Inicio - Educacion

El desarrollo de habilidades comunicativas en los estudiantes

Introducción
Fundamentos teóricos del enfoque cognitivo, comunicativo y sociocultural. Conceptos
La competencia cognitiva, comunicativa y sociocultural. Conceptos
Dimensiones e indicadores de la competencia cognitiva, comunicativa y sociocultural
Propuestas de estrategias para el desarrollo de las habilidades comunicativas de los estudiantes
Estrategias de comprensión lectora
Conclusiones
Bibliografía básica

Introducción

Para nadie es un secreto que los estudiantes que ingresan en las diferentes carreras en las universidades cubanas, llegan con un elevado número de insuficiencias en su formación precedente, tanto de contenidos como en lo relativo al desarrollo de habilidades de todo tipo. Entre esas limitaciones sobresalen las escasas habilidades alcanzadas en el uso de la lengua materna, tanto en forma oral como escrita.

Los profesores universitarios nos quejamos de estas carencias de nuestros alumnos porque no saben expresarse adecuadamente, no comprenden los mensajes o textos, se les difculta sustentar un criterio, rebatir una opinión, argumentar, ejemplicar, etc. El glosario de insatisfacciones sería muy amplio, pero al final comprendemos que el problema básico estriba en que no han logrado un desarrollo favorable de las habilidades comunicativas básicas.

Esto no lo resolverán los alumnos por sí solos a lo largo de los años de la carrera y peor aún, quienes no los solucionen pueden quedar a lo largo del trayecto y no graduarse o en situaciones más lamentables: graduarse con las mismas insuficiencias con las que llegaron a la universidad y convertirse en un producto que va al mercado laboral sin las habilidades profesionales necesarias para su desempeño.

No cabe dudas de que estamos hablando de habilidades comunicativas que devienen en habilidades profesionales. ¿Qué profesional demostrará competencias, sin poder expresarlas a sus semejantes de forma oral o presentarlas por escrito a sus subordinados, en eventos o sencillamente publicarlas? La respuesta es obvia, pero el problema va más allá. Recordemos que alguien dijo que “nadie habla bien de lo que no sabe”[1]

Entonces ya adelantamos que el tema de la comunicación pasa por la cognición, es decir, no logramos habilidades para hablar o escribir sobre temas que no conocemos a profundidad.

Con independecnia de que hemos avanzado en las concepciones y teorías acerca de la enseñanza-aprendizaje de la lengua, aún prevalecen en muchos docentes y en los textos y programas vigentes, enfoques puramente normativos y estructuralistas, centrados en la gramática en sí misma y no en función de los procesos de comprensión y construcción de textos. Esto lastra los actuales enfoques y despoja a la enseñnza de la lengua de su naturaleza social, cultural y humana. (Roméu. A, 2007: 1). Estas manifestaciones también se evidencian en los programas de las carreras universitarias. Recordemos a José Martí cuando expresó: “A la gramática por la lengua; no a la lengua por la gramática. Modelos y no reglas”.

En la actualidad se observa una creciente tendencia a la concepción sociocultural de las investigaciones lingüísticas.[2] Angelina Roméu declara la necesidad de un tratamiento de las investigaciones desde múltiples aristas.

La necesidad de establecer nexos entre las disciplinas no es cuestión nueva: “establecer mecanismos de comunicación data de inicios del siglo XX, cuando aparece por vez primera el término multidisciplinariedad y luego, a mediados del siglo XX, el de interdisciplinariedad y más recientemente, a finales de la década de los noventa el de transdiciplinariedad” (Carmona. M, 2011: 177).

A todas luces, estamos ante un tema complejo, que se relaciona con la inter, la multi, y la transdiciplinariedad. Más adelante volveremos sobre esta cuestión.

Desarrollo:
Fundamentos teóricos del enfoque cognitivo, comunicativo y sociocultural. Conceptos

Este enfoque se sustenta en la concepción dialéctico-materialista del lenguaje como capacidad humana que se adquiere en el proceso de socialización del individuo.

Por otra parte, hereda los postulados del enfoque histórico-cultural de Vigostski al considerar el lenguaje como fenómeno social e histórico, el cual revela la unidad entre lo afectivo y lo cognitivo, lo interno y lo externo, el carácter activo de la conciencia y la lógica y necesaria relación entre enseñanza y desarrollo.

Permite el análisis de los procesos culturales como procesos de comunicación, que trascienden los espacios y contextos de comunicación social y humana. (Eco. H. 1988:24).

Está indisolublemente ligado a la concepción interdisciplinaria en los estudios de la lengua y asume los postulados de la lingüística discursiva y el análisis del discurso. (Van Dijk, 2000).

En la actualidad, resulta imprescindible la aplicación del enfoque cognitivo, comunicativo y sociocultural ya que este da respuesta a la necesidad de acercar la enseñanza de la lengua al uso real que de ella hacen los hablantes. Este enfoque revela los nexos entre los procesos cognitivos y comunicativos que expresan la unidad entre pensamiento y lenguaje y su dependencia al contexto sociocultural donde tienen lugar estos procesos.

Todo lo anterior nos lleva a afirmar que la enseñanza de la lengua implica por igual, no solo a los profesores de lengua, sino a todos en general sin distinción de áreas, y toma en consideración que en la clase tienen lugar procesos cognitivos y comunicativos que ellos deben dirigir y debido al papel que le corresponde a cada uno en el desarrollo sociocultural de sus alumnos como problema interdisciplinario.

Recordemos, al decir de Van Dijk, 2000:52 “la cognición, la sociedad y la cultura, así como su reproducción, necesitan del lenguaje, del discurso y de la comunicación”.
La competencia cognitiva, comunicativa y sociocultural. Conceptos

Por su actualidad y pertinencia, asumimos el concepto de competencia cognitiva, comunicativa y sociocultural de la doctora Angelina Roméu Escobar, quien la define como:

“…una configuración psicológica que comprende las capacidades cognitivas y metacognitivas para comprender y producir significados, los conocimientos acerca de las estructuras lingüísticas y discursivas y las habilidades y capacidades para interactuar en diversos contextos socioculturales, con diferentes fines y propósitos” (Roméu, A. 2003:13).

La competencia cognitiva, comunicativa y sociocultural constituye un todo indivisible, solo separada para su estudio desde el punto de vista metodológico. Teniendo en cuenta esta concepción integradora en la cual la cognición y la comunicación se dan en la personalidad, mediante la actividad en la interacción sociocultural, es necesario asumir tres dimensiones en su definición.
Dimensiones e indicadores de la competencia cognitiva, comunicativa y sociocultural

Dimensión cognitiva:

El concepto de cognición se entiende como los conocimientos que la persona posee, los procesos mentales mediante los cuales se construyen los significados y se genera el sentido y el lenguaje, en el que están implicados tanto lo cognitivo como lo afectivo.

Esta dimensión comprende tres indicadores: el sistema de conocimientos, las habilidades para la comprensión y construcción de significados y las actitudes relacionadas con la valoración de los procesos de comprensión y construcción de significados.

Dimensión comunicativa:

Esta dimensión implica saberes lingüísticos, sociolinguísticos, discursivos y estretégicos. Consiste en reconocer y usar el código lingüístico así como otros códigos (gestual, icónico, simbólico, proxémico, etc) así como las reglas que rigen las relaciones entre los signos; saber utilizarlos en diferentes situaciones y contextos de comunicación; construir discursos coherentes y saber usar estrategias que permitan iniciar, desarrollar y concluir la comunicación de forma exitosa.

Los indicadores de esta dimensión son: los conocimientos lingüísticos, sociolingüísticos, discursivos y estratégicos; las habilidades comunicativas y las actitudes relacionadas con el empleo de los medios comunicativos en diferentes textos.

Dimensión sociocultural:

Al definir esta dimensión se tiene en cuenta el connocimiento del hablante acerca del contexto, los diferentes roles de los participantes, su jerarquía social, su ideología; también se reconocen la identidad de los sujetos, sus sentimientos, estados de ánimo, sentido de pertenencia, su intención y finalidad comunicativa así como la situación comunicativa en que tiene lugar la comunicación.

Los tres indicadores de esta dimensión son: conocimientos referentes al contexto, las habilidades para lograr la adecuación al contexto y la actitud relacionada con el desenvolvimiento en diferentes contextos.
Propuestas de estrategias para el desarrollo de las habilidades comunicativas de los estudiantes

Antes de hablar de las estrategias de comunicación propiamente dichas, sería bueno tener presente que: “la enseñanza aprendizaje de las estrategias de comunicación (EC) puede contribuir a que los aprendices alcancen seguridad y auto-confianza en sus intentos de comunicar con los recursos que éstas le aportan, lo que incide en su motivación para aprender y usar la lengua meta” (Martín, F:2000)

Por otro lado, la simple declaración por los profesores de la importancia de las estrategias de comunicación no resuelve ningún problema en el acto comunicativo. Resulta necesario que el aprendiz conozca qué estrategias utiliza, en qué situación y con qué objetivo, y por lo tanto, que sea consciente de lo que hace y para qué lo hace o de modo inverso, que conozca el objetivo y se plantee la disyuntiva de decidir qué procedimientos le ayudarían a conseguir la comunicación de un modo más eficaz. (Martín, F: 2000).

Muchos de los problemas de la comunicación en el proceso docente educativo actual, están marcados por lo que ha significado durante siglos la enseñanza memorística y el modelo educativo centrado en los contenidos.

Este modelo se caracteriza por el énfasis en la transmisión de información, el profesor asume el rol protagónico, trata de inculcar nociones e introducirlas en la memoria del alumno, concebido éste como un receptáculo y depositario del conocimiento. Es una educación vertical y autoritaria o paternalista que predomina en el sistema educativo formal. Informa pero no forma.

¿Qué modelo de comunicación se manifiesta?

A esta concepción de educación corresponde el modelo clásico de comunicación: la comunicación transmisora o comunicación fonológica Este modelo de comunicación está basado en la existencia clásica de un emisor y un receptor. La información transita esencialmente del profesor (emisor) al alumno (receptor). Este modelo es unidireccional, por lo que no se establece en este caso un verdadero proceso de comunicación, que implica la alternancia de roles.

En estos momentos, urge el uso de estrategias que respondan al modelo educativo que centra su atención en los procesos. Es un modelo gestado en América Latina y tiene una clara orientación socio- política y cultural; uno de sus autores más representativos es Paulo Freire, que concibe la educación como praxis, reflexión y acción del hombre sobre el mundo para transformarlo.

Es el proceso educativo en el que el sujeto va descubriendo, elaborando, reinventando, haciendo suyo el conocimiento. No todo habrá de salir del autodescubrimiento del grupo, al que se le otorga un lugar especial en este modelo, y que es el eje del proceso. “Conocer no es adivinar”, dice Freire, por lo tanto “la información es un momento fundamental del acto de conocimiento”. Hay que tener en cuenta cómo y en qué contexto se proporciona, y lo más importante es la actitud crítica frente al objeto y no el discurso del educador en torno al mismo. De ahí que la información debe ir precedida de cierta problematización.

Es un modelo autogestionario ya que se basa en la participación activa del sujeto en el proceso educativo, quien se forma para participar en la sociedad. Sólo hay verdadero aprendizaje, según esta concepción, cuando hay proceso, cuando hay autogestión de los educandos.

¿Qué modelo de comunicación se manifiesta?

El modelo de comunicación es democrático o de comunicación dialógica, centrado en la participación mutua, en él se da el intercambio entre docentes y discentes; ambos, emisores y receptores, intercambian mensajes indistintamente. Esto supone una comunicación que abre múltiples canales que permiten el establecimiento de diversas redes en las relaciones entre educadores y educandos.

En este modelo, los procesos comunicativos no son meros instrumentos o estrategias del

aprendizaje, sino que constituyen su esencia; centran su atención en el proceso y no únicamente en sus resultados. Este modelo propugna que el educando piense y que ese pensar lo lleve a transformar la realidad.

La comunicación se manifiesta pues como diálogo, de doble vía, participativa. La educación como proceso comunicativo, como diálogo entre maestro y alumnos supone cambios no sólo en la concepción y organización del proceso pedagógico, sino también en los roles que tradicionalmente se les ha asignado a educadores y educandos, sin que desaparezca la autoridad moral y científica del docente.

Le corresponderá al docente ser facilitador, organizador y animador de esta comunicación.

El desarrollo de habilidades comunicativas en los estudiantes es un problema complejo y se hace concreto tanto en la lengua oral como en la lengua escrita. Por tal razón, al hablar de estrategias de comunicación no solo estamos refiriéndonos a las habilidades orales, también tenemos que pensar en las otras, aquellas que transitan por un proceso de comprensión, análisis y construcción de textos.

En el presente trabajo haremos referencia a estrategias de comprensión lectora, estrategias de construcción de textos y estrategias de expresión oral.
Estrategias de comprensión lectora

Se entiende por comprensión lectora el grado de desarrollo que alcanza el alumno en la obtención, procesamiento, evaluación y aplicación de la información contenida en el texto. Incluye la independencia, originalidad y creatividad con que el lector evalúa la información (Roméu, A: 1992)

Al decir de Angelina Roméu (1992), esta comprensión por parte del alumno puede ser inteligente, crítica y creadora.

Para que el alumno logre una comprensión inteligente necesita decodificar, determinar el significado de las incógnitas léxicas y esclarecer cuál es el que se actualiza en el contexto. Esto se obtiene si:

Encuentra “pistas”, palabras claves o expresiones significativas que le faciliten descubrir la intención del autor, por medio de inferencias.

Atribuye significados al texto a partir de su universo del saber.

Otorga sentido a las palabras según el contexto.

Establece relaciones causa-efecto y los nexos entre los componentes que integran el texto (discrimina lo esencial de lo secundario o accesorio, descubre las ideas básicas, los subtemas, etc.)

Resume el contenido.

Hace generalizaciones.

Descubre las relaciones del texto con otros (intertextualidad).

La comprensión crítica está dada en la asunción de argumentos para criticar el texto y asumir una posición ante este. Sigue siendo una lectura de tipo inteligente, pero más profunda. El lector se distancia del texto para criticarlo, enjuiciarlo, valorarlo, está en condiciones de tomar partido.

La comprensión creadora: es el nivel más profundo y se logra cuando el lector aplica lo comprendido y es capaz de traspolarlo. Este nivel de comprensión permite utilizar creadoramente los nuevos significados, el alumno crea, desarrolla la imaginación y asume una actitud independiente y puede llegar hasta la toma de decisiones al relacionar el texto con otros.

Dentro de la comprensión lectora, las estrategias de inferencias juegan un papel fundamental, son las que complementan la información explícita del texto.

1. Estrategias cognitivas y metacognitivas del proceso de construcción de textos.

Fases de la estrategia: planeación, textualización y autorrevisión.

Planeación: Tiene que ver con el universo del saber del individuo. Por su importancia, nos concentraremos en las estrategias de esta primera etapa.

Estrategias cognitivas. Se orientan a:

Buscar ideas para tópicos.

Rastrear información en la memoria, en conocimientos previos, en fuentes documentales.

Identificar el receptor y definir la intención.

Hacer inferencias para predecir resultados o completar información.

Seleccionar la información necesaria en función del tema y del receptor.

Elaborar esquemas mentales y resúmenes.

Manifestar metas del proceso.

Estrategias metacognitivas. Se orientan a:

Evaluar el conocimiento con que se cuenta para adquirir sentido y recordarlo.

Analizar variables personales para esta construcción.

Evaluar el plan a seguir.

Seleccionar estrategias personales.

Revisar, verificar o corregir las estrategias.

2. Estrategias para la elaboración de mapas conceptuales en la construcción de textos.

Estas estrategias sirven a profesores y alumnos, pero para estos últimos resulta una inestimable herramienta para resumir textos y estudiar los contenidos de las asignaturas. Ellos permiten:

Generar ideas.

Representar estructuras complejas.

Comunicar las ideas elaboradas.

Integrar conocimientos a partir de una base común.

Etapas para la construcción de los mapas conceptuales como estrategia para la construcción de textos escritos.

Etapa preparatoria y de diagnóstico: el profesor debe conocer al grupo para evaluar el texto y los contenidos que trabajará.

Etapa de activación de los conocimientos previos: los protagonistas son los alumnos, se activan los conocimientos previos almacenados en la memoria. En esta etapa se entrenará a los estudiantes en la comprensión y análisis del texto sobre el cual van a determinar los conceptos más importantes, el tema, las ideas principales, relaciones con otros textos, jerarquización de las ideas, etc.

Etapa de modelación y construcción del mapa conceptual: guiados por el profesor, se siguen los siguientes pasos:

Lectura del texto.

Selección de los conceptos que se incluirán.

Clasificación de estos conceptos de mayor a menor interés.

Establecimiento de relaciones entre los conceptos.

Ubicación de los conceptos por niveles.

Etapa de construcción de un texto a partir del mapa conceptual elaborado.

Etapa de examen o evaluación del texto elaborado: autoevaluación y evaluación crítica del texto elaborado: intención comunicativa, orden de las ideas, idea principal, ideas secundarias, ejemplos, a quién se dirige el texto, progresión temática, enlaces utilizados, etc.

3. Estrategias relacionadas con el vocabulario, el lenguaje y la predicción.

Estas estrategias tienen mucha relación con la comprensión lectora y en general con el resto de las estrategias de comunicación. En su implementación resulta vital el desarrollo de tres etapas fundamentales:

I. Trabajo con palabras claves y de difícil comprensión.

II. Desarrollo del lenguaje oral con preguntas que se relacionen con esas palabras.

III. Realización de preguntas de carácter predictivo.

4. Estrategias para el desarrollo de la expresión oral de los alumnos.

Al hablar de estas estrategias, creemos conveniente referirnos a las habilidades que defiende la Dra. Ana María Fernández [3]para el desarrollo de la comunicación.

La mencionada autora propone el enfoque de esta cuestión a partir del análisis de la propia acción comunicativa del maestro en el aula, su ejecución en los diferentes aspectos de la propia estructura del proceso: informativo y relacional. Se implican en ellas las siguientes habilidades:

1- HABILIDADES PARA LA EXPRESIÓN: posibilidad para expresar y trasmitir mensajes de naturaleza verbal o extraverbal. Elementos que intervienen:

Claridad en el lenguaje: Mensaje asequible al otro según su nivel de comprensión, coherencia, logicidad.

Argumentación. Presentar las ideas de formas diferentes, redundancia relativa.

Fluidez verbal. No hacer interrupciones o repeticiones innecesarias.

Originalidad. Expresiones no estereotipadas, vocabulario amplio.

Ejemplificación. Contenidos vinculados con la experiencia del otro.

Síntesis. Expresión de las ideas esenciales, resumir en breves palabras.

Elaboración de preguntas. De diferentes tipos, según el propósito del intercambio, para evaluar comprensión, juicios personales, para cambiar el curso del diálogo.

Contacto visual. Mantener la mirada al interlocutor.

Expresión de sentimientos coherentes. Correspondencia en el uso de los recursos verbales y no verbales.

Uso de recursos gestuales. Como apoyo al discurso verbal o en su sustitución.

2- HABILIDADES PARA LA OBSERVACIÓN: posibilidad de orientarse en la situación de comunicación a través de cualquier indicador conductual del interlocutor. En este caso se actúa receptor. Los elementos esenciales son:

Escucha atenta: percepción lo más exacta posible de lo que dice o hace el otro durante la situación de comunicación y asumirlo como mensaje.

Percepción del estado emocional del otro. Ser capaz de captar su disposición o no para la comunicación, actitudes favorables o rechazantes, estados emocionales, índices por ej. de cansancio, aburrimiento, interés a partir de signos no verbales.

3- HABILIDADES PARA LA RELACIÓN EMPÁTICA: posibilidad de lograr un verdadero acercamiento al otro. Sus elementos:

Personalización en la relación. Se evidencia en el nivel de conocimiento que se tiene del otro, la información que se tiene en cuenta para lograr un mejor entendimiento. Se expresa también en la confianza para la expresión de contenidos personales y en la posibilidad de predecir el comportamiento del otro.

Participación del otro. Brindar estimulación y retroalimentación adecuada, mantener una relación democrática, aceptar ideas, no interrumpir, promover la creatividad. Acercamiento afectivo. Expresar una actitud de aceptación, de apoyo, dar posibilidad de expresión de vivencias del otro.
Conclusiones

Se insiste en los fundamentos que sustentan las propuestas: el enfoque cognitivo, comunicativo y sociocultural de la enseñanza de la lengua y la competencia cognitiva, comunicativa y sociocultural.

Se destaca el papel de las dimensiones e indicadores de la competencia cognitiva, comunicativa y sociocultural para el trabajo del profesor en aras del desarrollo de las habilidades comunicativas de los alumnos.

Se deja claro que las propuestas de estrategias son solo una muestra de lo que podemos hacer en varias direcciones. El trabajo nunca estará agotado, la labor del profesor es inestimable en la búsqueda de estrategias de comunicación y siempre partirán del conocimiento de sus alumnos y el contexto sociocultural en que ellos se desenvuelven.

Bibliografía básica

Roméu Escobar, Angelina (2007): El enfoque cognitivo, comunicativo y sociocultural en la enseñanza de la lengua y la literatura. La Habana, Editorial Pueblo y Educación.

Sales Garrido, Ligia M (2007): Comprensión, análisis y construcción de textos. La Habana, Editorial Pueblo y Educación.

Carmona Rodríguez, Miriam (2011): Disciplina e interdisciplina: equilibrio necesario para los postgrados en Venezuela. Caracas, Publicaciones MPPEU-OPSU.

Martín Sarachaga, Felipe(2000): Las estrategias de aprendizaje y de uso de idiomas: una propuesta para fomentar el uso de estrategias de comunicación en el aula de ELE: memoria Fin de Máster. Universidad Antonio de Nebrija.

Tardo Fernández, Yaritza (2012): Estrategias de comunicación y desarrollo de la autonomía. Monografías.com

Autor:

DrC. Miguel Ángel Pérez Hernández

Profesor Titular. Departamento de Español, facultad de Comunicación y Lengua.

MSc. Maritza Julia sanatana Fonseca

Profesora Auxiliar. Departamento de Inglés, facultad de Comunicación y Lengua.

[1] Del autor. Tomado de la sabiduría popular.

[2] La tendencia creciente hacia una concepción sociocultural de las investigaciones lingüísticas, que revele los nexos entre la cognición, el discurso y la sociedad, pone de relieve su carácter interdisciplinario, multidisciplinario y transdisciplinario. Roméu. A, p 1.

[3] Ana María Fernández plantea que son habilidades para la comunicación, dadas en el proceso educativo. Sugerimos también consulra los anexos de la propia Ana maría, que son cuestionarios que permiten evaluar si se es buen comunicador a partir del proceso de recepción y emisión de los mensajes.

Entradas relacionadas

  • Tareas comunicativas profesionales para las asignaturas…
  • Sistema de tareas comunicativas Requerimientos metodologicos generales para su ejecucion
  • Estrategia para el perfeccionamiento del trabajo del…
  • Ensenanza del espanol a estudiantes del colegio estatal…
  • Estrategia metodologica para favorecer las habilidades…
  • La matematica en el desarrollo de las habilidades intelectuales…
  • El desarrollo de las habilidades en la Carrera de Logopedia….
  • Desarrollo de las habilidades de escritura mediante…