Inicio - Educacion

La universidad cubana en la batalla de ideas

La universidad cubana en la batalla de ideas

RESUMEN
En este trabajo se hacen algunas reflexiones de cómo toma cuerpo la Batalla de
Ideas en la Universidad Cubana actual a partir del enfoque integral para la
labor política ? ideológica que se materializa en 17 proyectos de la Educación
Superior y encontrando su base en los principios axiológicos abordados por la
UNESCO en su Conferencia Internacional de 1998, que se concretiza dentro de los
programas de la Revolución cubana, en el proceso de Universalización.

INTRODUCCIÓN
Es reconocido por diversos autores que la batalla de ideas, en Cuba, es tan
antigua como su historia, aunque esta nominación apenas se ha hecho explícita.

Es a partir del 5 de diciembre de 1998 que queda acuñado por Fidel el concepto
de ?BATALLA DE IDEAS?, al fragor de la angustia y los empeños por el regreso del
niño Leían González.

La batalla de ideas es una batalla política intensa, una idea de masas, de
participación popular. Muchos han sido los saldos positivos desde el comienzo.
Se manifestaron otras potencialidades del pueblo y quedó aún más consolidada la
convicción de que lo más importante es el desarrollo educacional, cultural y
social del hombre para seguir bien pertrechados en esta trinchera.

DESARROLLO
A lo largo de los 49 años de Revolución Socialista en Cuba, ha sido un objetivo
prioritario lograr en los graduados universitarios la formación de un
profesional revolucionario, pero que conlleve un desarrollo cultural integral de
los mismos, fundamentalmente con el trabajo curricular y extractase, así como la
utilización culta del tiempo libre.

En los últimos años han surgido un conjunto de factores, entre los que se
encuentran el derrumbe del campo socialista, la desaparición de la URSS, el
incremento de la agresividad económica e ideológica del gobierno de Estados
Unidos y el inicio del período especial, que trajeron como consecuencia la
necesidad de transformaciones en la economía cubana, repercutiendo en todos los
órdenes, tanto en lo económico, político y social.

Se ha hecho necesario, entonces, desarrollar un sistema de acciones con el
objetivo de fortalecer e instrumentar un enfoque integral sobre la labor
educativa y política ideológica a partir de un proyecto educativo, el cual
persigue ante todo, mediante la definición de los objetivos educativos e
instructivos, formar y desarrollar en nuestros estudiantes los valores que
determinan la calidad de un revolucionario cubano de estos tiempos y la
excelencia académica.

El enfoque integral constituye, por tanto, un método de trabajo para potenciar
en la actual batalla de ideas el papel de la universidad como generadora de
cultura en la propia vida universitaria, hacia la sociedad y recibir, de esta,
cultura acumulada y enriquecida por nuestro pueblo.

A partir de los procesos fundamentales de formación, investigación y extensión,
íntimamente relacionados entre sí, la universidad participa en la generación de
la cultura, lo cual garantiza la preservación, desarrollo y promoción de esta.
Estos procesos preparan a la universidad para aportar a todo nuestro pueblo las
mejores capacidades que tiene en su tradición cultural, socio humanista y
política, convirtiéndose en piezas claves para el desarrollo de la lucha de
ideas desde la universidad hacia la sociedad, al mismo tiempo que recibe los más
genuinos valores generados por nuestro pueblo en su cultura acumulada a lo largo
de todo nuestro proceso revolucionario.

La universidad también es receptora de todos los programas que se desarrollan en
la actual batalla de ideas, lo que permite enriquecer el caudal de conocimientos
por todos los canales mediante los cuales se desarrollan la cultura en nuestra
sociedad, incorporando a su quehacer diario, a través de sus diferentes formas
organizativas, la dinámica cultural que se despliega en todo el país y
contribuye al logro de los objetivos de esta lucha, centrados en:
• Garantizar el mundo de hoy, desenmascarar la globalización neoliberal y el
hegemonismo y evitar o reducir sus efectos.
• Desarrollar una cultura general integral que fortalezca las convicciones
valores revolucionarios del pueblo.
• Crear una sociedad más justa y humana con igualdad de oportunidades.

Su instrumentación está dada a partir de 17 proyectos de trabajo
político-ideológico, que abarcan los siguientes aspectos:
1. Extensión de las Escuelas Trabajadores Sociales a otras provincias.
2. La apertura de las ocho carreras de Humanidades en la modalidad de cursos por
encuentros.
3. Modelo pedagógico en condiciones de enseñanza masiva en las ocho carreras de
humanidades.
4. la Formación cultural integral del estudiante.
5. La integralidad del profesorado universitario y su labor como educador en la
formación cultural integral del estudiante.
6. La estrategia de la carrera, la planeación del proceso de formación de
valores y la evaluación de la formación integral.
7. El proceso de educación mediante la instrucción.
8. El conocimiento de la Historia de Cuba en Educación Superior (ES).
9. El desarrollo y fortalecimiento de los programas martianos.
10. El proyecto educativo y su papel en la formación cultural integral del
estudiante.
11. La vinculación de la universidad con el sector productivo y de servicios.
12. La evaluación de la integralidad y la ubicación laboral
13. El desarrollo del trabajo científico en el proceso de formación de valores.
14. El componente humanístico en los programas de diplomados, especialidades,
maestrías y doctorados.
15. Reconceptualización de la extensión universitaria y su significado en la
formación cultural integral de la comunidad universitaria y de la sociedad
16. Becarios extranjeros
17. El desarrollo de la labor educativa en las residencias estudiantiles.

¿Existen contradicciones entre la misión de la Universidad Cubana para estos
tiempos y la visión de la Educación Superior en el mundo, para el siglo XXI?

La UNESCO, desde su creación , ha visualizado la importancia de la Educación
Superior para el desarrollo de la sociedad, incluso en los últimos años ha
continuado su insistencia en la responsabilidad de la universidad en la
promoción del desarrollo sostenible, de la cultura de paz y educación
permanente, aunque ya es apreciable, en la mayoría de los países, la influencia
de la universidad en los procesos de modernización tecnológica y a la
vinculación creciente entre la investigación científica y tecnológica y la
producción de bienes y servicios.

La misión fundamental de la universidad, en la actualidad, radica en estar en
contacto con las necesidades de la sociedad, para contribuir a crear un
desarrollo humano sostenible y una cultura de paz. Esto constituye el fundamento
de la pertinencia de esta actividad de educación, investigación, asesoramiento y
servicio a la comunidad. Esto es, así mismo, lo que exige una administración de
calidad y también lo que orienta su política de cooperación.

Los fundamentos de una visión universal de la Educación Superior fueron
abordados en la Conferencia Internacional de la UNESCO (UNESCO,1998) y se pueden
agrupar en torno a 10 principios axiológicos:
1. La universalidad de la ES: supone el acceso universal para todos los
que tienen las capacidades, la motivación (acceso y méritos) y la preparación
adecuada en cualquier etapa de la vida.
2. La universalidad de la ES: supone la utilización de formas variadas de
intervención para atender las necesidades de educación para todos y a lo largo
de toda la vida.
3. La universalidad de la ES: supone una vocación, no solo de enseñar
sino también de educar.
4. La universalidad de la ES: supone una misión de vigilancia y estímulo.
5. La universalidad de la ES: supone tener una función ética de
orientación en período de crisis de valores.
6. La universalidad de la ES: supone que se desarrolle a través de todas
sus actividades una cultura de paz.
7. La universalidad de la ES: supone desarrollar redes de solidaridad
universal en otras instituciones de ES y con otras instituciones de la sociedad.
8. La universalidad de la ES: supone desarrollar un modo de gestión
basado en el doble principio de autonomía responsable y la transparencia a la
hora de rendir cuentas.
9. La universalidad de la ES: supone la voluntad de ser explícitos los
niveles de calidad y pertinencia más allá de los niveles concretos en
determinados contextos.
10. La universalidad de la ES: supone tener como principio axiológico,
último y aglutinador de todos los demás, trabajar por la unidad del hombre y
mujer en la diferencia y complementariedad solidaria.

Poniendo en práctica estos principios, la Universidad Cubana actual está
desarrollando el proceso de Universalización de la Educación Superior como parte
consustancial de la actual Batalla de Ideas que hoy libra nuestro pueblo, en su
decisión de alcanzar una cultura general integral y de encontrar soluciones
concretas para lograr mayor equidad y justicia social.

Los programas de la Revolución, que se están desarrollando en el país, abren
nuevas oportunidades y posibilidades de acceso a la Educación superior, al
asegurar de forma masiva, la continuidad estudios en el tercer nivel de
enseñanza a todo lo largo y ancho de la isla; lo cual se ha concebido un nuevo
modelo de formación de profesionales.

Este proceso, que no rebasa los 6 años en su ejecución, ha tenido un gran
impacto social que se traduce en la incorporación de jóvenes que han vencido el
nivel medio superior y han estado desvinculados del estudio y del trabajo.
Además ha permitido dar respuesta a las necesidades de fuerza laboral de los
diferentes municipios del país donde se encuentran enclavados las sedes
municipales como parte de la concepción de convertir a Cuba en una gran
universidad.

BIBLIOGRAFÍA
1. Alarcón Ortiz, R; Sánchez Noda, R. Actualización del Enfoque Integral para la
labor educativa y política. 2002
2. Castro Ruz, Fidel. La batalla de Ideas, nuestra arma política más poderosa,
proseguirá sin tregua (cu), marzo 7, 3-5. 2003.
3. ISCF, Guía de estudio de la carrera Licenciatura en Cultura Física. La
Habana. INDER. 2003. 4p
4. MES. XXII Seminario de perfeccionamiento para dirigentes nacionales de la
Educación Superior. Ciudad de la habana, 2002.22p.
5. MES, CD La Universalización en el MES. La Habana; julio del 2003.
6. UNESCO, La Educación Superior y el desarrollo humano sostenible. París, 1998.
25p.
7. UNESCO, La Educación Superior en el siglo XXI, visión y acción. París,
1998.69p.

AUTORES
Lic. Julio César Pérez Suzarte
Lic. Esperanza Sánchez Ortíz
Lic. Nimia Abad batista
Lic Mario Boza Suárez
Juana Machado Matos
2007

Entradas relacionadas

  • Jose Marti – Autor Intelectual de la batalla de…
  • La Batalla de Ideas en las Ciencias de la Educacion…
  • Administracion del efectivo en la empresa estatal cubana…
  • La cultura cubana y su desarrollo desde 1959
  • Intercultura e inter lengua en la Educacion Cubana…
  • Vigencia del pensamiento martiano para el enfrentamiento…
  • El profesor Universitario dentro del nuevo modelo…
  • Una mirada a la Sede Universitaria Municipal desde…