Inicio - Enfermedades

Enfermedades infecciosas orofaringeas con cuadro clinico…

Enfermedades infecciosas orofaringeas con cuadro clinico…

Resumen

En
el presente trabajo se presentarán casos de enfermedades infecciosas con cuadro
clínico poco usual, ellos son dos actinomicosis orofaringeas, uno de
tuberculosis de glándula submaxilar y de papilomatosis de base de lengua de
posible etiología viral.
La actinomicosis es una infección bacteriana supurada de curso crónico,
causada por bacilos Gram (+) anaerobios o microaerofílicos, no esporulados, del
género Actinomyces. Se caracteriza por la formación de abscesos, fibrosis
tisular y presencia de tractos fistulosos en distintas localizaciones anatómicas.
Su baja frecuencia en la actualidad y sus distintas ubicaciones anatómicas
constituyen un desafío diagnóstico para las distintas especialidades de la
medicina. Los casos que motivan este trabajo tuvieron distintos cuadros clínicos,
uno en forma de un síndrome obstructivo nasal crónico con una tumoración
nasofaríngea y el otro por una ulcera faríngea.

 

Introducción

Según
Robbins, a pesar de la mejoría en las condiciones de vida, de la difusión de
las vacunas y de la disponibilidad de antibióticos eficientes, las enfermedades
infecciosas siguen siendo muy frecuentes, causan más de 10 millones de
fallecimientos al año.

En el presente trabajo se presentarán casos de enfermedades infecciosas con
cuadro clínico poco usual, ellos son dos actinomicosis orofaringeas, uno de
tuberculosis de glándula submaxilar y de papilomatosis de base de lengua de
posible etiología viral.

Material
y Métodos

Se
hace un estudio descriptivo de pacientes que han acudido a la consulta de
Otorrilolaringología con diferentes cuadros clínicos y que sólo la biopsia ha
sido útil para realizar el diagnóstico final de etiología infecciosa.

 

Resultados

Caso
No 1

Paciente femenina 48 años de edad, raza negra con historia de salud 
anterior hasta hace 5 años que presentó un cuadro adénico del triángulo
posterior del cuello y en el servicio de cirugía se le realiza exéresis de
ganglios linfáticos que arroja como resultado histopatológico adenitis inespecífica.



Ahora acude a nuestro servicio de O, R, L. pues hace un año tiene aumento de
volumen visible en región submaxilar derecha. Al examen físico se constata a
través de la palpación bimanual una masa tumoral polilobulada aproximadamente
de 6 cm de diámetro móvil y de consistencia semielástica no dolorosa a la
palpación, que corresponde a la glándula submaxilar.



Por todo lo anterior se indica un B.A.A.F. que informa adenitis inespecífica,
pero a pesar de esto, por ser una tumoración de la glándula submaxilar se
decide la exéresis.

Diagnóstico Anatomopatológico: Sialoadenitis crónica tuberculosa.

A los 6 meses del postoperatorio la paciente está controlada bajo tratamiento
antituberculoso.

Caso No. 2

Paciente masculino de la quinta década de la vida, que nos llego a nuestra
consulta con malestar faríngeo severos producto de una ulcera faríngea que se
localizaba en la pares posterior, se inició el estudio de dicha ulcera desde el
punto de vista anatomopatológico con varias biopsias para llegar a un
diagnostico para la aplicación de un tratamiento eficaz.
Por el cuadro clínico y el aspecto macroscópico de la lesión se sospechó en
un proceso maligno pero nunca las biopsias corroboraron este diagnóstico, por
lo que se siguió insistiendo con nuevas biopsia debido al comportamiento
agresivo de esta ulcera que se extendió a la hipofaringe y nasofaringe
provocando parálisis del paladar blando y estado general muy tomado comportándose
todo como un proceso maligno.

El diagnostico anatomopatológico fue: Actinomicosis con asociación de
papilomatosis faríngea por H.P.V.

Caso No. 3

Paciente masculino, de la quinta década de la vida, portador de un síndrome
obstructivo nasal crónico de más de seis meses de evolución cuya etiología
era una masa tumoral de crecimiento rápido en nasofaríngea.
Dado el aspecto macroscópico y el cuadro evolutivo de la lesión se sospechó
en un proceso maligno por lo que se tomaron fragmentos de la misma para su diagnóstico.

Su diagnóstico final fue el de: Proceso inflamatorio causado por Actinomicosis.

Casos
de Papilomatosis faringea

En nuestro centro hospitalario se comenzó un estudio evolutivo en 60 pacientes
con malestar faríngeo que acudieron a consulta de O.R.L. Al examen clínico se
observó que presentaban vegetaciones en forma de papiloma en la base de la
lengua.
Se les realizaron biopsias de las lesiones, en donde se pudo constatar en 41 de
ellos, la existencia de alteraciones Anatomopatológicas inflamatorias y
reactivas. Dentro de ellas se destaca como elemento importante, la presencia de
abundantes coilocitos.
Al hacer una correlación clínica, anatomopatológica y terapéutica, se llegó
a la conclusión de que estos pacientes estaban afectados por el Human Papiloma
Virus (HPV).

Discusión

Entre
las enfermedades infecciosas, la tuberculosis continúa siendo en la actualidad
uno de los principales problemas de salud publica. Su evolución histórica ha
sido un constante declinar en piases desarrollados siguiendo a las mejoras de
las condiciones socioeconómicas y al descubrimiento de fármacos eficaces para
su tratamiento.

Esta tendencia decreciente parece que se ha modificado en los últimos años
sobre todo a expensas de grupos sociales más desfavorecidos y al impacto que la
epidemia de la infección por virus de la inmunodeficiencia humana esta
produciendo sobre esta enfermedad.

Esta enfermedad se localiza más frecuentemente en los pulmones, pero puede
afectar cualquier órgano siendo las más frecuentes Ganglio linfáticos, médula
ósea, hígado, riñón, meninges, pericardio y tracto gastrointestinal.

El interés científico en reportar el Caso No. 1 del presente trabajo, es que a
pesar de haber obtenido pre-operatoriamente resultados histológicos de adenitis
inespecífica cinco años atrás, posteriormente se pudo realizar la confirmación
de la etiología tuberculosa de su proceso inflamatorio tumoral. Recomendamos
que se debe insistir en la investigación de la etiología de un síndrome adénico
hasta encontrar las causas que lo producen. En este particular la patología
inflamatoria en el curso de una enfermedad general como la tuberculosis es un
hallazgo significativo, por ser la glándula salival un sitio poco frecuente
donde asienta esta enfermedad, tal como lo hemos visto en la literatura nacional
y extranjera revisada.

Por otra parte, los Casos 2 y 3, con diagnóstico de Actinomicosis con distintas
formas de presentación macroscópicas, en los cuales el cuadro clínico no hizo
sospechar una enfermedad de origen infeccioso sino tumoral neoplásico. El
estudio anatomopatológico fue fundamental para el diagnóstico.

La actinomicosis es una infección bacteriana supurada de curso crónico,
causada por bacilos Gram (+) anaerobios o microaerofílicos, no esporulados, del
género Actinomyces. Se caracteriza por la formación de abscesos, fibrosis
tisular y presencia de tractos fistulosos en distintas localizaciones anatómicas,
afectando con mayor frecuencia las regiones cervicofacial (55%), torácica (20%)
y abdominopélvica (15%). Su baja frecuencia en la actualidad y sus distintas
ubicaciones anatómicas constituyen un desafío diagnóstico para las distintas
especialidades de la medicina. De las 14 especies de Actinomyces conocidas, 6
pueden ser patógenas para el hombre. Son comensales y habitantes normales de la
orofaringe, tracto gastrointestinal y tracto genital femenino. La infección
ocurre generalmente en inmunocompetentes, pero pude presentarse también como
una enfermedad oportunista en pacientes inmunosuprimidos.

Típicamente tiene como puerta de entrada una disrupción de la mucosa del
tracto gastrointestinal, pero la aspiración de secreciones de la orofaringe o
tracto gastrointestinal hacia el tracto respiratorio y la presencia de
dispositivo intrauterino, son también factores de riesgo importantes.

Tanto en cara y cuello, sitios más frecuentes de infección, como en otros
sitios afectados, la enfermedad puede manifestarse como un absceso piógeno
doloroso o como un cuadro indolente que evoluciona en forma crónica, formando
masas induradas indoloras a menudo acompañadas de tractos fistulosos que
descargan gránulos actinomicóticos. El diagnóstico de actinomicosis se hace más
certeramente aislando especies de actinomyces en medios de cultivo para
anaerobios, pero la demostración de gránulos actinomicóticos (?gránulos de
azufre?) en exudados y cortes histológicos sugieren fuertemente el diagnóstico.

Los virus representan un reto importante para la ciencia médica en su combate
contra las enfermedades infecciosas. Muchos virus causan enfermedades humanas de
gran importancia y diversidad.

La existencia de los virus se estableció en 1892, cuando el científico ruso
Dmitri I. Ivanovsky descubrió unas partículas microscópicas.
El nombre Virus viene del latín, que significa ?veneno?. Son entidades orgánicas
compuestas tan sólo de material genético, rodeado por una envuelta o envoltura
protectora. El término virus se utilizó en la última década del siglo XIX
para describir a los agentes causantes de enfermedades más pequeños que las
bacterias. Carecen de vida independiente, pero se pueden replicar en el interior
de las células vivas, perjudicando en muchos casos a su huésped en este
proceso. Los cientos de virus conocidos son causa de muchas enfermedades
distintas en los seres humanos, animales, bacterias y plantas. Dichas
enfermedades pueden ir desde un simple resfriado común hasta neoplasias
malignas con grado variable de agresividad.

Como es sabido, los Human Papiloma Virus (HPV) causan una variedad de verrugas y
otras condiciones y pueden permanecer en el cuerpo de por vida. Hay más de 60
diferentes tipos de ellos, Unos cuantos causan verrugas genitales otros se
asocian a neoplasias malignas del cervix, vulva o pene. No son rarezas, su
localización en otros sitios tales como vías aero-digetivas superiores, es
decir, laringe, amígdalas, fosas nasales. No obstante, estos autores no han
encontrado series de pacientes con la específica de la base de la lengua.


Bibliografia

1.
Frías SJA, Reyes VJO, Rodríguez GM: Actinomicosis cervicofacial.
Experiencia del Hospital Central Militar 1988-1994 Rev
ADM 1995; 52(2): 62-68.

2. Castellanos JL, Puig SL: Control infeccioso en odontología.Segunda parte Rev
ADM 1995; 52(2): 69-78.

3. Bayardo CRE, Mejia GJJ, Orozco MS, Montoya BK:Los malos hábitos orales en niños.
Etiología. Segunda parte Rev ADM 1995; 52(2): 79-88.
4.Casariego Z, Pérez H. Actinomicosis oral en un paciente VIH positivo.
Medicina Oral 1997;2:132-4.

5. Kingdom TT, Tami TA. Actinomycosis of the nasal septum in a patient infected
with the human immunodeficiency virus. Otolaryngol-Head-Neck-Surg.
1994;111:130-3

6. Dres. M. Atkinson., P.Rioseco, A. Radwell, J. Schalper, C.Vera, Alvaro
LLancaqueo, D. Aranzaes, F. Bello, S. Muñoz, interna S. Guerrero. Servicio de
Medicina Interna,Obstetricia, Anatomía Patológica Hospital Las Higueras.
Facultad de Medicina Universidad de Concepción

 

Dr.
Eduardo Arsenio Alfonso Morejón

Especialista
de 2do Grado en Otorrinolaringología

Cirujano
de Cabeza y Cuello

Profesor
Instructor

Candidato
a Doctor en Ciencias

Hospital
Docente Clínico Quirúrgico

"10
de Octubre"

Ciudad
de la Habana. CUBA.

eduardo.alfonso@infomed.sld.cu

 

Autores
Dr.
E. Alfonso Morejón, Dra. Nancy Sitchao Suárez2) , Dr. G. López Rodríguez1 ,
Dr. L.M. Alvarez Carrazana2 y Dra. S. Sánchez Muñoz2

(1)Servicio
de Otorrinolaringología.

Entradas relacionadas

  • Enfermedades Infecciosas transmitidas por alimentos…
  • Cuadros Sinópticos de Derecho I
  • Reunion Clinico-Patologica Hospital Clinico Quirurguico…
  • Enfermedades infecciosas y parasitarias de los peces de acuario
  • Indice 077
  • Planteamientos Clinico Patologica ppt
  • Errores diagnosticos en las principales causas de…
  • Correlacion entre diagnostico clinico e histopatologico