Inicio - Politica

La Bella y la Bestia: Cuentos de hadas sirios

La Bella y la Bestia: Cuentos de hadas sirios
La carrera como proceso lineal
Los principios inductivos y deductivos
La vocación como proceso de evolución, madurez y de crecimiento personal
La selección de carrera y la carrera de selección
El pájaro bobo… no tan bobo y lo que los animales nos enseñan
Las “carreras” heredadas: Las de los monarcas y dictadores del mundo en que vivimos
Surge la historia del “Bello y la Bestia” o, es de ¿La Bella y la Bestia?
La Bella y la Bestia
En resumen
Bibliografía
“En esa sociedad igualitaria, la distribución de la labor, la división del prestigio en el ejercicio del poder, distribuidas igualmente entre sus miembros; resultó en el establecimiento de un orden en el cual ambos sexos permanecerían esencialmente afines — no la caricatura del patriarcado que naciera más adelante en las edades medias y que se arraigaría de modo permanente en los dogmas de las religiones de ideología musulmana y judeocristiana”. (FEFL en La Mujer en la Mitología: Su Significado Moral e Histórico).

En junio del año 2000, el Dr. Bashar al-Assad, cuya especialidad es la oftalmología, asumió la “presidencia” de Siria, luego del fallecimiento de su papá, el sanguinario dictador Hafez al-Assad.

De semblante placentero y de presencia moderada, el buen médico, pronto se transformó en opresor.

Otros médicos ocupantes del solio presidencial de su país, o destacados en los movimientos políticos han sido:

Dr. Bashar al-Assad (a mano derecha)

El Dr. Juscelino Kubitschek de Oliveira quien desempeñó la función de presidente del Brasil en el período del 1956 al 1961.

Hasta que una sangrienta revolución, respaldada por el gobierno estadounidense, lo derrocara en 1973, el cirujano Salvador Allende Gossens, ocupó la presidencia de la República de Chile, por el proceso del balote electoral.

El Dr. François Duvalier (el infame “Papa Doc”) ocupó la Presidencia vitalicia de Haití en los años 1957 a 1971.

El Dr. Ernesto (Che) Guevara, se unió — en la Sierra Maestra — a las fuerzas revolucionarias del abogado Fidel Castro, para derrocar al dictador cubano, el sargento Fulgencio Batista, dejando a Castro entronado como dictador tan sanguinario y opresivo como el que más.

Todos comparten la característica de haber estudiado la más humanista de todas las carreras; para terminar, o siendo gobernantes democráticos, o para imponer dictaduras brutales a sus pueblos.

En el caso de Fidel, el Che, simplemente actuaría como ideólogo y arquitecto del régimen autocrático. (Para leer más: http://www.monografias.com/trabajos73/che-guevara-beatificacion-hombres-adoracion/che-guevara-beatificacion-hombres-adoracion.shtml).

La carrera como proceso lineal
Cuando una persona joven selecciona una ocupación como vocación o carrera, usualmente hace la decisión asistida por familiares o mentores cercanos que lo alientan en la dirección que parece gozar de más prestigio o de mayor aceptación social.

Presidente Salvador Allende. Víctima heroica del imperialismo yanqui…

Las carreras clásicas, que hemos discutido en otras publicaciones, gozan de la mayor popularidad entre los jóvenes, seguidas por las que parecen prometer éxito inmediato en las industrias y en los negocios de familia, como son el mercadeo, la economía y la finanza.

Siguiendo el proceso lineal de selección, jóvenes se entrenan para ocupar posiciones ya establecidas dentro de los negocios de parentela, gozando del éxito inmediato que deriva de ser favorecido por compartir el sobrenombre de quienes la empresa controlan. En lugar de la meritocracia, en estos casos se obedecen los principios del nepotismo o mejor aún, los de la dedocracia caprichosa. (Véanse mis artículos acerca del nepotismo en monografías.com).

No es nuestro propósito aquí, analizar los aspectos viciados de este proceso lineal, sino que, en lugar de estudiarlo de manera detallada, procuramos aplicar su entendimiento a la selección de ocupación por otras vías.

Los principios inductivos y deductivos
Ambos métodos de razonamiento lógico tienen sus méritos, porque uno y otro derivan sus conocimientos de la observación, de las aplicaciones de los principios de la lógica y del entendimiento.

La diferencia se discierne mejor, si los dos se adaptan a la selección de carrera u ocupación.

Por la vía inductiva, la persona examina, comenzando por sí misma, cómo y el porqué una ocupación específica se adaptaría a sus ambiciones futuras y cómo lograr que esa área del conocimiento se amolde a sus planes de modo realista.

El pensador por Auguste Rodin

Por ejemplo, ¿se hace uno abogado para lanzar una carrera política, o para defender criminales? O, ¿se estudia el derecho para aplicarlo al uso de la estructura de negocios, o para haciéndose juez venal, venderse por dinero?

Se estudia psicología, ¿para dedicarse a la práctica clínica, o para administrar pruebas a prospectivos empleados de empresas?

Por la vía deductiva, se opera del modo opuesto. La carrera existe y parece ser lucrativa y/o prestigiosa. Cómo graduándose de la misma y tratando de encontrar posiciones bien remuneradas en las que pueda uno beneficiarse, es la pregunta. En este último caso, las relaciones e influencias familiares toman primacía sobre la competencia personal.

La vocación como proceso de evolución, madurez y de crecimiento personal
Para lograr que la carrera que uno escoja sea un proceso de crecimiento personal, debe de utilizarse una mescolanza de ambos sistemas de raciocinio, el deductivo y el inductivo.

Este estilo de pensamiento analítico tiene mucha semejanza con el tipo de reflexión requerida para uno decidir con quién casarse y las razones y el fin por qué lo hace — y — con quién lo hace.

Cómo una persona bien educada puede compartir la vida con otra que no lo es, y, a quien no le interesa serlo en lo más mínimo. Cómo una persona organizada y meticulosa espera vivir una vida harmoniosa con otra cuyo estilo define el significado de todo lo que significa el desorden.

La estilizada Asma al-Assad

La selección de carrera y la carrera de selección
El ser humano, como asimismo ocurre con las hormigas, las abejas y otros individuos que viven en sociedades organizadas, nace con un instinto de esfuerzo y labor para lograr adaptarse a los escollos que impone la vida y para sobrevivir.

Lo último es un instinto de aplicación y propósito en ciertos animales que está asociado íntimamente con la producción de serotonina en el cerebro y que gobierna la satisfacción o autoestima personal.

Para seleccionar una carrera, cualquier carrera, el ser humano no depende de acoplar sus deseos a la necesidad de la colonia — como es el caso con ciertos insectos — donde la reina produce alternativamente vástagos de la naturaleza necesaria para el éxito colectivo; sino que el ser humano, primero aprende a trabajar, y luego trabaja, con el entendimiento empírico de que quien trabaje más a lo que sea, en su aplicación, llegará más lejos.

El pájaro bobo… no tan bobo y lo que los animales nos enseñan
El pájaro bobo que a menudo nos visita tiene su trabajo asignado por la misma Naturaleza. Este pájaro se despierta cuando la alborada irrumpe, dedicando sus horas utilizables a la procuración ardua de alimentos.

Lo hace mientras que algunos seres humanos se dedican con abandono indiferente al dolce far niente, especialmente aquéllos que tienen sus subsistencias garantizadas por la herencia de fortunas familiares.

Para ser más humanos y gozar de todo éxito, hay que comenzar trabajando duro.

Porque el trabajo perseverante ennoblece, mientras que las dependencias y la molicie denigran, ya que no hay nada más perverso ni más humillante que las blanduras y las dependencias indolentes de otros.

Honi soit qui mal y pense…

Asma en Sigan las Mujeres

Las “carreras” heredadas: Las de los monarcas y dictadores del mundo en que vivimos
“El poder tiende a corromper y el poder absoluto corrompe absolutamente”. Lord Acton, carta al obispo Mandell Creighton, 1887.

El propósito de esta lección es el de enfatizar ciertos aspectos de la distribución del poder y la aplicación del mismo, cuando se subordina al pensamiento de la burocracia política oligárquica.

Cuando en vida, el famoso escritor, crítico, y destacado periodista, Christopher Hitchens (1949-2011) con frecuencia utilizaba las peores expresiones reprochando la realeza británica por la mediocridad inherente y generalizada de sus miembros (Hitchens nació en Inglaterra) y por su contundente falta de intelecto y sofisticación… Y, por ejercer, manteniéndolo, el poder hereditario.

En referencia a la posición de la realeza siendo hereditaria, Hitchens expresaba lo siguiente: “¿Quién ha sabido de ocupaciones heredadas como sería la de un oftalmólogo hereditario…?”

Lo que, tristemente es el caso con el Dr. Bashar al-Assad, quien, luego de haber estudiado medicina, procedió a especializarse en la rama de la de la oftalmología, porque “es ésta una especialidad donde se vierte muy poca sangre…” — sus propias palabras, durante una entrevista con una reportera de la revista Vanity Fair.

Luego de la muerte de ambos, su padre y su hermano Bassel (quien estaba destinado a ser dictador hereditario de Siria, pero que pereció en un accidente automovilístico), el joven Bashar asumió la presidencia de esa nación oprimida.

La presidencia fue un beneficio heredado, la oftalmología, nunca ejercida, no lo fue.

La esperanza de todos, cuando Bashar tomó el poder, fue, que una persona educada, miembro de la profesión más digna del mundo, y con una educación al estilo occidental, que, como gobernante, su gestión contribuiría un elemento ansiado de moderación y cambio a su pueblo esclavizado.

Adoradora de niños

Surge la historia del “Bello y la Bestia” o, es de ¿La Bella y la Bestia?
Antes de proseguir, familiaricémonos con este cuento de hadas y otras cosas de interés para esta disertación.

Para aventar la llama tenue de la esperanza por una democracia en Siria, Bashar contrajo nupcias con una mujer que cautivó la imaginación ansiosa del mundo occidental.

Asma Fawaz al-Akras (1975), de origen sirio, pero nacida en la Gran Bretaña, educada en ese país, dotada con esbeltez y belleza, y aparentemente, persona de mucha inteligencia. Asma capturó la fantasía de quienes esperaban que su esposo se adhiriera a su promesa de llevar a cabo las reformas democráticas esperadas y que su propio padre hubiera negado a su nación.

El nombre que sus padres dieran a Asma al nacer significa en arábigo, “exaltada”, lo que presagiaba buenos augurios para la democratización de su país.

El padre de la futura primera dama era un diplomático, amén de ser un médico de buena reputación en Londres. Lo que inspiró aún más confianza en el futuro de aquella remota nación, tan sufrida, bajo el reinado vituperable de los al-Assad.

Asma no ha sido la única mujer que el albur ha posicionado en un lugar desde el cual pudiera ejercer alguna influencia en el destino de un país.

En tiempos modernos ha habido muchas, y todas contrastan entre sí.

Por ejemplo, en África durante La Primavera Árabe, Aisha Gaddafi, hija del desacreditado Muammar, logró convencer al mundo del hecho de que, a pesar de ser mujer bien educada, y bien parecida, exudaba la fuerza de la retórica de los dictadores crueles que amenazan (como Fidel hiciera) destruir sus enemigos — los amantes de la luz y de la libertad — caracterizándolos como ratas o gusanos para ser exterminados.

La familia ideal

Asimismo, profesaba no arrepentirse de haber sido abogada, representante en vida, del tirano Saddam Hussein, o de haber elevado un alarido de espanto por la manera indecorosa en que su padre pereciera a manos de partidarios revolucionarios libios, ignorando la destrucción que el dictador infligiera en vida a miembros de la oposición a su dictadura.

La deshumanización de los enemigos, permite a los demagogos sentirse superiores y justifica la exterminación genocida, de quienes los opongan.

Por la misma razón, Aisha y su hermano Saif Al-Islam, también, como Asma al-Assad, educado en el mundo occidental, se referían a los revolucionarios a quienes deseaban eliminar, como “ratas” a ser exterminadas.

Saif, por su parte, se educó en London School of Economics, y, por un tiempo, se proyectó como patrón de las artes y elemento de moderación política en su oprimido país. A su tiempo debido, los hermanos Gaddafi, desvelarían sus antifaces, demostrando — como tantos otros han hecho — sus apetitos por el poder usurpado, adquirido por medio de la extorsión y tortura brutal de sus pueblos.

La Bella y la Bestia
La Bella y la Bestia fue un cuento de hadas clásico publicado en el año 1756 bajo la autoría de Jeanne-Marie Leprince de Beumont.

La historia es parte del repertorio de los cuentos que, en tiempos pasados los padres relataban a sus hijos.

En este caso, se ha instituido como parte del folklore universal y es sujeto a una gama amplia de interpretaciones psicológicas.

Una de ellas hace hincapié en la nobleza de espíritu de su heroína, mientras que otras enfatizan el tema de los matrimonios de conveniencia, tan comunes en ese período de la historia.

Las primeras versiones del cuento representaban uniones matrimoniales de personas de clase alta del ancien regime francés, donde tales arreglos eran habituales. La unión de una chica, especialmente joven, con un hombre mucho mayor, o más rico, que ella — sin que su consentimiento importara — se observa como metáfora en la narración.

La Bella y la Bestia

El cuento critica estas prácticas, pero al mismo tiempo justifica el hecho de que, si las mujeres buscan en el interior de sus ancianos maridos, pueden encontrar al ser bondadoso que se esconde tras la apariencia de Bestia. O que ellas mismas consigan esa transformación por medio de su amor. (Para leer más: http://es.wikipedia.org/wiki/La_Bella_y_la_Bestia).

En el caso de Asma, no es posible decir que ella contrajo nupcias con una bestia, en el sentido común de la acepción, pero uno se pregunta cómo una joven madre, como ella, se estaría adaptando a la masacre que, despiadadamente, el esposo ha desatado en su país.

Leamos la siguiente misiva que Asma, recientemente recibiera

“Una carta como expresión de queja, dirigida a Asma acerca de la masacre siria, desatada por Bashar y soportado por ella

“En una carta enviada a Asma al-Assad (esposa del dictador sirio), una activista iraní de nombre Parvaneh Vahidmanesh y publicada el 14 de febrero en The Tablet, noticiero judío, la periodista interpela a Asma de la siguiente manera:

“Estimada Asma:

“Han transcurrido cinco años desde que nos viéramos, pero mientras que tu país se quema a manos de tu esposo este año en curso, yo, acompañada por el resto del mundo, nos estamos preguntando dónde estás tú en medio de esta locura.

Parvaneh Vahidmanesh

“Entonces, a fines de la semana pasada, me enteré de que has roto tu silencio, “emailing” a un periódico británico para expresar tu soporte por tu marido, Bashar al-Assad.

“Mientras tus compatriotas están siendo torturados y asesinados por el régimen que ostenta tu apellido, imagino que los viajes que juntas, una vez tomáramos, están hoy muy lejos de tu mente.

“Por ello, te escribo para recordarte de las experiencias que una vez compartiéramos — y de la Asma que yo conociera una vez — cuando nosotras, acompañadas de 300 otras mujeres, nos juntáramos para promover paz en el Medio Oriente cruzando la región montando bicicletas.

“Al principio nos congregamos en Damasco en el 2005.

“Tú lucías bellísima; como de costumbre, ataviada con ropas las más hermosas.

“Los últimos rayos del sol de septiembre iluminaban tu cabello perfectamente acicalado, mientras hablabas a 300 mujeres que visitaban a Siria, “”para montar bicicletas en nombre de la paz”” en un viaje patroneado por un grupo llamado Sigan las Mujeres.

“Las representantes americanas, británicas, alemanas, españolas, italianas, jordanas, libanesas, belgas, turcas y otras mujeres se habían registrado para viajar en bicicletas cientos de millas a través de Siria, el Líbano, Jordania y los Territorios Palestinos, siendo la visita a tu palacio nuestra primera parada.

“Yo era la coordinadora de la delegación iraní.

“A pesar de que nuestro gobierno nos prohibiera participar abiertamente en tales actividades — especialmente afiliándonos con cualquier organización que mencionara paz entre la Palestina e Israel — nosotras nos las arreglamos para coordinarlo todo subrepticiamente para evitar problemas.

“Volamos separadamente a Siria y no discutimos nuestros planes con nadie.

“Tú nos diste la bienvenida en tu patria, Asma, hablando de la necesidad por lograr la paz.

Aisha Gaddafi

“Asimismo enfatizaste que tu objetivo era el de diseminar un mensaje de tolerancia, mientras hablabas de las organizaciones que tú has establecido para mujeres, niños y la educación de tu pueblo.

“Tú me recordabas a Farah Pahlavi, la última emperadora de Irán.

“Ella fue una pionera del desarrollo social en Irán en los 1970s mientras que su esposo, el shah, estaba muy ocupado con la política y reprimiendo la oposición.

“Yo había oído tanto acerca de la brutalidad de la familia Assad — especialmente la de tu suegro — Hafez al-Assad y su masacre de Hama en el 1982.

“Tú aparentabas ser muy diferente.

“La próxima vez que nos vimos fue en otro viaje por la paz en el 2007.

“Tú estabas en tu bicicleta, montando con nosotras en otra jornada por la paz cerca del puerto sirio de Latakia.

“Tú vestías ropas blancas y de color gris claro, con espejuelos de la última moda.

“Parte de la expedición, tú y yo pedaleamos juntas y comenzamos a charlar.

“Tú expresaste sorpresa cuando te dije que mi participación en el evento era como iraní. Después de todo, no estaba usando un hijab, y estaba montando la bicicleta “”por la paz”” en nombre de un país cuyo gobierno desea borrar a Israel del mapa.

“Yo te hablé en arábigo, el lenguaje que aprendiera en la universidad de Damasco en el 2004, pero tú preferiste hablarme en inglés, el idioma que aprendieras cuando creciste en Londres.

Siria en llamas

“Esa vez, discutimos el gobierno iraní del Presidente Mahmoud Ahmadinejad.

“Tú estabas curiosa por saber, si Ahmadinejad, que había estado en el poder por solamente un año, resultaría ser un reformador, quizás, permitiendo a nuestro movimiento de Sigan las Mujeres, viajar en Irán.

“Yo te respondí que tal cambio sería “imposible” mientras él fuera presidente.

“Tú trataste de convencerme de que Siria es más desarrollada y más libre que Irán y me preguntaste si yo creía que algunos cambios iban a tener lugar en tu país.

“Yo te miré en los ojos y te dije en arábigo, “”Mi tierra es tuya, o tu tierra es mía”” que se acostumbra como una señal de respeto.

“De esa manera, yo deseaba indicarte que por tanto que los dictadores permanecieran en el poder, que no habrán cambios en ninguno de nuestros dos países.

“Tú, solo sonreíste y aceleraste tu paso, reuniéndote con las otras ciclistas.

“En nuestra primera parada, tú posaste muy felizmente para fotos con la delegación Americana, ansiosa de mostrarles tu actitud de mente abierta.

“En nuestra segunda parada, en una pequeña aldea, la gente salió a verte. Tu escolta de seguridad les dijo que se dispersaran, pero, tú les pediste que te dejaran sola con los niños.

“Tú los besaste, los acariciaste en las cabezas y charlaste con ellos.

“Tú me inspiraste con tu amabilidad y humildad.

“Yo tomé fotos para recordar el precioso momento — imágenes que estos días me hacen sentir disgustada.

“Yo salí de Irán dos años después de nuestro último viaje en bicicleta.

Mártir de la resistencia

“En el 2009 yo fui investigada por el Ministerio Iraní de Inteligencia acerca de un libro que estaba escribiendo acerca de los judíos en Irán después de la revolución del 1979.

“El Ministerio me dijo que ellos poseían evidencia que yo trabajaba para una organización israelita y que yo estaba publicando propaganda para los judíos.

“Bajo la ley de Irán ese crimen conlleva la pena de muerte.

“Así, que yo dejé mi país y mi familia sin tener idea de cuándo, o si volvería a verlos de nuevo.

“Hoy vivo en el exilio.

“Pero, cuando oigo esas historias de quienes huyen a Siria, Asma, yo entiendo que soy afortunada.

“Durante el pasado año, más de 8,000 sirios han huido a Turquía debido a la brutalidad de tu esposo.

“Tú no eres la misma mujer que una vez me hablara acerca la situación difícil de los niños en Palestina y otros lugares.

“Un torrente de sangre, incluyendo la sangre de niños, bulle por tu país.

“Es difícil para mí creer que tus manos están empapadas con sangre, pero tu familia está detrás de esta masacre.

“Asma, tú eres una madre, entonces, ¿cómo puedes permanecer al lado de un hombre que ordena la ejecución de enteras familias en sus hogares?

“¿Cómo puedes cantarle canciones de cuna a tu hija mientras que tantas madres sirias, especialmente en Homs, hoy ya no tienen hijos a quienes cantarles?

Los niños que Asma detesta

“¿Cómo puedes dormir en la misma cama con un hombre que ha perfeccionado las artes oscuras de asesinato y tortura?

“Quedo en espera de tu respuesta,

“Parvaneh”

Para leer más: http://www.tabletmag.com/jewish-news-and-politics/91157/the-tyrants-wife/.

En resumen
Los cuentos de hadas y las narraciones folklóricas alimentan la imaginación, surtiendo a los niños y a los pueblos metáforas apropiadas para tolerar las incertidumbres y pruebas del destino.

En los cuentos de hadas clásicos, tanto como en algunos de los textos sagrados, la metáfora, o mensaje latente del cuento, se utiliza para advertir al niño de los peligros inherentes a la desobediencia hacia las figuras en autoridad, y como anticipación de medidas de escarmiento, si la transgresión ocurre.

Otros cuentos amplifican fantasías de rescate, dando esperanzas a la doncella desfavorecida o encarcelada, de que un príncipe galante la liberará de las garras del opresor.

El tema de este tipo de liberación, repite de muchas maneras, porque no es necesariamente un príncipe o enamorado quien provee el rescate como sucede en Caperucita Roja.

La Bella y la Bestia se aparta un poco del cuento tradicional, porque es ella — la doncella — quien con la magia de su amor, redime y libera a la bestia. (Para leer más: http://www.monografias.com/trabajos50/cuentos-de-hadas/cuentos-de-hadas2.shtml).

En este mismo contexto, hemos utilizado el contenido metafórico del cuento de hadas de La Bella y la Bestia para aplicarlo a la situación de una nación en medio de agitación política, donde los ciudadanos luchan por su libertad y por el derecho de elegir su gobierno y de vivir libremente su destino.

Una nación que, hasta hace muy poco tiempo, se creyera que por ser gobernada por un médico, desposado a una mujer intelectual, de singular belleza sería favorecida con la democracia moderada que merece.

En lugar de ser así, Siria carece de la presencia redentora de una bella y lo que solo posee es la dictadura de las bestias…

Para leer más acerca de la situación en Siria: http://blogs.aljazeera.com/liveblog/Syria

Fin de la lección

Bibliografía
Larocca, FEF: El Nepotismo del Gobernante en monografías.com

Wright, R: The Moral Animal (1994) Pantheon NY

Larocca, FEF: La Mujer en la Mitología: Su Significado Moral e Histórico en monografías.com

Larocca, FEF: La Ley Natural, y los Principios Básicos de Nuestras Actividades Mentales Lógicas y Emotivas en monografías.com

Larocca, FEF: El “Braguetazo”: Sus Problemas Inherentes y sus Complicaciones Sociológicas en monografías.com

Larocca, FEF: Lección # 56: Las Carreras Tradicionales en monografías.com

Larocca, FEF: La Ciencia Política, la Genopolítica, y la Genética de las Mutaciones de Novo: Mutatis Mutandis en monografías.com

Larocca, FEF: “San Ernesto Che Guevara” y la Beatificación de los Hombres: Una Síntesis del Poder Ancestral de la Adoración en monografías.com

Larocca, FEF: Aceptando Nuestro Pasado: En Memoria de Benazir Bhutto en mailxmail.com

Larocca, FEF: Cuentos de Hadas: Magia, Fe y Encanto en monografías.com

Larocca, FEF: Cuentos de Hadas: Aportes al Desarrollo Psicológico Infantil en mailxmail.com

Larocca, FEF: Fantasías de Rescate y la Experiencia del Romance Familiar en monografías.com

Ridley, M: The Origins of Virtue: Human Instincts and the Evolution of Cooperation (1996) Penguin NY

Autor:

Dr. Félix E. F. Larocca

Entradas relacionadas

  • El New York Times, nuevamente hackeado por activistas sirios
  • Analisis de cuentos de Hadas Caperucita roja??
  • Indice 012
  • La Masonería y la Bestia
  • La selección sexual: La Reina Roja, la dislexia y sus ramificaciones
  • Abecedario U es por Ur-defensas, Utopía y Destino
  • Síndrome de Renfield: Drácula y el lado oscuro de la psi-quiatría moderna
  • Carnaval Psicodrama y Terapia