. Izora Osorio Pérez
Especialista de 1er Grado en Medicina General Integral.
Policlínico Docente Andrés Ortiz

Dra. Lin Santana Yllobre
Especialista de 2do Grado en Medicina General Integral.
Profesora Asistente de MGI
Policlínico Docente Julio A Mella

Dra. Martha Torres Zamora
Especialista de 1er Grado en Medicina General Integral.
Profesora Asistente de MGI
Policlínico Docente Julio A Mella

Ciudad de la Habana
2006

Terminos buscados en el tema:

  • cleia@cscnet com br loc:ES

Entradas relacionadas

  • Paludismo estudio clinico epidemiologico en el distrito…
  • Comportamiento epidemiologico de las infecciones de…
  • Comportamiento clinico epidemiologico de la Leishmaniasis…
  • Comportamiento clinico-epidemiologico de la Tuberculosis…
  • Comportamiento clinico -epidemiologico del embarazo…
  • Determinacion del maltrato infantil en familias que…
  • Maltrato Infantil. Su Prevencion y tratamiento en el…
  • Percepcion del maltrato infantil del personal de la…