Inicio - Educacion

Juegos Didacticos para desarrollar habilidades ortograficas en escolares del 4to grado

Resumen
Introducción
Fundamentos teóricos existentes acerca de la enseñanza de la ortografía como componente de la Lengua Materna
Propuesta de juegos didácticos para la solución de problemas ortográficos en estudiantes de 4. Grado de la Escuela Primaria Pedro Rojena Camayd
Conclusiones
Recomendaciones
Bibliografía
Anexos

Resumen

El presente trabajo: “Juegos Didácticos para favorecer el desarrollo de habilidades ortográficas de palabras sujetas a reglas en escolares de 4. Grado de la Escuela Primaria”, resume los resultados de la investigación realizada con la introducción de variados juegos para el desarrollo de habilidades ortográficas, en escolares de 4. Grado de la Escuela Primaria ante la imperiosa necesidad de lograr que los alumnos mejoren su ortografía.

Contiene un esbozo de la evolución histórica de la ortografía española desde el siglo XVI hasta la actualidad y realiza un análisis de las principales insuficiencias ortográficas de los estudiantes, así como de las causas que las provocan, en las cuales tienen un peso significativo las pedagógicas. En correspondencia se diagnostican los estudiantes de 4. Grado de la Escuela Primaria Pedro Rojena Camayd.

Son precisamente la determinación en orden graduado; la construcción de juegos didácticos partiendo de las causas de las insuficiencias ortográficas en palabras sujetas a reglas y utilizando en estos, lo mejor del pensamiento contemporáneo, sus puntos de vista y conclusiones , para la solución de estos problemas, es el principal aporte del trabajo a la educación cubana.
Introducción

A lo largo de la historia, los medios de comunicación han ido avanzando en paralelo con la creciente capacidad de los pueblos para configurar su mundo. Por esta razón la comunicación actual entre dos personas es el resultado de múltiples métodos de expresión desarrollados durante siglos. Los gestos, el desarrollo del lenguaje y la necesidad de realizar acciones conjuntas tienen aquí un papel importante.

“Al parecer fue en la era de Neandertal cuando se inició el lenguaje, pero hasta la aparición del Homosapiens no se dio una evolución lingüística significativa. Así pues el lenguaje humano puede contar con 30.000 ó 40.000 años de existencia. La enorme diversidad de lenguas que hay en el mundo demuestra que una vez que apareció el lenguaje se produjeron los cambios a gran velocidad. No es posible saber si hubo una primera y única lengua, ni cuáles fueron sus sonidos, gramática y léxico. La lingüística histórica, que se encarga de descubrir y describir cómo y por qué surgieron las lenguas, apenas puede sugerir algunas hipótesis para explicar esta evolución.” (Biblioteca Premium Encarta 2006, Lenguaje.)

El devenir de los años y los diferentes estudios realizados por personas interesadas en el tema han acordado que el origen del lenguaje es un gran tema de discusión, algunas palabras parecen imitar sonidos naturales, mientras otras pueden ser originadas por otro tipo de expresiones, de esta forma se van originando cambios y con ellos la diversidad de sus lenguas y dialectos las cuales según el transcurso de los años van desarrollándose y otras desapareciendo.

Por ser este tema de gran interés, numerosas investigaciones han dado lugar al hallazgo de disímiles formas en que los pueblos antiguos buscaban medios para expresar el lenguaje. Pintaban en las paredes de de las cuevas para enviar mensajes y utilizaban símbolos y signos para designar una tribu o pertenencia.

El lenguaje es una forma propia de conocimiento, un reflejo que se propicia por medio de la lengua natal y que constituye la principal vía de comunicación entre los humanos y mediante el cual el individuo entra en relación con sus semejantes.

El lenguaje humano puede considerarse como un tipo muy específico de comunicación, de hecho el término lenguaje en todo sentido debe aplicarse sólo para referirse al humano.

Desde el mismo nacimiento del niño comienza su comunicación, mediante el llanto, la risa y luego gestos. Durante la niñez habría que cuestionarse hasta que punto depende el niño del lenguaje para crear y mantener relaciones con otras personas, para satisfacer sus deseos y necesidades y entonces debiéramos tener en cuenta las posibilidades reales que se le ofrecen al niño de expresarse libremente, el lenguaje verbal hace posible que las ideas y la información se trasmitan de una persona a otra al ofrecer el medio para que el pensamiento se pueda expresar, referirse a experiencias ocurridas en el pasado o prever los acontecimientos que aún no han ocurrido.

El lenguaje es la envoltura material del pensamiento y la comunicación mediante el lenguaje escrito supone que las palabras sean portadoras de significado, lo que implica que este sea entendido tanto por el emisor como por el receptor para la comprensión del mensaje que se desea comunicar.

“El lenguaje, como conjunto de signos articulados, por siglos, ha sido el conjunto de hábitos lingüísticos que permite a un sujeto comprender y hacerse comprender” (Caseriu1973)

.El aprendizaje de la lengua escrita no se da en las mismas circunstancias que el de la lengua oral. Es cierto que tiene en común un elemento, se adquiere con su ejercitación, con su práctica.

Usar el lenguaje para escribir es un proceso a través del cual generaciones enteras han aprendido y a la vez, dejado huella de su pensamiento.

Es la forma de comunicación más usual y esencial para recibir y transmitir conocimientos por medio de textos, incluyendo aquí los nuevos medios tecnológicos para enviar y recibir información de todo tipo a grandes distancias para lo que resulta imprescindible que se adopte como expresión de pensamiento una buena escritura además de un uso correcto de las normas ortográficas.

La lengua escrita se empieza a desarrollar desde edades tempranas la cual está presente en el contexto sociocultural donde crece y se desarrolla un niño. Es en el seno familiar en ocasiones donde se introduce el aprendizaje de las primeras letras.

En los albores del nuevo milenio nuestro país se ha transformado al responder a los diferentes cambios que ocurren en la sociedad, cambios a favor de la esfera económica, política y social que ha traído como consecuencia que la educación cubana sea puntal imprescindible de nuestro país y ejemplo para todo el mundo.

Con las nuevas evoluciones que han tenido lugar en nuestro país nuestras escuelas han ido perfeccionándose con el uso de nuevas tecnologías. La presencia de medios audiovisuales tanto en la escuela como en el hogar, ha favorecido la aproximación precoz de los niños a un aprendizaje incipiente. El uso de estas permite un aprendizaje más amplio en los escolares ya que les da una mayor visión y un conocimiento más amplio del mundo.

La escuela primaria cubana como la institución a la que ha sido conferida la alta misión de iniciar la formación de las jóvenes generaciones se ha propuesto contribuir a la formación integral de la personalidad del escolar, fomentando desde los primeros grados la interiorización de conocimientos y orientaciones valorativas que se reflejan gradualmente en sus sentimientos, formas de pensar y comportamiento acorde con el sistema de valores e ideales de la Revolución Socialista de Cuba.

El trabajo con la lengua escrita se inicia desde Pre- escolar cuando el niño comienza la Pre-escritura, luego de una forma más profunda y compleja lo continúa en los grados correspondientes al primer ciclo de la escuela primaria. Es en estos grados donde la asignatura Lengua Española tiene como propósito fundamental el desarrollo de la competencia comunicativa de los alumnos, es decir, que aprendan a utilizar el lenguaje hablado y escrito para comunicarse de manera efectiva en distintas situaciones.

El cuarto grado en la Escuela Primaria representa un momento importante pues al concluir el ciclo preparatorio el niño debe haber desarrollado un conjunto de habilidades del idioma y con énfasis en el componente ortográfico que le permitan transitar por los demás ciclos del curriculun con el mejor de los desempeños en su comunicación escrita.

Para alcanzar ese fin, es necesario que los niños desarrollen las habilidades de hablar, escuchar, leer y escribir. A pesar de las múltiples diferencias existentes entre los investigadores de los problemas del lenguaje, hay consenso sobre la importancia que tiene el desarrollo de las capacidades intelectuales que les permitan a los individuos desenvolverse en las sociedades modernas, vinculadas con la lengua escrita.

Considerando la escritura como una actividad cerebral lo mismo que las demás e incluida en la actividad mental general del niño. A partir del momento en que ha aprendido a traducir los sonidos en palabras ha adquirido el control psicomotor suficiente para desarrollar la habilidad de la mano en la reproducción de las distintas grafías, entonces el ser humano se inicia de forma plena en el aprendizaje de la escritura.

El hecho de escribir va más allá de la trascripción de sonidos y no se limita a la corrección ortográfica, muy al contrario, se sustenta en la distribución lógica y ordenada del discurso en la capacidad de expresar situaciones y sensaciones, ya sean tangibles o abstractas, y en la naturalidad de las frase del léxico, de tal modo que sean comprensibles.

Como sea que la ortografía no se acomoda exactamente a los fonemas es necesario que cada hablante dedique una atención especial a las formas que la lengua ha establecido como correcta en la escritura. Alguna condiciones de la escritura correcta son generales y se pueden aprender como reglas, pero en su mayor parte no pueden aprenderse más que por la experiencia, por el conocimiento directo de las formas escritas y el trato constante con ellas.

Por propuestas de la REAL ACADEMIA ESPAÑOLA DE LA LENGUA se han resuelto algunas incongruencias que estas evoluciones naturales de los fonemas habían producido, se han eliminados grafías confusas y anticuadas y se han establecidos normas gráficas más simples y más de acuerdo con la realidad de los sonidos. Pero en otros casos por influencia también de los eruditos en el uso de la lengua y de la Academia de la Lengua se ha complicado sin necesidad la grafía de algunas palabras por la preocupación de aprender factores que nada tienen que ver con su pronunciación.

Para preservar el lugar que le corresponde a la ortografía en los conocimientos que debe poseer el hombre contemporáneo, y del futuro, se requiere que la escuela asuma la enseñanza de esta materia de forma personalizada, dinámica e integradora.

Las dificultades en este componente de la Lengua Española han estimulado a varias personas a que investiguen y profundicen. Esta es una línea temática que se ha iniciado en la Facultad de la Infancia por: Yusmaris Beltrán Flores y Eric Carballo Díaz quienes han seguido esta temática en el año 1997. Este trabajo resume los resultados de la investigación realizada en la relación con la introducción de juegos y actividades variadas para el desarrollo ortográfico de los escolares.

También Fidel Segura Elías en 1998, investiga sobre la temática, con la que han obtenido resultados significativos, tiene la finalidad de ejercitar la acentuación de las palabras agudas, llanas y esdrújulas y de ahí erradicar en los estudiantes los posibles errores acentúales aplica una serie de ejercicios novedosos dirigido al pensamiento lógico. En el año 1999, Yamilka García Mora y Yanexi García González abordaron el tema de la ortografía, al ofrecer un Software educativo para contribuir a erradicar los problemas de acentuación.

A partir de los resultados obtenidos se ha podido observar que quedan insuficiencias en este componente. En las clases observadas a docentes en el turno de Lengua Española, en la revisión de cuadernos y libretas y en la aplicación de comprobaciones, así como en las pruebas de la calidad aplicadas por el MINED se constataron carencias ortográficas significativas, de las cuales no se exceptúan algunos docentes.

Entre los errores detectados con mayor frecuencia se encuentran, la omisión y uso indebido de la tilde en palabras agudas, llanas y esdrújulas, la omisión de la h en los diptongos ue, ie, hay insuficiencias en el uso de la ll en la terminación illo, illa de los sustantivos, cometen errores al escribir el plural de las voces que terminan en z, así como el uso de las mayúsculas en los sustantivos propios.

Estos errores en su mayoría se deben a la insuficiente sistematicidad en el trabajo ortográfico ya que existe pobreza en la utilización de ejercicios elaborados por los docentes, se le dedica muy poco tiempo a la revisión continua de lo que escribe el alumno, falta variedad en el uso de métodos y procedimientos, los maestros no preparan suficientes actividades que transiten por los diferentes niveles, falta trabajo con el uso de las bibliografías existentes en las escuelas y software educativos.

A partir de las dificultades que presenta el componente ortográfico en escolares de primer ciclo de la Escuela Primaria ha incidido en que sea un elemento prioritario dentro de las regularidades del banco de problemas de la escuela. Por estas razones expuestas nos permite precisar el siguiente problema científico:

¿Cómo contribuir al desarrollo de habilidades ortográficas para la escritura de palabras sujetas a reglas, en escolares de 4. Grado de la Enseñanza Primaria?

Ubicándonos en el siguiente problema se obtiene como base el siguiente:

Objeto: El proceso de enseñanza aprendizaje de la ortografía.

Campo: El desarrollo de habilidades en las palabras sujetas a reglas.

Para darle solución al problema científico nos planteamos el siguiente objetivo:

“Validar un conjunto de juegos didácticos para favorecer el desarrollo de habilidades ortográficas en palabras sujetas a reglas, en escolares del 4. Grado de la Escuela Primaria Pedro Rojena Camayd.”

Sirven de guía las siguientes preguntas científicas:

1-¿Cuáles son los fundamentos teóricos que existen acerca de la enseñanza de la ortografía como componente esencial del trabajo con la Lengua Materna?

2-¿Cuál es el nivel actual existente en la ortografía de palabras sujetas a reglas en escolares de 4. Grado de la Escuela Primaria Pedro Rojena Camayd?

3-¿Qué potencialidades ofrecen los juegos didácticos para contribuir al desarrollo de habilidades ortográficas de las palabras sujetas a reglas?

4-¿Qué juegos didácticos pudieran elaborarse para favorecer el desarrollo de habilidades ortográficas de palabras sujetas a reglas en escolares primarios de 4. Grado?

5- ¿Qué influencias ejercen los juegos didácticos elaborados en el desarrollo de habilidades ortográficas en los escolares primarios de 4. Grado de la Escuela Primaria Pedro Rojena Camayd?

Para satisfacer las preguntas anteriores nos proponemos las siguientes tareas de investigación

1-Determinar los fundamentos teóricos existentes acerca de la enseñanza de la, ortografía como componente de la Lengua Materna.

2-Diagnosticar el nivel actual existente en el componente ortográfico en particular las palabras sujetas a reglas.

3-Delimitar las potencialidades que ofrecen los juegos didácticos para favorecer las habilidades ortográficas en particular de las palabras sujetas a reglas.

4- Diseñar un conjunto de juegos didácticos que favorezcan el desarrollo de habilidades ortográficas de palabras sujetas a regla en escolares de 4. Grado de la Escuela Primaria Pedro Rojena Camayd.

5- Validar los juegos didácticos elaborados para el desarrollo de habilidades ortográficas en los escolares del 4. Grado de la Escuela Primaria Pedro Rojena Camayd.

La lógica investigativa asumida en la solución de las tareas planteadas posibilitó utilizar varios métodos teóricos tales como:

Histórico lógico: Para el análisis de la evolución histórica de la ortografía y la caracterización de las tendencias del desarrollo, para conocer sus principales insuficiencias en el currículo escolar, posibilita el estudio de la trayectoria real del problema y las investigaciones realizadas y en que medida sus resultados han dado solución a los problemas ortográficos.

Análisis y síntesis: Para procesar la información tanto teórica como empírica que permitió la caracterización del objeto y el campo de la investigación, para determinar causas y luego en un proceso de síntesis , descubrir la relación ínter- causal.

Inducción-deducción: Se empleó en el desarrollo de toda la actividad investigativa con el objetivo de dar respuesta al problema científico planteado, en la obtención de conocimientos que conducen de lo particular a lo general y viceversa.

La modelación: Contribuyó a explicar la metodología en la elaboración de juegos didácticos para favorecer las habilidades ortográficas y el estudio de sus particularidades.

El trabajo proyectado requirió la utilización de métodos del nivel empírico tales como:

La revisión de documentos: Se hizo un análisis de los documentos oficiales del MINED para determinar el nivel de actualidad, coherencia y orientación acerca del tratamiento ortográfico, de sus particularidades en cada grado así como las adaptaciones curriculares establecidas hasta el momento.

La entrevista y encuesta: En la recopilación de información relacionada con la ortografía, en la entrevista al personal docente para profundizar en el nivel de conocimiento que se tiene sobre el tema por parte de escolares y maestros.

La observación: En el proceso de enseñanza – aprendizaje para determinar la preparación de los maestros, para un acercamiento al problema; recopilar información a través de visitas, reuniones metodológicas y para la valoración empírica de la estrategia mediante la observación sistemática del trabajo.

Pruebas pedagógicas de aprovechamiento: Se aplican como diagnóstico para conocer las insuficiencias y conocimientos reales de los escolares de la muestra escogida.

De los métodos estadísticos se utilizan el cálculo porcentual, las medidas de tendencia central y pruebas no paramétricas: La prueba de los signos para muestras relacionadas, lo que permite recopilar, organizar e interpretar los datos, para validar y establecer un orden jerárquico en las causas que provocan las insuficiencias ortográficas en los escolares de la enseñanza primaria.

Se escogió una muestra significativa de un total de veintiséis (26) escolares de 4. Grado que forman la población de un total de sesenta y dos (62) estudiantes de la Escuela Primaria Pedro Rojena Camayd.

En el presente trabajo se determinan en orden jerárquico las causas de las insuficiencias ortográficas en los estudiantes del 1er ciclo de la Escuela Primaria Pedro Rojena Camayd. Contiene un conjunto de Juegos Didácticos graduados por niveles de desempeño para la solución de insuficiencias ortográficas en los escolares de 4. Grado, los que contribuirán a elevar el trabajo de la escuela para el mejoramiento de la ortografía, servirán de enriquecimiento al logro de la mayor aspiración social, poder desarrollar al máximo las potencialidades de todos nuestros niños, de acuerdo con las aspiraciones de este nivel de enseñanza de nuestra sociedad.

Capítulo I:
Fundamentos teóricos existentes acerca de la enseñanza de la ortografía como componente de la Lengua Materna

En el presente capítulo realizamos un bosquejo histórico de la ortografía, su surgimiento y evolución desde sus inicios, así como su importancia. Conoceremos las posiciones actuales que existen en la ortografía de las palabras sujetas a reglas, así como las dificultades que presentan los escolares primarios. Profundizaremos en las potencialidades que ofrecen los juegos didácticos en los escolares del primer ciclo de la Escuela Primaria Pedro Rojena Camayd.

1.1 La ortografía. Evolución histórica.

No deberíamos comenzar a hablar de la ortografía en general si primero no penetráramos en sus cimientos y en como ha ido evolucionando desde su surgimiento hasta la actualidad.

Podemos decir que la palabra “ortografía” es derivada del griego órthos, correcto, y graphé, escritura, lo cual designa la parte de la gramática que fija el uso correcto de las letras y de los signos gráficos en la escritura de una lengua.

Escribir correctamente, es decir empleando los signos gráficos que representa el sistema fonológico de la lengua, es una cuestión difícil en cualquier dialecto. Esa escritura correcta, que permite transmitir el sonido de las palabras, pausas, estados de ánimo como alegrías o tristezas, depende de representaciones gráficas que responden a un código; el no hacerlo debidamente provoca que un mensaje no sea entendido como se desea.

Habitualmente la ortografía es el recurso en las conversaciones cotidianas para esclarecer la significación o el empleo de un término: así hablamos en ocasiones de un “errar sin h”, una “aptitud con p”, un “tubo con b “, cuando nos referimos a una frase entre comillas o cuando “hacemos un paréntesis” para esclarecer algo.

Ideal sería, según la Real Academia Española poseer en la ortografía del idioma, un signo para cada sonido, pero resulta poco factible encontrar en cualquier idioma, una escritura alfabética que represente con toda fidelidad la producción oral de la lengua.

En primer lugar, esta evoluciona incesantemente, mientras que la escritura tiende a ser más estable; como consecuencia, se producen desajustes entre los sistemas fonológico y gráfico de la lengua; de esta manera: “una notación consecuente en una época dada será absurda un siglo después” (Caseriu, 1973)

“El anhelo de escribir como se habla está lejos de establecerse debido, además, a las diferencias en las formas de pronunciación entre países que hablan el mismo idioma, entre regiones, e incluso, entre los individuos usuarios de la lengua. Por eso, aprender ortografía también deviene una tarea de extrema complejidad. Numerosos son los elementos que pueden obstaculizar el acceso al conocimiento ortográfico y cuya dimensión podrá variar de un sujeto a otro, en dependencia de la edad y los conocimientos lingüísticos que posea…” (Seminario Nacional a docentes. Tabloide Universidad para Todos, noviembre de 2001).

Definición que es asumida por los autores, pues en nuestro idioma ocurre que varias letras tienen un mismo sonido, o viceversa, una vocal puede perder su carácter sonoro o una consonante adquirir sonido vocálico, Ej: quinqué, Camagüey, existe carencia de atracción por los escolares, dado el carácter descriptivo de la ortografía, sobre todo en el primer ciclo de la enseñanza primaria y hay Insuficientes conocimientos precedentes y habilidades relacionadas con la lengua, unidos al débil hábito de lectura.

La ortografía de la Lengua Española, junto a su alfabeto no fue desde sus inicios como la conocemos hoy. La ortografía moderna del español, basada en un criterio mixto donde se alterna el etimológico y el de la pronunciación, es el producto de un largo proceso histórico.

Los gramáticos han realizado numerosos intentos para unificar la ortografía antes de la creación de la Real Academia Española en 1713, se producían frecuentes confusiones ortográficas que se registran aun en las obras de clásicos españoles de los siglos XVI y XVII. Por ejemplo, el uso de la m o n antes de p y b era muy indeciso algunos autores empleaban m antes de otra m; así escribían immortal e immenso; la i era empleada como j, y viceversa: njungún, mj.

La v era utilizada como u, frecuentemente, si iniciaba una palabra: vno, vntar; y no era raro encontrar la u con el sonido de v: yuan (iban), para indicar que tenía sonido de u, iba precedida de h; así, se escribía hueso. La y era muy empleada si la palabra comenzaba con sonido vocálico de i: ynfante, igual, etc.

La evolución de acento ortográfico fue bastante lenta. Pueden leerse textos de los siglos XVI y XVII sin una sola tilde, y en otros se pueden ver palabras acentuadas ortográficamente de forma caprichosa. La Academia elaboró al respecto unas reglas complicadas que no todos seguían. Fue en el siglo XIX cuando se llegó a un acuerdo general. La mayoría de las reglas que actualmente se emplean fueron por esta institución hacia 1880. La supresión de la tilde en la preposición a y en las conjunciones e, o, u se hizo en 1911, en tanto que la de los monosílabos se realizó en 1952.

El uso de las mayúsculas también tuvo grandes indecisiones. Las reglas por el empleo de las mayúsculas fueron complicándose, hasta llegar a las actuales, bastante sencillas.

En los escritos más antiguos puede observarse que no había norma fija en cuanto al uso de la puntuación. Hay documentos del siglo XVI sin un solo signo, en tanto se encuentran otros de la misma época el los que puede aparecer una puntuación muy parecida a la moderna, salvo el empleo de los dos puntos, utilizados unas veces a manera de coma o de punto y coma.

Nuestro actual alfabeto consta de 27 letras para representar 22 fonemas. Las letras ch y ll, fueron suprimidas por acuerdo del X Congreso de Academias de la Lengua Española, efectuada en 1994.

La Real Academia Española ha desarrollado una admirable labor de simplificación ortográfica. En varias de sus ediciones a parte de haber incorporado varias palabras también ha modificado la escritura de muchas de ellas. A lo largo de su existencia y sobre todo en este siglo se han efectuado diversos debates en los cuales se han dictado las normas que conocemos hoy.

1.2 Deficiencias ortográficas existentes.

Hoy la escuela tiene un importante reto y es el desarrollo multilateral de los alumnos; por ello el trabajo con la Lengua Materna y prioritariamente con los contenidos ortográficos resulta esencial. Para ello debemos comenzar con que el alumno debe alcanzar primeramente destrezas como son escuchar y hablar, estas son habilidades comunicativas esenciales que ha de desarrollar el niño en su paso por la escuela, aunque, por supuesto, estas se inician desde edades más tempranas en el marco familiar. El medio lingüístico ejerce una gran influencia en este sentido: hogar, institución educacional, comunidad, medios de comunicación, constituidos todos como sistema de influencias; pero es sin dudas, el trabajo sistemático de la escuela en general y en particular de los maestros el que desempeña el más relevante papel.

Se requiere en primer lugar, de docentes con un pleno dominio del idioma, y además, que sepan apreciar en su justo valor la importancia de su uso adecuado, lo que les permitirá trasmitir a sus alumnos sentimientos de respeto, y admiración hacia la Lengua que hablamos.

La escuela tiene entre sus objetivos, desde los primeros grados, lograr que sus alumnos sean capaces de exponer sus ideas sobre temas diversos, con fluidez, tono y volumen de voz adecuada, una buena pronunciación y, además, enseñarlos a escuchar

En la práctica, estas metas están lejos de alcanzarse. Muchas veces el fracaso escolar esta relacionado directamente con deficiencias en la escucha y la expresión oral, pues no hay hábito de escuchar ni se le atribuye ninguna importancia a esta habilidad y tampoco hay un trabajo sistemático y planificado para el desarrollo de la lengua hablada.

Como la comunicación es uno de los objetivos más importantes que debe dominar el niño en la escuela y, en este sentido ocupa un lugar destacado, el referido a la lengua escrita, o sea, la formación de escritores competentes es decir capaces de comunicarse con textos coherentes y con buena ortografía que cumplan una determinada intención comunicativa.

Muchas personas parten del falso supuesto de que escribir es un don que unos poseen y otros no. De ser así, escribir sería una característica innata, propia solo de algunos individuos. La escuela puede haber contribuido a esa falsa concepción, al marcar a los alumnos que no han desarrollado las habilidades pertinentes, planteando que no tienen aptitudes para escribir, cuando generalmente ello es el resultado del poco contacto con la lengua escrita.

Es la escuela la que debe favorecer la producción de textos diversos. Desde los primeros grados debe propiciar que los niños se expresen de forma espontánea, libremente, sin restricciones, con propuestas significativas y variadas. Solo se aprende a escribir escribiendo, por lo que si se quiere que el alumno logre utilizar la escritura correcta como forma de comunicación la práctica constante, ha de ser una premisa de trabajo.

La enseñanza de la Lengua Materna ha recibido una fuerte influencia de importantes teorías contemporáneas de las ciencias del lenguaje y la comunicación, que le han proporcionado nuevos enfoques y formas de abordarlo en el ámbito escolar de una manera más práctica y objetiva; y aunque los resultados de las correspondientes innovaciones y transformaciones pedagógicas quedan aun por ver , numerosos directivos y maestros creen que serán cualitativamente superiores a los alcanzados en épocas precedentes.

La integración de asignaturas y la reducción de sus volúmenes de horas, como consecuencia de las modernas transformaciones cuniculares, limitan la enseñanza de la Lengua Materna lo que impide abordar todo el contenido idiomático como por ejemplo la ortografía. El interés del alumno por aprender ortografía suele asegurarse cuando el maestro reconoce el papel y el lugar que le corresponde a la evaluación y al control del aprendizaje.

La ortografía es importante por muchas razones y no solo como algunos creen porque los errores afeen la escritura y constituyan una mala carta de presentación para el que escribe, por reflejar poco nivel cultural o desconsideración hacia el posible lector.

Sin lugar a dudas por muchos años la ortografía se consideró un problema menor, sin gran trascendencia ni atractivo. En la medida en que estas ideas proliferaron se descuidó de manera ostensible la ejercitación, el control y el autocontrol hacia la escritura correcta de las palabras. Todo esto afecta la calidad de la lengua que empleamos a diario y que como afirmamos debemos defender como una tarea ideológica de primer orden.

De hecho, un problema ortográfico afecta la comunicabilidad de un texto. La comprensión de los mensajes que queremos transmitir se dificulta cuando aparecen las faltas de ortografía.

De igual forma, la ortografía requiere de conocimientos de distintos tipos, particularmente gramaticales. Así por ejemplo, un alumno no puede acentuar bien las palabras si no identifica las palabras en sí, las sílabas y su lugar, los diptongos y los hiatos, etc.

Para lograr una buena ortografía es imprescindible escribir, a diario y en todas las asignaturas que lo permitan.

A pesar de las particularidades ortográficas del español y de las diferencias individuales de los alumnos en el proceso de aprendizaje, la escuela debe lograr que al construir el saber escrito los estudiantes lo hagan eficientemente, de ahí la imperiosa necesidad de que la enseñanza de la ortografía sea verdaderamente efectiva en el sentido de lograr una eficiente competencia de los egresados de cada nivel.

Los malos resultados que se obtienen en esta enseñanza se deben a múltiples causas, a continuación enumeramos unas de las más conocidas.

La capacidad de generalización es muy limitada en los estudiantes de la Enseñanza Primaria y como consecuencia de ello, lo es la capacidad de aplicación de las reglas; de ahí que se le de primacía a la memorización de las reglas ortográficas, los hábitos de lectura recreativa disminuyen mucho y ello tendrá su repercusión negativa en el desarrollo de las habilidades comunicativas y en el dominio de la lengua.

Además de estas razones existen otras tantas como por ejemplo a causas pedagógicas como son: La insuficiente preparación lingüística de los docentes para ofrecer un tratamiento incidental y sistemático a los problemas ortográficos, ausencia de una verdadera y eficiente acción interdisciplinaria entre todas las asignaturas, para ofrecer un tratamiento coherente a los problemas ortográficos desde todas las materias escolares y sus respectivas clases, predominio de un enfoque muy normativo y tradicionalista, en deterioro de otros enfoques: etimológico, analógico-contrastivo, fonético, gramatical, las tareas docentes resultan muy poco atractivas, poco motivadoras, no despiertan la curiosidad, y a veces, son muy poco exigentes intelectualmente.

Causas psicológicas: Insuficiente trabajo para desarrollar la memoria visual, auditiva, motora y semántica de los alumnos, deficiencias en la observación y la escucha atenta, no se logra un equilibrio justo en la percepción voluntaria e involuntaria desde cada clase, problemas de percepción, de concentración y establecimiento de relaciones, insuficiente capacidad para controlar y autocontrolar la expresión propia y la ajena.

Causas socioculturales: Modelos lingüísticos desfavorables (en la familia, en la comunidad, y entre los docentes en las propias escuelas), incorrecta pronunciación y articulación de los sonidos, subestimación del valor e importancia de la Lengua Materna, poco hábito de lectura recreativa.

Las causas de mayor influencia en las insuficiencias ortográficas son de corte pedagógico, por lo que se puede confirmar que es necesario el perfeccionamiento de la dirección del proceso enseñanza-aprendizaje, a partir del diagnóstico, para la erradicación de dichas insuficiencias.

A continuación presentamos los principales problemas o errores ortográficos que presentan los escritos infantiles:

Cambios o sustituciones.

Generalmente por tener poco dominio de la correspondencia fonema / grafema.

Habitualmente por no grabar exactamente las imágenes visuales.

En ocasiones por percibir mal o con ambigüedad, auditivamente.

Omisiones.

Generalmente por afonía de la letra (vocal o consonante).

Omisiones de tilde.

Por desconocimiento de las reglas y por dificultades en determinada sílaba que se pronuncia con mayor intensidad.

Condensaciones o segregaciones.

En su mayoría son de origen perceptivo, al no diferenciarse de forma adecuada sílaba palabra y no reproducir correctamente la secuencia hablada en el momento al escribir.

Uso Indebido de la letra mayúscula en una palabra.

Ocurre en el mayor de los casos por el desconocimiento de uso desde el punto de vista sintáctico y semántica. El alumno debe conocer que su uso esta determinado y que corresponde utilizarlo cuando inician un escrito, después del punto (seguido o aparte), y cuando se utilizan los nombres propios.

En el perfeccionamiento de este proceso es de suma importancia la preparación de los docentes que asumen la responsabilidad de enfrentar y solucionar en el más breve plazo posible, las insuficiencias ortográficas que presentan los niños de la Educación Primaria.

La escuela debe enfrentarse a dos grandes grupos de problemas, los de la ortografía en si y los que suelen presentar los estudiantes. En cuanto a la ortografía, se tropieza con: La arbitrariedad del sistema de notación escrita con respecto al sistema oral, el carácter contradictorio, de muchas normas ortográficas, las reglas de acentuación son muchas y con numerosas excepciones para ser reconocidas, recordadas y aplicadas sin dificultad.

Por su parte los alumnos pueden manifestar poco interés por la ortografía , insuficiente competencia lingüística o gramatical que les impide el acceso masivo a la ortografía de las palabras, padecer trastornos psicológicos que se reflejan en su capacidad para concentrar la atención en los procesos de la memoria o percepción o tener defectos físicos o neurofisiológicos que repercuten en sus capacidades auditivas, visuales o motoras al respecto, se conocen por estudios realizados diversos tipos de problemas entre ellos se encuentran, déficit del lenguaje, difusión viso perceptiva, problemas auditivos, alteraciones motóricas expresivas, combinación de dos o más factores.

Otros factores no menos importantes están relacionados con el desarrollo mismo del proceso docente: funcionalidad de los programas, estabilidad del profesorado, calidad, disponibilidad y empleo de materias docentes, dominio y actualización de la ortografía y de su didáctica particular por el profesor de Lengua Materna, la probable contribución del resto del colectivo pedagógico y la antigua tendencia a homogenizar la enseñanza ortográfica sin atender al carácter diverso del aprendizaje.

Es una realidad que muchos estudiantes han alcanzado grados avanzados sin ser capaces de escribir correctamente y hemos visto, además que muchos profesores adolecen de la misma dificultad.

En comprobaciones aplicadas a estudiantes del 4to grado, para diagnosticar el estado de desarrollo de sus habilidades ortográficas (ver anexo 3) de una matrícula de 26 estudiantes muestreados, resultaron: Expertos o diestros: 2; seguros o estables: 10; inseguros o inestables: 9; anárquicos: 5.

Entre los errores ortográficos en palabras sujetas a reglas detectados con mayor frecuencia se encuentran: la omisión o uso indebido de la tilde en palabras agudas, llanas y esdrújulas, el uso de mayúsculas en sustantivos propios, palabras con M antes de P y b, el plural de las voces que terminan en Z, escritura de gentilicios, palabras con la terminación illo, illa, la h en las palabras que comienzan con ue, ie .

Es significativo destacar la importancia de una buena ortografía, no sólo para lograr la corrección en la escritura, sino para comunicar exactamente lo que iniciamos, pues los cambios, adiciones o supresiones gráficas provocan alteraciones semánticas.

De todo lo anterior se deduce que lograr la sólida adquisición de habilidades ortográficas y en especial de palabras sujetas a reglas en la Escuela Primaria es vital.

1.3 El diagnóstico.

Cuando la evaluación se lleva a cabo de una manera eficiente, se estimula el estudio, y la labor de descubrimiento y corrección de errores se hace más productiva. Mediante el control se obtienen y procesan informaciones útiles que posibilitan tomar decisiones en relación con el desarrollo del proceso de enseñanza-aprendizaje para obtener mejores rendimientos.

La evaluación de la actividad ortográfica resulta ser uno de los elementos principales de su didáctica, por su papel relevante en la formación del hábito. Abarca el control del profesor así como el autocontrol del alumno, y como permite diagnosticar problemas, reconocer avances o retrocesos en el trabajo, ha de ser sistemático, variado y oportuno.

Por estas razones, el diagnóstico ha de realizarse en diferentes momentos, de forma continua e integral, incluyendo no solo el aprovechamiento docente, sino también la actitud hacia el conocimiento

Por todo esto el maestro debe tener bien claro el diagnóstico del niño y así poder hacer un buen trabajo, lograr conocer las particularidades de cada alumno mediante la observación, entrevista, revisión de libretas o la aplicación de pruebas para de esta manera conocer el grado de aptitud de sus estudiantes para aprender la escritura correcta de nuevas palabras, el interés por la ortografía y el progreso del aprendizaje del conocimiento de las reglas como las vías particulares que adopta cada alumno para apropiarse de la ortografía de las palabras.

La evaluación permite conocer si el proceso que se ha llevado a cabo es efectivo o no y si no lo es cuales son los cambios que deben efectuarse para asegurar su efectividad. El maestro como principal responsable del aprendizaje del niño debe de esforzarse al máximo para que los alumnos fijen y apliquen la escritura correcta de palabras sin perder de vista todo lo que debe lograr un niño en estas edades, fundamentalmente en el primer ciclo, por eso el trabajo debe de tener un marcado carácter preventivo, incidental y correctivo.

Podemos decir que si el alumno no se siente controlado por el profesor, pensará que la tarea que realiza carece de importancia, y traerá como consecuencia el desinterés y la apatía por el estudio. Pero el control del profesor no basta, es necesario que el alumno sepa valorar su aprendizaje. En este sentido se impone desarrollar hábitos de autocorrección, trabajo que debe ser bien dirigido, enseñándole ha verificar sus escritos, confrontándolos con textos contenidos en diversas fuentes: diccionarios, manuales y sobre todo a través del acceso a variados recursos del idioma, como los procedimientos para la formación de palabras, las estructuras sistémicas de la lengua, el origen de los vocablos, las familias de palabras y las normas académicas.

Entradas relacionadas

  • Propuestas de juegos didacticos para enriquecer los…
  • Festival numérico (Proyecto de aprendizaje en matemática)
  • El aprendizaje de la historia y sus dificultades
  • Mas del 90 por ciento de los videojuegos son pirateados
  • Juegos didacticos para favorecer el uso de s, c,…
  • Indice 043
  • Teoria y practica de los juegos ppt
  • Algunas aproximaciones a la comunicacion oral en escolares…